América Central: respetar el Estado de derecho, remedio contra la violencia

20 oct 2009

San Salvador - Ni mano dura, ni mano blanda. Las soluciones a los elevados niveles de inseguridad en la región pasan por una “mano inteligente” en el marco del respeto a la democracia y el cumplimiento del Estado de derecho, afirma el Informe sobre Desarrollo Humano para América Central 2009-2010 Abrir espacios a la seguridad ciudadana y el desarrollo humano, presentado hoy en San Salvador. El acto de lanzamiento del Informe fue presidido por el primer mandatario salvadoreño, Mauricio Funes, junto a la Directora Regional para América Latina y el Caribe del PNUD, Rebeca Grynspan; la Coordinadora Residente de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD El Salvador, Jessica Faieta; el Secretario General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Juan Daniel Alemán, y el Coordinador general del Informe, Hernando Gómez Buendía.

La inseguridad ciudadana en América Central es un gran desafío al desarrollo humano, señala el Informe, pero este reto tiene solución. El documento afirma que la mano dura y la mano blanda han fracasado y deben evolucionar hacia una estrategia inteligente de seguridad ciudadana para el desarrollo humano. Esta nueva estrategia integral debe considerar las acciones preventivas y coercitivas, respetar la coherencia con el sistema de justicia y la estructura de valores de civilidad. Abrir espacios a la seguridad ciudadana y el desarrollo humano asegura que las claves del éxito de esta nueva estrategia de seguridad se encuentran, entre otras medidas, en una real voluntad política, un liderazgo claro y continuidad entre gobierno y gobierno.

“Este Informe obliga a mirar con más atención la formulación de estrategias regionales”, señaló el presidente Funes, para luego agregar que “el éxito en la lucha contra el crimen no se alcanzará sino en el ejercicio pleno de la democracia”. “Si existe la voluntad de resolver los problemas, primero hay que conocerlos, y para conocerlos se debe admitirlos, jamás negarlos”, agregó el Presidente. América Central se ha convertido en la región del mundo con mayores niveles de violencia ordinaria. Según los datos del Informe, unas 79.000 personas han sido asesinadas en la región en los últimos 6 años. A pesar de las diferencias notables entre países, la tasa promedio de homicidios para 2008 fue de 33 asesinatos por cada cien mil habitantes, tres veces mayor que el promedio mundial. A pesar de estos elevados niveles de violencia, resolver el problema de inseguridad que afecta a la región es posible en el marco de la democracia, según el IDH para América Central.

“Más allá de su indudable costo económico concreto, una de las principales razones por las que este es un tema fundamental es que la violencia y la delincuencia están afectando las decisiones que toma a diario la población, convirtiéndose en una limitante clara al desarrollo humano. Uno de los costos más difíciles de cuantificar es el de las libertades perdidas”, destacó Rebeca Grynspan.

Luego, la Directora Regional para América Latina y el Caribe del PNUD agregó que “la violencia está afectando una de las formas esenciales de la libertad. Ningún aspecto de la seguridad humana es tan fundamental como el hecho de impedir que la población sea víctima del temor y la violencia física”.

La seguridad, indica el Informe de PNUD, supone un diagnóstico inteligente, una real voluntad política y un sistema integrado para adoptar y ejecutar acciones de corto y de largo plazo. Entre las claves del éxito se encuentra el disponer de información objetiva, confiable y permanente destinada a entender la evolución del fenómeno, orientar el trabajo de campo, evaluar las estrategias, controlar a los funcionarios y adoptar los cambios necesarios. La seguridad no es sólo un problema de policías y de jueces, según el Informe, por lo que esta política integral y coherente requiere de la participación de las instancias responsables de las estrategias de prevención.

“La seguridad es un derecho de todos y el Estado tiene el deber de proveerla. Sin seguridad no hay inversión, sin inversión no hay empleo y sin empleo no hay desarrollo humano. La seguridad es una parte esencial de la estrategia de desarrollo de los países y de las ciudades”, afirmó Hernando Gómez Buendía, Coordinador general del Informe.

La seguridad necesita de un manejo del problema muy cercano por lo que esta estrategia inteligente de seguridad ciudadana para el desarrollo no estaría completa sin la participación de los gobiernos locales. Esto supone conocimiento directo del problema, proximidad, descentralización y flexibilidad de parte de las autoridades nacionales y locales, según el Informe.

La ciudadanía debe estar bien informada sobre el problema, sus soluciones y los avances de la estrategia. El Informe también enfatiza que al igual que el desarrollo humano, la seguridad ciudadana es seguridad de la gente, por la gente y para la gente.

Las soluciones más eficaces a la inseguridad respetan y refuerzan el Estado de derecho. Más cohesión social y un sistema de seguridad ciudadana y de justicia penal (SSCJP) inteligente garantiza una seguridad más equitativa y perdurable. Las democracias de América Central sí pueden reducir la inseguridad de su gente, afirma Abrir espacios a la seguridad ciudadana y el desarrollo humano.

El Informe sobre desarrollo humano para América Central 2009-2010 será presentado en otros países centroamericanos. Después de San Salvador seguirán Ciudad de Guatemala (21 de octubre), Managua (22 de octubre) y Ciudad de Panamá (27 de octubre).

Para acceder al Informe sobre Desarrollo Humano y a todo el material de prensa, visite: http://www.idhac-abrirespaciosalaseguridad.org

Información de contacto

Centro Regional Panamá:
Pablo Basz
+507 305-4864
+ 507 6448-3004
Pablo.basz@undp.org

Guatemala:
Francisco Tavico
Tel: 502-2384-3133
Fax: 502-2384-3200
Francisco.Tavico@undp.org.gt

Nicaragua:
Walter Lacayo
Tel: 505-266-1701 Ext. 105
Fax: 505-266-6909
walter.lacayo@undp.org

El Salvador:
Mr. Miguel Huezo
Tel: +503-2263-0066
+503 2209 3522
Fax: 503-2263-3501
miguel.huezo@undp.org

Honduras:
Ana Elsy Mendoza
Tel: 504-231-1736 / 220-1100
Fax: 504-239-8010
ana.elsy.mendoza@undp.org

Nueva York
Carolina Azevedo
+212-906-6127

+1 917-208-3732
carolina.azevedo@undp.org