PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Nueva plataforma en línea mapea las mejoras en el desarrollo humano en más de 5.500 municipios de Brasil

07-abr-2014

Una joven brasileña toma un bote para ir a la escuela en Abaetetuba, una municipalidad con más de 70 islas en el norte de Brasil. Foto: Kenia Ribeiro/CNM-PNUD

Brasilia.- El desarrollo humano en Brasil ha reducido drásticamente en las últimas dos décadas las históricas desigualdades entre los municipios del norte y del sur, según el Atlas de Desarrollo Humano en Brasil 2013, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), una plataforma en línea que, a partir de hoy, está también disponible en inglés y español.

Mediante la utilización del Índice de Desarrollo Humano del PNUD –una medida compuesta por la esperanza de vida, la educación y los ingresos– la plataforma en línea recientemente renovada Atlas Brasil 2013 muestra que más de dos tercios de las ciudades brasileñas se hallan por encima de la media nacional del Índice de Desarrollo Humano Municipal (IDHM) de 1991, y menos del uno por ciento todavía sigue por debajo del promedio nacional de la última década.

“Evaluar el progreso de Brasil a través de este índice de desarrollo humano a nivel municipal es como usar una lupa que confirma la importancia de la participación a nivel local en la mejora de vida de las personas”, afirmó el Representante Residente del PNUD y Coordinador Residente de la ONU en Brasil, Jorge Chediek.

El Atlas Brasil 2013 muestra que el IDHM nacional en Brasil aumentó de 0,493 (IDH muy bajo) a 0,727 (IDH alto) en estas dos décadas. El progreso fue impulsado principalmente por el componente de salud del índice (IDHM–Longevidad de 0,816), lo que refleja un aumento de 9,2 años (14,2 por ciento) de la esperanza de vida al nacer, a partir de 1991.

El país también experimentó un gran impulso en los niveles de ingresos y educación. El IDHM–Educación de Brasil registró el mayor crecimiento absoluto (0,358) y también el mayor incremento en términos relativos (129 por ciento) en comparación con las otras dos dimensiones. Un 150 por ciento más de jóvenes brasileños frecuentan la escuela, en comparación con hace 20 años. La escolarización de la población adulta, otro subíndice de esta dimensión, aumentó más del 82 por ciento en comparación con los niveles de 1991.

El ingreso mensual per cápita de los brasileños creció un 14,2 por ciento en las últimas dos décadas, de acuerdo con los datos ajustados por la inflación de agosto de 2010. Sin embargo, la plataforma en línea del PNUD muestra que la desigualdad de los ingresos sigue siendo uno de los principales desafíos que tiene el país.

A pesar de los sólidos progresos en las últimas dos décadas, poco más del 11 por ciento de las ciudades brasileñas han registrado un IDHM–Ingreso por encima de la media nacional, y se da el caso de los ciudadanos de las ciudades de menor rango en esta dimensión (como Marajá do Sena, en el norteño estado de Maranhão) que ganan 20 veces menos que los ciudadanos de la municipalidad de más alto nivel (São Caetano do Sul, en el estado suroriental de São Paulo), según el Atlas Brasil 2013.

Inspirado por el Índice de Desarrollo Humano del PNUD, que publica anualmente la sede del PNUD en Nueva York para más de 150 países, el IDHM brasileño se calcula con arreglo a una adaptación metodología a los niveles municipales de Brasil, a partir de datos de los censos demográficos nacionales de 1991, 2000 y 2010, calculados por el Instituto Brasileño de Estadística (IBGE, por sus siglas en portugués).

Avances de desarrollo humano en la democracia.- En la evaluación del impulso de desarrollo humano que ha tenido lugar en Brasil en las últimas dos décadas se  refleja también la senda que ha seguido el país tras el régimen militar, desde la adopción de su constitución democrática de 1988.

“Es también una herramienta democrática, y tenemos ya pruebas de que los responsables políticos y los ciudadanos están utilizando la plataforma para discutir las prioridades de desarrollo local y otras formulaciones de políticas”, agregó Jorge Chediek.

Además de la amplia cobertura mediática, la versión portuguesa de la plataforma del Atlas ha registrado más de cinco millones de consultas en los últimos cinco meses.