Veinte pequeños Estados Insulares en desarrollo se unen para reducir el uso de combustibles fósiles

08 may 2012

Bridgetown — La "Conferencia sobre el logro de la energía sostenible para todos en los pequeños Estados insulares en desarrollo" finalizó hoy con la aprobación de la Declaración de Barbados en la que se hace un llamamiento al acceso universal a servicios energéticos modernos y asequibles, al tiempo que se protege el medio ambiente, se pone fin a la pobreza y se crean nuevas oportunidades de crecimiento económico.

La Declaración, aprobada unas pocas semanas antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), contiene un anexo con los compromisos voluntarios asumidos por 20 pequeños Estados insulares en desarrollo sobre la adopción de medidas con miras a proveer acceso universal a la energía, hacer la transición a la energía renovable y reducir la dependencia de combustibles fósiles.

El país anfitrión de la Conferencia anunció su plan de aumentar la proporción de la energía renovable en Barbados al 29% de todo el consumo eléctrico antes de 2029.

“En 2029 esperamos haber reducido los gastos totales de electricidad en 283,5 millones de dólares de los EE.UU. y las emisiones de CO2 en 4,5 millones de toneladas”, afirmó el Primer Ministro de Barbados Freundel Stuart. “Además, prevemos una reducción general del 22% del consumo eléctrico proyectado como resultado de la aplicación de medidas de eficiencia energética.”

Algunos de los compromisos asumidos por otros pequeños Estados insulares en desarrollo son los siguientes:

  • Maldivas se comprometió a lograr la neutralidad con respecto al carbono en el sector de la energía en 2020
  • Las Islas Marshall se proponen llevar electricidad a todos los hogares urbanos y al 95% de los hogares rurales de los atolones exteriores en 2015
  • Mauricio se comprometió a aumentar la proporción de energía renovable, incluidos la energía solar, la energía eólica, la energía hidroeléctrica, el bagazo y el gas de vertederos, al 35% o más en 2025
  • Seychelles se comprometió a producir el 15% de la energía que consume de fuentes de energía renovable en 2030

En la Declaración se reconoce la importancia de la Iniciativa Energía Sostenible para Todos del Secretario General de las Naciones Unidas y que las cuestiones de energía actuales no pueden resolverse de manera unilateral sino por medio del diálogo abierto y la cooperación.

En la Declaración se afirma que los delegados siguen “profundamente preocupados por que la mayoría de los pequeños Estados insulares en desarrollo dependen en gran medida del petróleo importado y de otros combustibles fósiles para el transporte y la generación de electricidad. Se trata de una importante fuente de vulnerabilidad económica para los pequeños Estados insulares en desarrollo que los deja sumamente expuestos a la inestabilidad de los precios del petróleo”.

La Declaración de Barbados destaca que en muchos pequeños Estados insulares hay opciones comercialmente viables para suministrar energía, como la energía eólica, solar, geotermal y oceánica.

“No obstante, debe velarse por que estas tecnologías sean accesibles, asequibles y adaptables a las necesidades y situación particular de las comunidades de los pequeños Estados insulares en desarrollo”, señala la Declaración. “En tal sentido, instamos enérgicamente a la comunidad internacional, especialmente a los países desarrollados, a que garanticen la provisión de recursos financieros, la transferencia de tecnología y la creación de capacidad a los pequeños Estados insulares en desarrollo.”

La Conferencia de dos días reunió a más de 100 jefes de Estado, ministros, destacados expertos en desarrollo, activistas de la sociedad civil, directores de empresas y funcionarios de las Naciones Unidas de 39 países del Caribe, el Pacífico, el Océano Índico y África, que pertenecen al grupo de pequeños Estados insulares en desarrollo.

“Nuestra presencia global, conocimientos en materia de creación de capacidad y amplia experiencia en financiación del desarrollo nos permiten ayudar a los pequeños Estados insulares en desarrollo a lograr su transformación hacia la energía sostenible para todos, ayudándoles a desarrollar sus capacidades para atraer inversiones”, afirmó Michelle Gyles-McDonnough, Coordinadora Residente de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD en Barbados y la Organización de los Estados del Caribe Oriental.

La Declaración reitera que “los resultados de Río+20 deben ser ambiciosos y transmitir la urgencia de adoptar plenamente el programa sobre el desarrollo sostenible, incluido el logro de todos los compromisos relacionados con los pequeños Estados insulares en desarrollo”.

Acerca de la Conferencia:
La Conferencia de Barbados ha sido organizada conjuntamente por el Gobierno de Barbados y el PNUD con el apoyo de Australia, Noruega, la Fundación de las Naciones Unidas, la Oficina del Alto Comisionado Británico en Barbados, la Alianza de Energía y Clima de las Américas de la Organización de los Estados Americanos, la Iniciativa para la energía sostenible entre pequeños Estados insulares en desarrollo (SIDS DOCK) y Archers Hall Design Centre.

Información de Contacto

Stanislav Saling
UNDP New York, stanislav.saling@undp.org
Janine Chase
UNDP Barbados, janine.chase@undp.org