Por una mayor eficacia de la ayuda externa al desarrollo en Haití

10 may 2013

imageRemoción de escombros en Port-au-Prince, Haití. Foto: Marco Dormino/MINUSTAH

Puerto Príncipe - El Comité sobre la Eficacia de la Ayuda – un foro estratégico que reúne al Gobierno de Haití y sus asociados en el desarrollo económico y social del país –  se reunió por primera vez en el plano internacional.

El objetivo de la reunión fue dejar claro que el Gobierno efectivamente coordina la planificación, y definir con los asociados las prioridades de intervención para el desarrollo del país, en lo que constituye un momento crucial que debe poner a Haití en vías de un desarrollo eficaz y sostenible.

Más de tres años después del terremoto de enero de 2010, Haití sigue recuperándose y avanzando en la ruta de la resiliencia. Los fondos procedentes del exterior no han tenido precedentes en la historia del país, y su gestión ha exigido una rigurosa colaboración entre el Gobierno haitiano y la comunidad internacional.

"El Comité sobre la Eficacia de la Ayuda al nivel internacional se convertirá en la cita anual para examinar y debatir la eficacia de la ayuda externa" expresó con entusiasmo el Presidente Martelly al dirigirse a los asociados internacionales reunidos para la ocasión.

Durante el año 2010 se registró un número sin precedentes de contribuciones económicas a Haití. Después del terremoto, entre 2010 y 2012, se prometió un total aproximado de 5,37 mil millones de dólares estadounidenses para actividades de recuperación, de los cuales se ha entregado el 56 %, o sea 3,01 mil millones. Asimismo, las promesas de alivio de la deuda han alcanzado los mil millones de dólares estadounidenses.

“Esta iniciativa debe devolver al país el liderazgo en la gestión de la ayuda externa destinada al desarrollo, así como fortalecer la administración pública y el estado de derecho”. dijo el Director de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Heraldo Muñoz. “Este Comité permitirá garantizar la eficacia, la sostenibilidad y una mayor transparencia de la ayuda externa para el desarrollo", agregó.

Superada la fase humanitaria, el PNUD ha coordinado varios programas conjuntos con el Gobierno de Haití en apoyo a los esfuerzos de desarrollo a largo plazo del país.

Por ejemplo, más del 80% de 10 millones de metros cúbicos generados por los escombros del terremoto (de hormigón, acero y otros desechos) han sido eliminados mediante un programa conjunto entre el Gobierno de Haití y la comunidad internacional, lo que ha permitido el reciclaje de un millón de metros cúbicos de desechos en forma de adoquines utilizados en la construcción de escaleras, casas y lugares públicos.

Representando al Secretario General de las Naciones Unidas, Heraldo Muñoz añadió que la capacidad de concentrarse en el desarrollo a largo plazo está directamente relacionada con el aumento de la capacidad de recuperación ante los desastres en Haití.

"Ningún país, en especial Haití, se puede permitir perder 15% de su PIB tras el paso de cada huracán", declaró Muñoz, añadiendo que el Gobierno de Haití, la sociedad civil y otros asociados para el desarrollo han trabajado para incorporar la capacidad de recuperación ante los desastres en el plan nacional de desarrollo.

En un primer momento, la función de coordinar la gestión de la masiva afluencia de ayuda tras el terremoto de 2010 recayó en la Comisión provisional para la reconstrucción de Haití (CIRH), una estructura de concertación entre el Gobierno y los donantes.  Dado que se trataba de una solución provisional, la CIRH fue sustituida en noviembre pasado por un mecanismo permanente: el Marco de coordinación de la ayuda externa para el desarrollo de Haití CAED, cuya secretaría técnica de coordinación está ubicada en el Ministerio de Planificación y Cooperación Exterior (MPCE). La coordinación del CAED se ve hoy en día reforzada por el Comité sobre la Eficacia de la Ayuda y las mesas sectoriales y temáticas.