Índice de Desarrollo Humano 2011: Noruega figura en el primer lugar y RD del Congo en el último

02 nov 2011

image (Foto: ©UNDP/Arantxa Cedillo)

El Índice de Desarrollo Humano de 2011 clasifica a 187 países y territorios. Las desigualdades internas hacen perder puestos a Estados Unidos y Corea del Sur, entre otros

Copenhague – Noruega, Australia y los Países Bajos ocupan los primeros lugares del mundo en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de 2011, mientras que la República Democrática del Congo, Níger y Burundi se encuentran en los últimos lugares de la clasificación que mide indicadores nacionales de salud, educación e ingresos en todo el mundo. Estas son las conclusiones del Informe sobre Desarrollo Humano de 2011 titulado Sostenibilidad y equidad: Un mejor futuro para todos, dado a conocer hoy por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Estados Unidos, Nueva Zelandia, Canadá, Irlanda, Liechtenstein, Alemania y Suecia se suman a los tres países anteriores para ocupar los primeros 10 puestos del IDH de 2011. Sin embargo, si se tienen en cuenta las desigualdades internas en materia de salud, educación e ingresos, algunas de las naciones más ricas del mundo quedan excluidas de los primeros 20 lugares: Estados Unidos cae del puesto 4 al 23; la República de Corea, del 15 al 32 e Israel, del 17 al 25.

Estados Unidos e Israel pierden puestos en el Índice de Desarrollo Humano ajustado por la Desigualdad (IDH-D), debido principalmente a la desigualdad de ingresos. Estados Unidos también debe parte de esta caída a la desigualdad en el acceso a atención de salud, mientras que la brecha generacional en acceso a educación impide que la República de Corea obtenga mejor puntuación en este indicador.

Otros países que han mejorado su desempeño en el IDH-D lo han conseguido gracias a avances en la igualdad de acceso a salud, educación e ingresos. Suecia, por ejemplo, da un salto del puesto número 10 al 5; mientras que Dinamarca trepa del 16 al 12 y Eslovenia, del lugar 21 al 14.

Tanto este índice como los otros dos indicadores compuestos, el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) y el Índice de Desigualdad de Género (IDG), fueron diseñados para complementar el Índice de Desarrollo Humano, que se basa en las medias nacionales de educación, esperanza de vida e ingreso per cápita. Este año 2011, se ha computado el IDH de 187 países y territorios, lo que supone un avance desde el año 2010, cuando se analizaron los datos de 167 países. Este progreso refleja las mejoras conseguidas por muchos países insulares del Caribe y el Pacífico en la disponibilidad de datos. Por esta razón, los autores advierten que la clasificación mundial de países elaborada este año no es comparable con la publicada en el Informe del año pasado.

“El Índice de Desarrollo Humano ajustado por la  desigualdad nos permite valorar mejor los avances de todos los segmentos de la sociedad y no solo del mítico ciudadano ‘promedio’”, explica Milorad Kovacevic, jefe de estadísticas del Informe sobre Desarrollo Humano. “Creemos que, a la hora de resolver la ecuación, la distribución del acceso a salud y a educación es igualmente importante que el ingreso. En ese sentido, los datos corroboran que estamos ante grandes desigualdades en muchos países”.

El Informe de 2011 revela que la distribución del ingreso ha empeorado en la mayoría de los países. Así, América Latina sigue siendo la región más desigual en materia de ingresos, a pesar de que algunos países, como Brasil y Chile han conseguido reducir sus respectivas brechas internas en este ámbito. Sin embargo, el Informe también muestra que, en términos generales o si se tiene en cuenta la esperanza de vida y el nivel de escolaridad, América Latina es más equitativa que África Subsahariana o Asia Meridional.

Para medir la distribución del ingreso y otras variables, como la esperanza de vida y el nivel de escolaridad de una población nacional, el IDH-D aplica la metodología que formuló el reconocido economista británico Sir Anthony Barnes Atkinson. “Utilizamos el método de Atkinson para medir las desigualdades en salud, educación e ingresos porque es más sensible que el coeficiente de Gini a las variaciones que se observan en el extremo inferior de la escala”, señala Kovacevic.

