Los jóvenes son optimistas sobre su futuro, pero quieren más reducción de la corrupción, pobreza y violencia

22 jul 2013

Madrid - Los jóvenes iberoamericanos de entre 15 y 29 años son optimistas respecto al futuro: dos de cada tres cree que dentro de cinco años estará mejor que ahora. Sin embargo, confían más en su propio porvenir que en el de sus países. Así lo revela la 1ª Encuesta Iberoamericana de Juventudes, presentada hoy en la Casa de América de Madrid, un estudio pionero realizado en 20 países que incluyó más de 20.000 entrevistas a jóvenes de entre 15 y 29 años.

El principal problema que los jóvenes de la región enfrentan es la violencia y la inseguridad, seguido por la drogadicción, el alcoholismo y el desempleo, revela la encuesta elaborada por la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), con el apoyo de los principales bancos de desarrollo de América Latina (BID y CAF), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), entre otros socios.

La investigación muestra también que la violencia y la inseguridad son el principal problema que enfrentan los jóvenes, una respuesta casi unánime en casi todos los países. La drogadicción y el alcoholismo (Brasil), el desempleo (Centroamérica) o la economía (Península Ibérica) son otras de las respuestas más votadas, relacionadas con las coyunturas de los países.

“Estamos convencidos de que conocer más y mejor a las juventudes es el primer paso para reconocer su valor y diseñar políticas públicas acordes a sus necesidades. Y ese es el principal objetivo de este proyecto”, afirmó Alejo Ramírez, Secretario General de la OIJ.

Índice de Expectativas Juveniles
El PNUD ha desarrollado el Índice de Expectativas Juveniles para la Encuesta, un ranking que mide el grado de expectativa positiva o negativa que tienen los jóvenes de cada país respecto del futuro, a partir de una serie de variables.

Ecuador, Costa Rica y Nicaragua surgen como los países con los jóvenes más optimistas (seguidos por Uruguay, Venezuela y Panamá), con una amplia expectativa en el futuro. En el lado opuesto, aparecen Portugal, Guatemala y Brasil, quienes obtuvieron las opiniones menos alentadoras.

El Índice de Expectativas Juveniles reveló que: dos tercios de los jóvenes de Iberoamérica ven el futuro con una mirada optimista; las expectativas sobre el futuro son más optimistas que las evaluaciones sobre el presente y que los jóvenes expresan más confianza en las capacidades propias que en el entorno en el que se desarrollan. El Índice ha revelado también que los climas de “crisis nacional” no parecen tener una relación lineal con las expectativas de los jóvenes (por ejemplo, España no muestra niveles bajos de expectativas en el futuro). Además, las mayores expectativas están ligadas a mejoras esperadas en medio ambiente, educación, corrupción y desigualdad.

“Medir las expectativas juveniles es fundamental para la región, especialmente en este momento en que América Latina vive muchas protestas callejeras, que son movilizaciones de las juventudes, de los que aspiran a más y exigen servicios públicos de calidad y trato digno”, dijo Heraldo Muñoz, Subsecretario General de la ONU y Director del PNUD para América Latina. ”En nuestra encuesta los y las jóvenes de la región dijeron lo mismo que nos están diciendo desde las calles: esperan más en términos de reducción de la corrupción, de la violencia y de la pobreza y la desigualdad.”

El ranking del índice de expectativas juveniles:

1. Ecuador 77,3
2. Costa Rica 71,3
3. Nicaragua 70,0
4. Uruguay 68,9
5. Venezuela 68,2
6. Panamá 67,0
7. Perú 66,8
8. España 66,3
9.  Bolivia 65,2
10. El Salvador 65,1
11. Argentina 65,0
12. Chile 65,0
13. Honduras 64,3
14. Paraguay 62,4
15. República Dominicana 62,3
16. México 61,6
17. Colombia  61,4
18. Brasil 55,9
19. Guatemala 54,5
20. Portugal 44,9

El objetivo de la encuesta fue recoger las percepciones y opiniones de los jóvenes de la región preguntándoles acerca de diversas temáticas (educación, seguridad, instituciones, drogas, familia) y pidiéndoles que valoren sus situaciones actuales y a futuro (cinco años) de sus trayectorias personales y las de sus países.

