Mensaje del Día de Acción contra las Minas 2014: promover un mundo libre de minas

04 abr 2014

imageUn equipo femenino de eliminación de explosivos.

Nueva York - El 4 de abril, Día de Acción contra las Minas, la ONU contribuirá a la concientización sobre los efectos devastadores que los restos explosivos de guerra siguen teniendo sobre las comunidades, incluso décadas después de que los conflictos lleguen a su fin.

Este año, tras el anuncio por parte de Jordania y Uganda de que son países libres de minas, que Etiopía y Mozambique esperan poder anunciar que pronto van a seguir su ejemplo, y que otros países están acabando con las municiones en racimo, se está dando un paso más hacia un mundo más seguro.

“Las bombas abandonadas, las minas terrestres y los restantes artefactos explosivos sin detonar crean una doble tragedia para los países en la fase postconflicto”, dijo hoy la Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark. “Estos dispositivos no sólo matan a más de 3.600 personas y mutilan a otras decenas de miles cada año, sino que también impiden a los países y las comunidades el desarrollo de todo su potencial, por cuando tienen repercusiones en la seguridad alimentaria, el acceso a las tierras de cultivo, los servicios sociales y al agua limpia, y las carreteras.”

“En este Día de Acción contra las Minas, sin embargo, mi mensaje es positivo. Las décadas de apoyo del PNUD y muchos otros actores a los países afectados por las minas están haciendo a estos países más seguros, y están produciendo beneficios directos también en el ámbito de reducción de la pobreza.”

Ya 161 países han firmado la Convención sobre la Prohibición de Minas Antipersonal, que prohíbe el uso de minas terrestres. Muchos países antes contaminados, como Uganda y Jordania, han cumplido la mayor parte de sus obligaciones en virtud de la Convención y ahora se consideran libres de minas. El PNUD afirma que el apoyo continuo del Programa, junto con las organizaciones asociadas, está comenzando a dar frutos también en otros países.

En Camboya, por ejemplo, los programas intensivos de remoción de minas llevados a cabo en los últimos años han hecho posible una disminución constante en el número de muertes causadas por las minas terrestres y otros restos explosivos de guerra ­­-de 188 en 2006 a 48 en 2013-. Esto ha ayudado a cientos de miles de agricultores y sus familias de escasos recursos a mejorar los medios de vida y reducir la pobreza. Con el apoyo del PNUD, en 2013 cerca de 19.000 hogares camboyanos pudieron beneficiarse de las tierras que fueron recientemente declaradas libre de minas. Un 61 por ciento de estas tierras se utiliza actualmente con fines agrícolas.

El foco de atención para el Día de Acción contra las Minas 2014 es el importante papel que desempeñan las mujeres en este ámbito. Las mujeres y las niñas se ven afectadas por las minas terrestres de una manera desproporcionada. Sus necesidades son diferentes en lo que se refiere a la educación sobre los riesgos y distintos desafíos cuando ellas o un miembro de la familia sufre muerte o lesión grave. En todo el mundo, desde Laos a Etiopía, el PNUD está ayudando a las mujeres a formarse como expertas en la remoción de minas.

En muchas sociedades afectadas por conflictos o inestabilidad, los restos explosivos de guerra se interponen en el camino hacia una paz duradera e impiden la rehabilitación y reintegración de los ex combatientes y las personas afectadas por el conflicto, como los refugiados que regresan. Es por ello que, sólo en 2013, los programas apoyados por el PNUD ayudaron a más de 170.000 sobrevivientes de las minas terrestres, muchos de los cuales habían sido desplazados por el conflicto, a encontrar trabajo y poder subsistir.

Otros resultados alcanzados en 2013:

-En Albania, el PNUD ayudó a despejar más de 51.000 metros cuadrados de terreno, que beneficiaron a más de 16.000 personas.

-En el Líbano, junto con las organizaciones de limpieza de minas y otros asociados clave, el PNUD ha contribuido ya a la limpieza del 66 por ciento de la superficie total contaminada del país.

-Con el apoyo del PNUD, 162.000 personas que habían sido desplazadas en Yemen regresaron a sus hogares en 2013, después de que el Centro de Acción contra las Minas de Yemen limpiase de minas la tierra alrededor de sus hogares.

-El PNUD ayudó a Albania, Chad e Iraq a cumplir con sus obligaciones relativas a la Convención sobre la Prohibición de Minas Antipersonal. En Mozambique y Albania, el PNUD ayudó a los Gobiernos a cumplir con sus obligaciones en virtud de la Convención sobre Municiones en Racimo y a presentar informes de transparencia.

Información de contacto


Dylan Lowthian:
Tel: +1 (212) 906-5516 Email: dylan.lowthian@undp.org