La Administradora del PNUD insta a los Gobiernos a convertir las aspiraciones en acciones

23 sep 2013

image Niños de la escuela Primaria de Sivile en Sudáfrica se unieron a una campaña “Long Short Walk” y la encuesta “MI MUNDO” el Día de Mandela (Foto: El Mundo Que queremos en 2015)

Nueva York – Con sus respuestas a una encuesta global sin precedentes, los Estados Miembros de la ONU pueden contribuir a llevar la esperanza a la práctica y construir un mundo más equitativo, con atención sanitaria, educación y empleos dignos para todos, afirmó el pasado lunes la Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark.

Como presidenta del Grupo de Desarrollo de las Naciones Unidas, que comprende 32 fondos y programas de la ONU que implementan el proyecto, la Administradora se dirigió a un panel de alto nivel en relación con el informe elaborado, “Un millón de voces: el mundo que queremos”, que reunió las opiniones y los votos de más de un millón de personas en todo el mundo.

“Tengo entendido que algunos Estados miembros ya están preparando el camino, haciendo uso de los resultados de sus consultas nacionales y de los resultados globales para dar forma a unos objetivos que sean la continuación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) después de que éstos alcancen su meta de 2015”, dijo. “Doy la bienvenida a esta iniciativa y espero que también inspire a otros países a hacer lo mismo.”

“Al escuchar y responder a las voces, los Estados miembros de la ONU pueden delimitar un nuevo territorio y generar la clase de propiedad pública que pueda convertir las aspiraciones del mundo en acciones, mediante un programa que sea supervisado y defendido por las personas directamente interesadas.”

Las consultas y los análisis realizados para “El mundo que queremos” mostraron que la gente espera que los gobiernos y la comunidad internacional creen las condiciones para un desarrollo social y económico inclusivo, así como paz y seguridad en un marco que abarque todo el planeta. La gente desea que los líderes del mundo presten particular atención a:

• la culminación de la tarea inconclusa de los ODM, con acceso universal al agua, la alimentación, unos mejores servicios de salud y una educación de calidad;

• la gestión de los recursos naturales, la creación de empleo y la seguridad y protección contra la violencia;

• la corrección de las desigualdades, en particular mediante la eliminación de obstáculos para el acceso a los servicios públicos, la participación política y oportunidades de trabajo.

Los llamados a favor de una mejor educación, mejor atención de la salud, gobiernos honestos y responsables, y el empleo han dominado los debates en todo el mundo.

“Un millón de voces: el mundo que queremos” fue presentado el lunes a los líderes mundiales con ocasión de la 68 ª Asamblea General de las Naciones Unidas. Las consultas y los estudios continuarán hasta el año 2015 a fin de que las opiniones de la gente puedan incorporarse al proceso intergubernamental que configure la agenda de desarrollo posterior a 2015.

Más de 300.000 personas participaron en reuniones cara a cara en 88 países y 11 consultas sobre cuestiones tales como la seguridad alimentaria, el acceso al agua potable y la gobernabilidad. La plataforma El Mundo que Queremos 2015 organizó debates en línea que reunieron a grupos de expertos.

Cerca de un millón de personas participó mediante la encuesta de opciones MI Mundo 2015, utilizando canales digitales, SMS y amplias interacciones fuera de línea a través de una red de más de 700 asociados de la sociedad civil. La mayoría de los votos de MI Mundo procedían de la India, Nigeria, Camerún, Tailandia, Filipinas, Ruanda, Estados Unidos, Reino Unido, Brasil e Indonesia. La mitad de los participantes eran menores de 30 años. Un mapa del mundo en línea muestra los resultados de la encuesta y permite desglosar los resultados por países, regiones, género, nivel de educación o edad.

Los panelistas del pasado lunes también incluyeron a Alicia Bárcena, Directora de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y Presidenta de las Comisiones Económicas de las Naciones Unidas; Amina Mohamed, Asesora Especial del Secretario General de la ONU para la planificación del desarrollo posterior a 2015; Augustine Ngafuan, Ministro de Relaciones Exteriores de Liberia; Fumio Kishida, Ministro de Relaciones Exteriores del Japón; Milo Dukanovic, Primer Ministro de Montenegro; Monique Coleman, Actriz y Consejera Mundial de la Juventud; y Pascal Canfin, Ministro de Desarrollo de Francia.

Llegar a los pobres y excluidos es una prioridad
Helen Clark señaló que la consulta estuvo orientada desde el principio para llegar a una amplia muestra representativa de los pueblos del mundo, incluyendo a los que viven día a día con la pobreza y la exclusión. Uno de los mensajes emergentes, señaló, es que la gente no quiere que sus líderes se den por vencidos en relación con los ODM, sino que quieren desarrollar esos objetivos mediante la mejora de la calidad de los servicios básicos.

“En las 88 consultas nacionales, las personas manifestaron la frustración que les produce la desigualdad en todas sus formas, y expresaron su deseo de dignidad y respeto para todos. Al reconocer las múltiples dimensiones de la pobreza, transmitieron una idea clara de que nuestro mundo es profundamente injusto, y de que la dinámica del poder y la exclusión ha dejado atrás a personas, grupos y países”, afirmó.

“De este modo, el millón de voces reflejadas en este informe está enviando un mensaje claro: el deseo de que los gobiernos y todos los asociados y partes interesadas unan sus esfuerzos para reducir las desigualdades entre mujeres y hombres, zonas rurales y urbanas, grupos étnicos y religiosos, ricos y pobres y todas las restantes dimensiones”, dijo Helen Clark.

“Hacen un llamamiento apremiante para la potenciación y el adelanto de mujeres y niñas, la inversión en educación y salud, y la garantía de que sus derechos, incluido el de la salud y los derechos sexuales y reproductivos, son respetados.”

Los ocho ODM, que van desde reducir a la mitad la pobreza extrema hasta detener la propagación del VIH/SIDA y lograr la enseñanza primaria universal, todo ello antes de la fecha límite de 2015, constituyen un plan acordado por todas las naciones del mundo y las principales instituciones de desarrollo del planeta. Y han conseguido galvanizar esfuerzos sin precedentes para satisfacer las necesidades de los más pobres del mundo.

Agenda de Desarrollo Post-2015

El PNUD ha iniciado una conversación global sin precedentes a través de la cual, personas de todo el mundo pueden aportar su opinión para dar forma a la agenda de desarrollo post-2015, año fijado para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

saber más
Informe Destacado
Post-2015: Inicia la conversación global

La Conversación Global representa un esfuerzo para ampliar dramáticamente la red de compromisos en discusiones tendentes a formular un marco de desarrollo sucesor de los ODM, aunque continúen los trabajos hacia el logro de las metas actuales.

ver más
¡HAZ OIR TU VOZ!

Encuesta Global

"My World" es una encuesta mundial de las Naciones Unidas para escuchar la voz de los ciudadanos. En colaboración con otros actores, el objetivo es capturar las voces de la gente, sus prioridades y sus puntos de vista. ¡Vota por tus prioridades! >>


Conversación Global

"THE WORLD WE WANT": Súmate a la conversación global que decidirá la futura agenda de desarrollo post-2015. Comparte tu perspectiva y tus prioridades, y envía tus contribuciones >>

Síguenos