Funcionarios y expertos piden mejores leyes sobre VIH y más acción en América Latina

29 jun 2011

San Pablo, Brasil – Cerca de 90 funcionarios, expertos y miembros de sociedad civil de 18 países de América Latina concluyeron dos días de conversaciones el lunes para debatir acerca de cómo los entornos legales afectan al VIH y desarrollo en la región. Asimismo se insistió en la necesidad de poner fin a la violencia y la discriminación contra las personas que viven con el VIH y demandar un mejor acceso a aquellos tratamientos contra el VIH que pueden salvar vidas.

"No es una coincidencia que la Comisión Mundial sobre el VIH y la Ley haya convocado a su diálogo regional en Brasil", dijo Heraldo Muñoz, Director Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a los participantes del Diálogo Regional de la Comisión Mundial sobre el VIH y la Ley.

"El compromiso de Brasil con respeto a los derechos humanos y a abordar las desigualdades subyacentes que alimentan la epidemia se ha traducido en una campaña de prevención y en esfuerzos de tratamiento que destacan entre los demás países. Además, lo más importante, ha dado lugar a reducciones tangibles en las tasas de infección".

Representantes de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, y Venezuela participaron en el cuarto de los siete diálogos regionales convocados por el PNUD en nombre del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH / SIDA (ONUSIDA).

Las conclusiones del debate, moderado por el ex periodista de CNN en Español Jorge Gestoso, serán aprovechadas por la Comisión Global sobre el VIH y la Ley para sus recomendaciones. Durante el diálogo todos los participantes pudieron compartir experiencias, opiniones e inquietudes y encontrar formas innovadoras de cómo las leyes y políticas pueden contribuir eficazmente a lograr mejores resultados en los ámbitos del VIH, la salud y el desarrollo.

"Si no enfrentamos las incómodas desigualdades, las injusticias y las normas de la estigmatización de nuestras sociedades e instituciones que se han negado por mucho tiempo, nuestros frágiles logros en VIH y desarrollo se perderán, y el costo humano y financiero se cobrará un gran arancel que podría haberse evitado ", dijo la comisionada Ana Helena Chacón Echeverría, de Costa Rica.

Los participantes concluyeron que:

  • Los países deben invertir en la implementación de leyes para proteger a las personas que son estigmatizadas, discriminados y criminalizadas.
  • La criminalización de las personas que viven con el VIH, incluyendo mujeres, jóvenes, hombres, mujeres y trabajadores del sexo transexuales, gays y personas transexuales sigue siendo una barrera para las respuestas eficaces al VIH y está vinculada a una mayor violencia experimentada por estos grupos.
  • La violencia contra las personas que viven con el VIH, incluyendo mujeres, jóvenes, trabajadores/as del sexo, gays, hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y personas trans sigue siendo una barrera importante para las respuestas eficaces al VIH y debe ser detenido, con una tolerancia cero hacia la violencia policial.
  • Cuando las leyes causan daño y provocan contradicciones legales que provocan una mayor vulnerabilidad y violaciones a los derechos humanos, estas leyes deben ser cambiadas.
  • Deben frenarse aquellas influencias religiosas y culturales en la promulgación de leyes y en su cumplimiento que se traduzcan en una mayor vulnerabilidad al VIH.
  • El derecho de propiedad intelectual no debe impedir el acceso universal a los tratamientos antirretrovirales que salvan vidas.

Aunque el VIH es una epidemia relativamente estable en América Latina, el número de personas que viven con el VIH aumentó de 1,1 millones a 1,4 millones, entre 2001 y 2009.

Poblaciones clave como hombres que tienen sexo con hombres, personas trans, trabajadoras/es sexuales y usuarios de drogas siguen teniendo tasas más altas de VIH que la población general. Una tercera parte de todas las personas VIH positivas en la región viven en Brasil, y un estimado de 550.000 mujeres viven con el VIH en América Latina.

"Si las leyes no son capaces de expresar un pensamiento moderno, humano, un pensamiento que tenga en cuenta los derechos humanos y elimine las políticas y prácticas represivas, no vamos a ver progreso en el combate al VIH y en el desarrollo", señaló el ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso, presidente de la Comisión Mundial sobre el VIH y la Ley.

Información de contacto

En Washington
Sarah Jackson-Han

+1 202 331 9130 tel.
+1 202 674 7442 mobile
+1 202 907 4613 mobile #2
sarah.jackson-han@undp.org  
http://www.us.undp.org/

En Panamá
Pablo Basz
+507 305-4864
pablo.basz@undp.org