El Informe sobre el Índice de Desarrollo Humano de 2013 muestra importantes avances desde 2000 en la mayoría de los países del Sur

14 mar 2013

Otros índices actualizados del Informe sobre Desarrollo Humano 2013 miden la igualdad de género, la pobreza extrema y las desigualdades en el IDH.

Ciudad de México - Noruega, Australia y Estados Unidos encabezan la clasificación de 187 países y territorios del último Índice de Desarrollo Humano (IDH); mientras que la República Democrática del Congo, desgarrada por los conflictos, y Níger, asolado por la sequía, presentan los valores más bajos de la medición de logros nacionales en salud, educación e ingresos del IDH, presentados hoy en el Informe sobre Desarrollo Humano 2013 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Sin embargo, Níger y la República Democrática del Congo, pese a sus constantes problemas de desarrollo, se ubican entre los países que han logrado los mayores avances en la mejora en el IDH desde 2000, señala el Informe. Las nuevas cifras del IDH evidencian una mejora continua en el desarrollo humano en la mayoría de los países.

"En las últimas décadas, países de todo el mundo se han encaminado hacia niveles más altos de desarrollo humano, como lo indica el Índice de Desarrollo Humano", dice el Informe 2013. "Se han observado mejoras notorias de todos los componentes del IDH en todos los grupos y regiones, con un mayor progreso en los países con un IDH bajo y medio. Sobre esta base, se considera que el mundo es cada vez más equitativo".

Catorce países han registrado notables aumentos en el IDH superiores al 2 % anual desde el año 2000. En orden de mejora, estos países son: Afganistán, Sierra Leona, Etiopía, Ruanda, Angola, Timor Oriental, Birmania, Tanzania, Liberia, Burundi, Malí, Mozambique, la República Democrática del Congo y Níger. La mayoría son países africanos con IDH bajo, y muchos de ellos están saliendo de extensos períodos de conflictos armados. Sin embargo, todos han logrado un progreso significativo reciente en materia de asistencia escolar, esperanza de vida y crecimiento del ingreso per cápita, según revelan los datos. 

La mayor parte de los países en los segmentos con IDH más elevado también han registrado aumentos constantes en el IDH desde 2000, aunque en niveles inferiores de mejora absoluta en el IDH que los países con mayores logros de la agrupación de países con IDH bajo.

Hong Kong, Letonia, la República de Corea, Singapur y Lituania mostraron la máxima mejora del IDH en un lapso de 12 años en el cuartil de desarrollo humano muy alto de países en el IDH; Argelia, Kazajistán, Irán, Venezuela y Cuba fueron los cinco países con desarrollo humano alto que lograron los mejores IDH; mientras que Timor Oriental, Camboya, Ghana, la República Democrática Popular Lao y Mongolia ocuparon los primeros puestos de crecimiento del IDH en la agrupación de países de desarrollo humano medio.

La tendencia general global apunta a la mejora continua del desarrollo humano. De hecho, ningún país del cual se disponía de datos completos exhibió un valor del IDH más bajo ahora que en 2000.

Cuando el IDH se ajusta para paliar las desigualdades internas en salud, educación e ingresos, algunas de las naciones más adineradas caen abruptamente en las clasificaciones: Estados Unidos desciende del puesto n.º 3 al n.º 16 en el IDH ajustado por la Desigualdad, y la República de Corea pasa del puesto n.º 12 al n.º 28. Suecia, por el contrario, asciende del n.º 7 al n. 4 cuando se consideran las desigualdades del IDH nacional.

"Los promedios nacionales ocultan grandes diferencias en cuanto a experiencias humanas; y tanto en países del Norte como del Sur, siguen existiendo fuertes disparidades", destaca el Informe, y cita el caso de Estados Unidos, que cuenta con un valor del IDH total de 0,94, pero un promedio de 0,75 en el caso de los residentes latinoamericanos y de 0,70 para los afroamericanos.

"En países con IDH muy alto, se advierten diferencias étnicas similares en cuanto a progreso del IDH en las poblaciones romaníes de Europa del Sur", consigna el Informe.

Las nuevas clasificaciones del IDH introducen el concepto de 'empate estadístico' por primera vez desde la inclusión del IDH en el primer Informe sobre Desarrollo Humano en 1990, para los países con valores de IDH que son idénticos en al menos tres puntos decimales. Irlanda y Suecia, cada uno con un valor del IDH de 0,916, están clasificados por igual en el séptimo puesto del nuevo IDH, por ejemplo, a pesar de que los valores del IDH de ambos países difieren al calcularse en cuatro o más puntos decimales.

"Después de consultar a numerosos expertos líderes en mediciones del desarrollo, hemos concluido que las diferencias superiores a una milésima de un porcentaje son insignificantes desde el punto de vista estadístico", afirmó Khalid Malik, director de la Oficina encargada del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD. "Cuando dos países tienen valores del IDH tan cercanos, lo más justo y preciso es que compartan el mismo puesto en la clasificación".

