Mensaje de la Administradora del PNUD Helen Clark sobre Gaza

06 ago 2014

imageFoto: Shareef Sarhan – PNUD/PAPP

El PNUD celebra el alto el fuego en vigor y manifiesta su esperanza de que se llegue a un acuerdo para poner fin a las hostilidades y el sufrimiento civil, al tiempo que se sientan las  bases para una paz sostenible. El PNUD ayuda a los palestinos a evaluar sus necesidades inmediatas y establecer una senda para la recuperación y el desarrollo humanos.

Casi un mes de conflicto armado ha cobrado más de 1.800 vidas de palestinos, entre ellos 400 niños. Se ha desplazado más de una cuarta parte de la población de Gaza. Unas 65.000 personas han sufrido la pérdida o graves daños de sus hogares.

Las condiciones de vida en Gaza, que ya eran difíciles antes de la crisis actual, han empeorado. En lugar de salir adelante, la población de Gaza está pasando por un período de retroceso en el desarrollo. Los sistemas de agua y saneamiento, el abastecimiento de electricidad, las escuelas, hospitales, carreteras y otra infraestructura esencial para  el sostén económico y social y la dignidad humana han sufrido enormes daños.

Remover escombros, restablecer sistemas de desechos sólidos, reconstruir viviendas y crear empleos y medios de subsistencia son algunas de las prioridades inmediatas del PNUD. Estamos plenamente comprometidos con el apoyo a la recuperación de Gaza.

La población de Gaza ha sufrido desde hace mucho tiempo en un ciclo de crisis y desesperación. Ha llegado el momento del cambio transformador favorable al desarrollo humano que las personas anhelan.

Esta transformación puede lograrse, pero solo con el apoyo concertado y sostenido de la comunidad internacional en un entorno de paz.

El PNUD se suma al llamado del Secretario General a que se aborden las causas profundas de este conflicto, incluyendo el cese del bloqueo que ha obstaculizado las iniciativas de desarrollo humano y las oportunidades económicas desde 2007.

El trágico statu quo no puede mantenerse.