Un bebé nacido en Pakistán lleva el nombre de un programa patrocinado por el PNUD

07 oct 2010

imageAnila Abass descansa con su bebé Raha en brazos. (Foto: PNUD)

Islamabad - Una agradecida pareja pakistaní, papás de un bebé de un mes de edad, ha puesto a su hijo el nombre de Raha, nombre que corresponde a las iniciales de un programa que cuenta con el patrocinio de las Naciones Unidas, destinado a ayudar a los solicitantes de asilo y a las personas que ofrecen refugio a los refugiados del país.

Las instalaciones de emergencia que gestiona el programa de acogida de refugiados y zonas de acogida conocido como RAHA (Refugee Affected and Hosting Areas Programme) proporcionaron la ambulancia y la asistencia médica que hicieron posible el parto en condiciones de seguridad de un bebé que se llamará Raha Khan, el 8 de septiembre, en medio de las peores inundaciones del país en la historia.

El programa, de cinco años ya de duración, tiene como objetivo promover la convivencia pacífica entre los refugiados afganos y las comunidades locales mediante proyectos de trabajo remunerado en los ámbitos de la agricultura y la irrigación, la reparación de caminos, la producción agropecuaria, la rehabilitación de instalaciones y servicios de salud, y el acceso al agua potable.

El programa fue lanzado en 2009 por el Gobierno de Pakistán para las provincias de Khyber Pakhtunkhwa y Baluchistán, y cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Como parte de su respuesta a las inundaciones, en el marco del programa RAHA, el PNUD contribuyó a establecer cuatro centros médicos gratuitos en zonas afectadas por las inundaciones en los distritos de Peshawar y Nowshera, a la vez que realizaba el trabajo de divulgación entre los habitantes del distrito acerca de la disponibilidad gratuita de servicios de salud locales.

Las inundaciones han afectado a más de 20 millones de personas, más del 10 por ciento de la población total de Pakistán, y han causado más de 1.800 víctimas, a la vez que han dañado o destruido cerca de 1,9 millones de hogares en un área de al menos 160.000 kilómetros cuadrados.

Cuando Anila Abass se puso de parto el 7 de septiembre, estaba viviendo con su marido en un campo de refugiados por causa de las inundaciones en la aldea de Yousafabad, distrito de Nowshera. Los hospitales públicos y militares más cercanos habían cerrado debido a los graves daños causados por las aguas.
Un vecino del campo de refugiados puso en contacto a la pareja con el centro de asistencia médica gratuita Mera Akora Khattak, establecido por el programa RAHA en Yousafabad. A los 10 minutos de su llamada, llegaba una ambulancia y Anila fue trasladada inmediatamente a la sala de partos y puesta al cuidado de un médico y una enfermera.

“Estoy en deuda con RAHA por su ayuda y por salvar la vida de mi esposa y mi hijo,” dijo Jalid, el esposo de Anila, encantado tras haber oído de labios de la enfermera la noticia de que su bebé y su esposa se encontraban en buen estado de salud. “¡Que mi Raha y el de ustedes tengan una larga vida!”

Información de contacto

en Islamabad
con Ludmila Tiganu
Tel.: 92 301 8540 364
ludmila.tiganu@undp.org

en Nueva York
con Sebastián Naidoo
Tel: 1 212 906 6202
sebastian.naidoo@undp.org

Para obtener más información sobre
las actividades del PNUD en Pakistán, consulte:
http://undp.org.pk/