El Informe sobre Desarrollo Humano 2013, El ascenso del Sur: Progreso humano en un mundo diverso, es presentado hoy en la Ciudad de México por Helen Clark, Administradora del PNUD, y el Presidente de México Enrique Peña Nieto. El Informe analiza más de 40 países en desarrollo que han logrado rápidos avances en el desarrollo humano en los últimos años por medio de una inversión sostenida en educación, salud y otros servicios sociales, y de un compromiso estratégico con la economía mundial.

El Anexo estadístico del Informe 2013 incluye también dos índices experimentales, el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) y el Índice de Desigualdad de Género (IDG).

El IDG está diseñado para medir las desigualdades de género, según sean presentadas por los datos nacionales sobre salud reproductiva, empoderamiento de las mujeres y participación en el mercado de trabajo. Los Países Bajos, Suecia y Dinamarca encabezan el IDG, con la menor desigualdad de género. Las regiones con mayor desigualdad de género, según las mediciones del IDG, son África Subsahariana, Asia Meridional y los Estados Árabes.

El Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) examina los factores a nivel de los hogares que, en forma conjunta, ofrecen un retrato más completo de la pobreza que las mediciones de ingresos por sí solas. El IPM no puede usarse para clasificaciones nacionales, debido a las diferencias significativas entre los países con respecto a los datos de encuestas de hogares disponibles.

En los 104 países analizados según el IPM, se estima que alrededor de 1,56 mil millones de personas viven en situación de pobreza multidimensional. Todos los países con los porcentajes de “IPM pobre” más elevados pertenecen a África: Etiopía (87 %), Liberia (84 %), Mozambique (79 %) y Sierra Leona (77 %). Sin embargo, los máximos números absolutos de personas con pobreza multidimensional viven en Asia Meridional, incluidos los 612 millones de India, solamente.

El Anexo estadístico también presenta datos correspondientes específicamente al Informe 2013, entre los que se incluyen la expansión de lazos comerciales entre los países en desarrollo, las tendencias migratorias, la creciente conectividad mundial a Internet y la satisfacción pública con los servicios gubernamentales, así como también la calidad de vida individual en los distintos países.

Asimismo, el Informe revisa las tendencias clave del desarrollo regional, señaladas por el IDH y otros datos:

  • Estados Árabes: El valor del IDH promedio de la región de 0,652 es el cuarto de las seis regiones de países en desarrollo analizadas en el Informe, según el cual Yemen ha logrado el crecimiento más rápido del IDH desde el año 2000 (1,66 %). La región posee la menor proporción de empleo en la población (52,6 %); muy por debajo del promedio mundial de 65,8 %.
  • Asia Oriental y el Pacífico: La región tiene un valor del IDH promedio de 0,683, y registró un crecimiento del valor anual del IDH entre 2000 y 2012 del 1,31 %, en el que Timor Oriental ocupó el primer puesto con el 2,71 %, seguido por Birmania, que llegó al 2,23 %.  La región de Asia Oriental y el Pacífico ostenta la mayor proporción de empleo en la población (74,5 %) del mundo en desarrollo.
  • Europa del Este y Asia Central: El valor del IDH promedio de 0,771 es el más elevado de las seis regiones de los países en desarrollo. La pobreza multidimensional es mínima, pero tiene la segunda proporción de empleo en la población más baja (58,4 %) de las seis regiones.América Latina y el Caribe: El valor del IDH promedio de 0,741 es el segundo más alto de las seis regiones, superado únicamente por el promedio de Europa del Este y Asia Central. La pobreza multidimensional es relativamente baja, y la satisfacción general con la vida, según mediciones de la Encuesta Mundial de Gallup, es de 6,5 en una escala del 0 al 10; es decir, la más elevada de todas las regiones.
  • Asia Meridional: El valor del IDH promedio de la región de 0,558 es el segundo más bajo del mundo. Entre 2000 y 2012, la región registró un crecimiento anual del 1,43 % en el valor del IDH, que es el más elevado de las regiones. Afganistán logró el crecimiento más rápido (3,9 %), seguido por Pakistán (1,7 %) e India (1,5 %).
  • África Subsahariana: El valor del IDH promedio de 0,475 es el más bajo de todas las regiones, pero el ritmo de mejora se está acelerando. Entre 2000 y 2012, la región registró un crecimiento anual promedio del 1,34 % en el valor del IDH; cifra que la ubica segunda solo después de Asia Meridional, con el crecimiento más rápido del IDH alcanzado por Sierra Leona (3,4 %) y Etiopía (3,1 %).

Información de Contacto

William Orme
Tel: +1 212 906 6763
Cell:  +1 917 607 1026
william.orme@undp.org

Sophia Qureshi
Tel: +1 212 906 5797
Cell: +1 202 446 7679
sophia.qureshi@undp.org