Nuevo proyecto del PNUD se centra en la igualdad de género en Afganistán

16 nov 2012

image La ministra afgana de Asuntos de la Mujer, Hussn Banu Ghazanfar, y la Administradora Asociada del PNUD, Rebeca Grynspan, firman un nuevo proyecto de igualdad de género, Kabul (Foto: PNUD)

Kabul, Afganistán - En una visita de dos días a Afganistán realizada esta semana, la Administradora Asociada del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Rebeca Grynspan, dio inicio a un proyecto de US$30 millones que busca promover la igualdad de género mejorando el acceso a servicios legales y oportunidades económicas para las mujeres. Además, busca fortalecer la labor del ministerio de asuntos de la mujer para mejorar la situación de las mujeres en el país.

En una reunión con la Ministra afgana de Asuntos de la Mujer, la señora Hussn Banu Ghazanfar, y representantes de asociaciones de mujeres afganas, Grynspan escuchó las inquietudes de las mujeres en un país en constante conflicto.

Las mujeres indicaron que una de las principales preocupaciones es lograr seguridad y protección legal contra la violencia y la discriminación. Las oportunidades económicas, la participación política, el mejor acceso a educación y otros servicios comunitarios básicos también son prioridades del programa.

Representantes de la sociedad civil dijeron que querían cumplir una función más activa en las negociaciones de paz, pero que necesitan mejorar sus capacidades de negociación. No obstante, muchos temen que mantener la paz en Afganistán pueda ser mucho más complejo que llegar a un acuerdo. A las mujeres también les preocupa que los compromisos que se tomen en el proceso actual de consolidación de la paz generen un retroceso en sus derechos.

“No podemos permitir que desaparezcan los logros que ya hemos obtenido”, señaló Ghazanfar.

Respecto de las elecciones nacionales programadas para 2014, una representante dijo que estaba orgullosa de la alta proporción de mujeres en el parlamento (la Constitución exige un mínimo de 25%) pero agregó que es necesario fortalecer la representación femenina en otros niveles de la sociedad, junto con su participación activa en el proceso electoral.

“Cada vez que desviamos la mirada, la participación de las mujeres en política disminuye, por lo que debemos estar siempre atentas”, agregó Grynspan.

Otra prioridad es la protección legal para las mujeres. Las estadísticas indican que en el último año ha aumentado la violencia en su contra. Sobre la base de los resultados logrados hasta ahora, el nuevo proyecto busca ampliar el acceso a servicios legales a 5.500 mujeres afectadas por la violencia de género en cada una de las 19 provincias afganas. Además, se crearon 52 centros de ayuda legal para las mujeres y se celebrarán 40 sesiones de capacitación para líderes religiosos, jueces y funcionarios policiales con el fin de promover la sensibilidad de género.

Estos servicios se complementan con actividades que cuentan con el apoyo del Fondo Fiduciario para el orden público en Afganistán, administrado por el PNUD, el que también ofrece apoyo y orientación legal a las víctimas de violencia de género. En la actualidad, hay 33 unidades de respuesta familiar en funcionamiento en todo el país y pronto se crearán otras 50. En ellas, trabajan principalmente mujeres oficiales de policía reclutadas con apoyo del mismo fondo fiduciario. Hasta ahora, se ha reclutado un total de 1.400 mujeres como miembros de la Fuerza Policial Nacional Afgana, lo que forma parte de una iniciativa mayor para robustecer el cuerpo policial mediante la capacitación y la gestión de salarios fijos a unas 140.000 funcionarias en todo el país.

“Las complementariedades de estos dos programas son importantes porque se integran cada vez más mujeres a la lucha contra la violencia”, comentó Grynspan.

La creación de oportunidades económicas para ellas también es un tema fundamental en el programa. A través del nuevo proyecto de igualdad de género, cada año cerca de 300 empresarias recibirán asistencia para desarrollar negocios propios, con un total cercano a las 1.000 nuevas empresarias en 2015. De acuerdo con las estadísticas del gobierno, en la actualidad solo hay 458 empresarias registradas en Afganistán.

“Tener ingresos es igual a ganarse el respeto”, señaló una de las representantes de las asociaciones de mujeres.

El nuevo proyecto de igualdad de género preparará a las mujeres durante todo el proceso de creación de la empresa, situación que refuerza su posición en las comunidades.

Información de Contacto

PNUD Afganistán
Trygve Olfarnes trygve.olfarnes@undp.org Tel: +93 (0) 791903094