Los niveles promedio en el IDH han mejorado considerablemente desde 1970, en 41% a nivel mundial y en 61% en los actuales países con IDH bajo. Esta mejora hace eco de los grandes avances conseguidos en salud, educación e ingresos. El Informe de 2011 también analiza el progreso alcanzado en los últimos años y da a conocer las tendencias nacionales más recientes. Por ejemplo, entre 2006 y 2011, 72 naciones han subido puestos en la clasificación mundial, de los cuales Cuba es el que más ha mejorado (10 puestos hasta el lugar 51), seguido de Venezuela y Tanzanía (7 puestos cada uno hasta los lugares 73 y 152, respectivamente). Por otro lado, otros 72 países han perdido puestos, como Kuwait (8 puestos para quedar en el lugar 63) y Finlandia (7 puestos y el lugar 22).

Los 10 países que ocupan los últimos puestos del IDH de 2011 están en la región de África Subsahariana: Guinea, República Centroafricana, Sierra Leona, Burkina Faso, Liberia, Chad, Mozambique, Burundi, Níger y la República Democrática del Congo.

A pesar los importantes avances logrados recientemente, en estos países con IDH bajo el ingreso todavía es insuficiente, las oportunidades de estudio son reducidas y la esperanza de vida está muy por debajo de la media mundial debido en gran parte a enfermedades evitables y para las que existe tratamiento, como el paludismo y el sida. En muchos de ellos además, estos problemas van acompañados del legado destructivo de conflictos armados. En la República Democrática del Congo, que se encuentra última en la clasificación del IDH de este año, más de tres millones de personas han muerto a causa de la guerra y de enfermedades relacionadas con el conflicto. Allí también las Naciones Unidas están implementando la operación de mantenimiento de la paz más grande de la historia.

Índice de Desigualdad de Género
Suecia es el país más avanzado del mundo en igualdad de género. Así lo indica este índice compuesto que pondera los resultados obtenidos en salud reproductiva, años de escolarización, representación en el parlamento y participación en el mercado laboral. Detrás de Suecia en la clasificación por desigualdad de género se ubican los Países Bajos, Dinamarca, Suiza, Finlandia, Noruega, Alemania, Singapur, Islandia y Francia.

Por el contrario, Yemen se encuentra en el último puesto de los 146 países que integran esta clasificación, seguido de Chad, Níger, Mali, la República Democrática del Congo, Afganistán, Papua Nueva Guinea, Liberia, República Centroafricana y Sierra Leona. En Yemen, solo 7,6% de las mujeres tiene educación secundaria, en comparación con 24,4% de los hombres; apenas 0,7% de los escaños parlamentarios son ocupados por mujeres, a diferencia de 74% por los hombres; por último, solo 20% de las mujeres en edad laboral tiene un trabajo remunerado.

“En África Subsahariana, los retrocesos más perjudiciales surgen de la desigualdad de género en el acceso a educación y la mortalidad materna y la tasa de fecundidad adolescente, que son considerablemente altas”, señalan los autores del Informe. “En Asia Meridional, las mujeres van a la zaga de los hombres en todas las dimensiones que mide el Índice de Desigualdad de Género, pero las falencias más marcadas son en educación, representación femenina en el parlamento nacional y participación en la fuerza laboral. Por otro lado, en los Estados Árabes las mujeres se ven afectadas por la desigualdad en la participación en la fuerza laboral (en torno a la mitad de la media mundial) y el bajo nivel de escolaridad.

Índice de Pobreza Multidimensional
Este índice examina variables que afectan a los hogares, como acceso a agua potable, combustible que se utiliza para cocinar y acceso a servicios de salud, así como los bienes que posee una familia y las normas de construcción de viviendas. En conjunto, estos factores proporcionan una imagen de la pobreza mucho más completa que la mera medición del ingreso familiar.

Según este índice, en el decenio que culminó en 2010 hay unos 1.700 millones de personas que viven en una situación de pobreza “multidimensional” en 109 países. Esta cifra representa a la tercera parte de la población total de los países que integran la muestra, que llega a 5.500 millones de personas. Se trata de resultados similares a la cifra de 1.300 millones de pobres que se obtiene con la estimación de la línea de pobreza en 1,25 de dólares al día. Esta es la medida que utilizan los Objetivos de desarrollo del Milenio (ODM) de la ONU para reducir la pobreza “extrema” a la mitad antes de 2015.

