Las prioridades de la agenda global de desarrollo vienen marcadas por una participación pública sin precedentes

21 mar 2013

Nueva York – Las Naciones Unidas han presentado hoy las primeras conclusiones de una conversación global sin precedentes en la que ciudadanos de todo el mundo han sido invitados a colaborar con los Estados Miembros en la formulación de la futura agenda de desarrollo que permitirá seguir avanzando sobre la base de los Objetivos de desarrollo del Milenio (ODM) más allá de 2015, la fecha límite fijada para su conclusión. 

El informe de situación con las conclusiones iniciales titulado “The Global Conversation Begins” (“Comienza la conversación global”) ha sido entregado a más de 100 representantes de los Estados Miembros, que serán los que negocien la futura agenda de desarrollo – destinada a continuar el proceso iniciado con los ODM – y la agenda de desarrollo sostenible surgida de Río+20.

“Estamos reinventando la manera de tomar decisiones a nivel global”, ha dicho Olav Kjorven, Subsecretario General de la ONU y máximo responsable de la Dirección de Políticas de Desarrollo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). “La gente quiere que se tenga en cuenta su opinión a la hora de decidir en qué clase de mundo va a vivir, y nosotros estamos ofreciendo esa posibilidad, tanto a través de los medios digitales como de encuestadores puerta-a-puerta”.

Tres son las prioridades que emergen de cara a la futura agenda de desarrollo o “agenda post-2015”:

  • En primer lugar, es necesario acelerar los avances de los ODM y adaptarlos a los retos actuales, como las crecientes desigualdades internas en los países y el impacto de la globalización.
  • En segundo lugar, las consultas apuntan a la necesidad de crear una agenda universal que aborde retos como el deterioro ambiental, el desempleo y la violencia.
  • Tercero, el público desea participar tanto en la formulación de la agenda como en el seguimiento de los avances generados por la implementación del marco post-2015.

“La energía y el apetito por participar en estas consultas globales es enorme”, ha dicho John Hendra, Copresidente del Grupo de Tareas sobre los ODM del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo y Director Ejecutivo Adjunto de ONU Mujeres, organización que, junto con UNICEF, ha liderado el debate sobre el problema de la desigualdad. “Por supuesto, estamos ante un informe preliminar, pero queda ya claro que la desigualdad es un problema universal y, en ese contexto, la gente está pidiendo que la agenda posterior a 2015 tenga como eje la igualdad de género y los derechos de la mujer”. 

Hendra señaló también que las nuevas prioridades son, a grandes rasgos, consistentes con lo reflejado en el informe El Futuro que Queremos para Todos, elaborado por el Grupo de Trabajo de la ONU.

La iniciativa de Naciones Unidas, cuyo lanzamiento oficial tuvo lugar la semana pasada en Nueva York, hasta el momento ha logrado atraer a más de 200.00 personas de 189 países distintos a través de una combinación de medios digitales, aplicaciones para móviles, conferencias y encuestas llevadas a cabo con papeletas físicas.

Los equipos de la ONU en los Estados Miembros trabajan para asegurar que colectivos tradicionalmente ausentes de los procesos participativos a nivel mundial —como mujeres, comunidades indígenas, jóvenes, personas con discapacidad—sean consultados respecto a lo que dichos grupos consideran prioritario para el desarrollo de sus comunidades.

En Perú y Ecuador, los Equipos de País de la ONU se esfuerzan particularmente en consultar a las comunidades de la región amazónica.

En Uganda, una campaña de mensajes de texto ha llegado a 17.000 personas, las cuales han podido expresar sus opiniones sobre las cuestiones que les preocupan.

En Zambia, el debate sobre la agenda posterior a 2015 cuenta con el apoyo de la primera dama, Christine Kaseba Sata, y de personalidades del deporte y las artes.

Existen varias vías disponibles para participar en el diseño de la próxima agenda de desarrollo: hay cerca de 100 consultas nacionales en los Estados Miembros y once consultas temáticas sobre cuestiones como la desigualdad, la seguridad alimentaria y el acceso al agua potable; el público sigue aportando sus ideas a través del sitio Web El Mundo que Queremos Más Allá de 2015; y la gente puede dar su voto a seis de entre 16 prioridades para la agenda post-2015 en la encuesta MY World.

Las conclusiones extraídas de la conversación global serán  compartidas con el Secretario General de la ONU, los Jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la apertura de la Asamblea General de la ONU de 2013, y el Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible..

El informe “The Global Conversation Begins” será presentado ante el Grupo de Alto Nivel sobre la Agenda de Desarrollo Post-2015 –presidido por el Primer Ministro británico, David Cameron, y los presidentes Ellen Johnson-Sirleaf, de Liberia, y Susilo Yudhoyono, de Indonesia– en la reunión que el Grupo celebrará en Bali a finales de este mes.

Información de Contacto

Stanislav Saling, UNDP
stanislav.saling@undp.org
Tel: +1 646 781 4077
Cell: +1 917 346 1955

Sharon Grobeisen, UN Women
sharon.grobeisen@unwomen.org
Tel: +1 646 781 4753

¡HAZ OIR TU VOZ!

Encuesta Global

"My World" es una encuesta mundial de las Naciones Unidas para escuchar la voz de los ciudadanos. En colaboración con otros actores, el objetivo es capturar las voces de la gente, sus prioridades y sus puntos de vista. ¡Vota por tus prioridades! >>


Conversación Global

"THE WORLD WE WANT": Súmate a la conversación global que decidirá la futura agenda de desarrollo post-2015. Comparte tu perspectiva y tus prioridades, y envía tus contribuciones >>

Publicaciones de Interés
El Futuro que Queremos para Todos

Este informe contiene las principales recomendaciones que el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas para la Agenda de Desarrollo Post 2015 entregó al Secretario General de Naciones Unidas.

Informe de Desarrollo Humano 2011

El Informe afirma que los apremiantes desafíos globales de sostenibilidad y equidad deben tratarse de forma conjunta y, al mismo tiempo, identifica aquellas políticas a nacionales y globales que podrían dar un impulso a la consecución de estos objetivos vinculados.