Más de 150 millones de iberoamericanos son jóvenes,  es decir, uno de cada cuatro, tiene entre 15 y 29 años. La mitad de ellos viven en Brasil y México. Del total de jóvenes iberoamericanos, el 80% se concentra en el sector urbano. En los países centroamericanos el porcentaje de población urbana joven es menor que el de los países andinos y del Cono Sur.

 “La necesidad de incrementar y fomentar la participación de la juventud desde su diversidad representa uno de los mayores retos dentro de la visión de una democracia de ciudadanía que impulsa el PNUD,” agrego Muñoz.

Un instrumento importante del trabajo del PNUD con la juventud en Latinoamérica es la plataforma online con la OIJ, Juventud Con Voz, que busca ampliar la participación política, alentar el debate, y desarrollar las capacidades de los jóvenes entre 15-29 años, especialmente las mujeres, los afro-descendientes y los indígenasPrincipales datos de la Encuesta:

  • Los jóvenes iberoamericanos tienen más confianza en su futuro (5 años) que en el de sus propios países. En casi todas las regiones, cuando se les pregunta por su percepción individual, más del 70% cree que estará mejor que ahora. Consultados por sus países, la respuesta “Mejor que ahora” no supera en ningún caso el 60%.
  • La delincuencia y la violencia son el principal problema que afecta a los jóvenes iberoamericanos. Esa respuesta predomina en todas las subregiones y países consultados, por encima de otros problemas mencionados, como el empleo, la economía o el acceso a la educación, la salud y la justicia.
  • Los jóvenes de México y de Península Ibérica son los que menos confianza tienen en las instituciones sobre las que se les consultó (policía, gobierno, políticos, justicia, medios de comunicación, universidad, organizaciones sociales y democracia).
  • Los jóvenes brasileños son los que muestran una mayor aprobación a temas controvertidos, como el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto o la legalización de la marihuana. En la escala más tradicional sobre estos asuntos surge México, seguido muy de cerca por Región Andina.
  • Los jóvenes latinoamericanos (esta pregunta no se hizo en Península Ibérica) mostraron su amplio acuerdo en temas de integración. Consultados acerca del libre tránsito de personas, una moneda única y la solidaridad con los pequeños países, el respaldo en todos los casos supera el 60%. La excepción en este caso volvió a ser Brasil, que no mostró aceptación general en ninguno de los tres rubros.
Descarga la encuesta
thumbnail

La Encuesta Iberoamericana de Juventudes es un estudio pionero en la región que permite comparar las opiniones de jóvenes de 20 países, consultados simultáneamente y con base en un mismo cuestionario.

ver más
Nuestra Perspectiva
Las altas expectativas de la juventud iberoamericana | Heraldo Munoz

Las recientes protestas ciudadanas en varios países latinoamericanos ratifican la urgencia de entender las demandas de los jóvenes y de redoblar esfuerzos ante los persistentes problemas estructurales de nuestras sociedades, especialmente la desigualdad.

ver más
PARTICIPA Y SUMA TU VOZ
thumbnail

Participa en el espacio de encuentro y debate en América Latina, de Jóvenes y para Jóvenes, con el objetivo de promover su participación activa. Es un medio de comunicación que permite hacer visibles las propuestas de los y las jóvenes de la región, y especialmente de las voces que aún no son del todo escuchadas. 

saber más
Publicación relacionada
thumbnail

"20 Buenas Prácticas en Políticas Públicas de Juventud" mapea algunas de las mejores respuestas de gobiernos, en alianza con ONGs y el sector privado, para responder a los retos de la juventud en países de habla hispana y portuguesa de América Latina y Caribe, España y Portugal.

DESCARGAR