Níger es el país donde más personas se encuentran en situación de pobreza multidimensional (92% de la población), seguido de Etiopía y Mali, donde la proporción llega a 89% y 87%, respectivamente. Según este indicador, los 10 países más pobres del mundo se encuentran en África Subsahariana. Sin embargo, la región donde hay más pobres multidimensionales es en Asia Meridional: en India, Pakistán y Bangladesh habita el mayor número absoluto de personas que son pobres en las diversas dimensiones que mide este índice.

El IPM también arroja luz sobre los problemas medioambientales que sufren las familias más pobres, como la contaminación intradomiciliaria y las enfermedades que se contraen por contacto con aguas contaminadas. El Informe destaca que en Asia Meridional y África Subsahariana, más de 90% de las personas en esta situación de pobreza multidimensional no tienen dinero para adquirir combustibles no contaminantes y utilizan principalmente leña para cocinar. Por otro lado, 85% de ellos carece de acceso a servicios básicos de saneamiento.

Contactos del PNUD

Nueva York
(Sr) William Orme
Tel: +1 212 906 6763
Cell: +1 917 607 1026
william.orme@undp.org

(Srta.) Carolina Azevedo
Tel.: +1 212 906 6127
Cell: +1 917 213 0617
carolina.azevedo@undp.org

(Srta.) Botagoz Abdreyeva
Tel: +1 212 906 3690
botagoz.abdreyeva@undp.org

Bangkok
(Srta.) Cherie Hart
Tel: +662 288 304 9100 Ext. 2133
Cell: +66 8 1 918 1564
cherie.hart@undp.org

Ginebra and París
(Sr.) Adam Rogers
Tel: +41 22 9178541
Cell: +41 798490679
adam.rogers@undp.org

Bruselas
(Sr.) Laurent Standaert
Tel: +32 2 504 90 50
Cell: +32 485 16 68 38
laurent.standaert@undp.org

Oslo
(Sr.) Trygve Olfarnes
Tel: +47 2212 1613
Cell: +47 9415 6028
Trygve.olfarnes@undp.org

Copenhague
(Srta.) Mette Fjalland
Tel: +45 3546 7154
Cell: +45 5183 6228
Mette.fjalland@undp.org

Estocolmo
(Srta.) Monica Lorensson
Tel: +46 (0)8 545 232 50
Cell: +46 (0) 768 83 96 56
monica.lorensson@undp.org

Tokyo
(Sr.) Toshiya Nishigori
Tel. +81 3 5467 4875
Cell: +81 90 7200 3295
toshiya.nishigori@undp.org

Nueva Delhi
(Sra.) Surekha Subarwal
Tel.: +91 11 46532346
Cell: +91 98 10153924
surekha.subarwal@undp.org 

Johannesburgo
(Sra.) Maureen Mundea
Tel.: +27 11 6035513
Cell: +27 716718734
maureen.mundea@undp.org

Dakar
(Sra.) Maimouna Mills
Tel.: +221 33 869 0653
Cell: +221 77 529 12 98
Maimouna.mills@undp.org

El Cairo
(Sr.) Noeman M M AlSayyad
Tel: +20 2 27 70 22 42
Cell: +20 10 181 187 6
noeman.alSayyad@undp.org

Bratislava
(Sr.) Zoran Stevanovic
Tel.: +421 2 59 337 428
Cell: +421 908 729 846
zoran.stevanovic@undp.org

Panamá
(Sr.) Pablo Basz
Tel: +507 305 4864
Cell: +507 6674 2224
pablo.basz@undp.org

Washington, D.C.
(Srta.) Sarah Jackson-Han
Tel.: +1 202 331 9130
Cell: +1 202 674 7442
sarah.jackson-han@undp.org

Informe sobre Desarrollo Humano 2011
Informe

Sostenibilidad y equidad: Un mejor futuro para todos. El infome indica que los avances en los países más pobres del mundo podrían frenarse o retroceder si no se toman medidas decididas para frenar el cambio climático, evitar la degradación del medioambiente y reducir las profundas desigualdades entre las naciones y al interior de ellas.

Descargar el Informe
Conversación con Helen Clark en Twitter
thumbnail

Únase a la conversación con Helen Clark en Twitter sobre el Informe sobre Desarrollo Humano  y el Índice de Desarrollo Humano 2011, el miércoles 2 de noviembre 2011 a las 3:30 GMT (9.30 am Nueva York).

Sigue la conversación