ONUSIDA y el PNUD apoyan un plan para que los países pobres mantengan el acceso a medicamentos de bajo coste

26 feb 2013

Millones de personas amenazadas a menos que los países menos desarrollados puedan prolongar el acceso a medicamentos más baratos

Nueva York -  El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han hecho hoy un llamamiento a la renovación de una disposición que permite a los países más pobres del mundo el acceso a medicamentos esenciales a precios accesibles, en anticipación a las conversaciones que sobre este tema habrán de tener lugar en Ginebra la próxima semana.

En un nuevo escrito, argumentan que en caso de no ampliarse el período de transición acordado internacionalmente para que los países pobres cumplan plenamente con el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) se podría poner en peligro el acceso a medicamentos esenciales para el tratamiento del VIH/SIDA y otros de igual importancia para la vida humana, para aquellos que más los necesitan.

Los 49 países calificados por la ONU como Países Menos Adelantados (PMA) acogen a grupos de personas entre las más vulnerables del mundo y soportan una carga considerable en relación con la salud. En 2011, en torno a 9,7 millones de los 34 millones de personas que viven con el VIH en el mundo se encontraban en esos países. De esa cifra, 4,6 millones eran elegibles para el tratamiento antirretroviral, de acuerdo con las directrices establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2010, pero sólo 2,5 millones lo estaban recibiendo.

Los PMA también se enfrentan a una carga desproporcionadamente alta de enfermedades no transmisibles, como el cáncer y la diabetes. Los datos de los países de bajos ingresos sugieren que el cáncer se incrementará en un 82 por ciento de 2008 hasta 2030, en comparación con el 40 por ciento en países de altos ingresos que tienen un amplio acceso a vacunas y tratamientos médicos.

“El acceso a tratamientos asequibles contra el VIH y otros medicamentos esenciales es vital para que los países menos adelantados puedan alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, tanto las relacionadas con la salud como las de otro tipo”, afirmó la Administradora del PNUD, Helen Clark.

ONUSIDA y el PNUD han instado hoy a los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a examinar con carácter urgente las persistentes necesidades de los países menos adelantados.

“Una ampliación permitiría a las naciones más pobres del mundo garantizar el acceso sostenible a los medicamentos, construir bases tecnológicas viables y fabricar o importar los medicamentos que necesitan”, afirmó el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.

El Acuerdo sobre los ADPIC entró en vigor en 1995 como un medio de proteger los derechos de propiedad intelectual a escala mundial. Pero la protección de las patentes es un factor que impulsa al alza los precios de los medicamentos, poniendo así muchos tratamientos esenciales fuera del alcance de los países menos adelantados.

Para hacer frente a esta situación, los miembros de la OMC introdujeron algunas opciones clave en los ADPIC, tales como la concesión a los PMA de un periodo de transición de 10 años para cumplir plenamente con las estipulaciones de dichos Acuerdos. La segunda prórroga de dicho plazo expira el 31 de julio de 2013. Una de las propuestas al Consejo de los ADPIC, presentada en nombre de los Países Menos Adelantados, propone la concesión una nueva prórroga mientras un país siga dentro de dicha categoría de PMA. El Consejo de los ADPIC en Ginebra tiene previsto discutir la propuesta los días 5 y 6 de marzo.

ONUSIDA y el PNUD instan a todos los Miembros de la OMC a considerar toda la gama de beneficios económicos, para la salud pública y para el desarrollo que comportaría dicha ampliación.