PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Declaración de Helen Clark, Administradora del PNUD, ante el fallecimiento de Nelson Mandela

05-dic-2013

 

Con una profunda tristeza me enteré del fallecimiento de Nelson Mandela.

Nelson Mandela fue una persona extraordinaria que, para muchos alrededor del mundo, encarnó los ideales de libertad, paz y justicia.

Como muchas personas de mi generación, su visión de una Sudáfrica democrática me sirvió de inspiración. Mandela dedicó su vida a la causa del desmantelamiento del sistema del apartheid y la creación de una Sudáfrica en que todos disfrutaran de igualdad de derechos de ciudadanía. La inspiración y el espíritu de solidaridad generados por Nelson Mandela y el movimiento que él encabezó no conocieron fronteras nacionales.

Las palabras y acciones de Nelson Mandela seguirán inspirando a quienes trabajen para promover la dignidad humana y la lucha contra la injusticia. Ese será el perdurable legado de este gran ser humano, que dedicó su vida a la causa de lograr una vida mejor para todos.

Me siento afortunada por haber tenido el privilegio de conocerlo y de haber escuchado de sus labios palabras que exponían su visión para su país y su pueblo. 

Descanse en paz, Nelson Mandela.