PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Resurgimiento de áreas protegidas en Sudán del Sur

05-feb-2013

Los Guardas Forestales patruyan un Parque Nacional del Sur de Sudán del Sur, haciendo uso de radios. Foto: Mirey Atallah/PNUD

Juba, Sudán del Sur – El actual patrullaje que efectúan cientos de guardabosques alrededor del parque nacional más grande de Sudán del Sur constituye un importante hito para los esfuerzos de conservación del país.

Menos de dos años después del lanzamiento de un programa pionero financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), las autoridades del parque han comenzado a imponer medidas contra la caza furtiva a lo largo del Parque Nacional del Sur, una extensión de dos millones de hectáreas de sabana y ríos que atraviesan cuatro estados de Sudán del Sur.

Este parque de 70 años no era más que un nombre hasta que el futuro gobierno de Sudán del Sur se interesara poco tiempo antes de la independencia y movilizara los fondos de organizaciones como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre de Estados Unidos.

El parque abunda en ejemplares de vida silvestre tales como eland gigantes, antílopes y un número pequeño de elefantes, a pesar de la devastación causada por los cazadores furtivos que cazan carne de animales silvestres y venden el marfil en el mercado de armas pequeñas.

Con una infraestructura compuesta tan sólo por caminos de tierra, se prevé que la gestión y el desarrollo del parque recuperen las poblaciones animales y den un impulso a la economía local.

“Con un sólido servicio de vida silvestre de 15.000 efectivos que gestionar, la capacitación ayudará a profesionalizar nuestro desempeño y garantizar que los parques de Sudán del Sur sean gestionados como áreas de clase internacional", comenta Gabriel Changson Chang, ministro de Conservación de Vida Silvestre y Turismo sudanés.

El programa de USD 8,2 millones ―gestionado por el PNUD y ejecutado por la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre― se propone dar a conocer todos los aspectos de la gestión profesional de parques a las autoridades de vida silvestre. En el Parque Nacional del Sur, 46 guardas forestales – incluidas seis mujeres – están aprendiendo a localizar poblaciones de vida silvestre, trazar mapas de la actividad humana y gestionar una red de estaciones y patrullas rotativas. Y también reciben capacitación para imponer medidas contra la caza furtiva.

Los guardabosques han recibido equipamiento básico, que incluye radios que funcionan con energía solar, vehículos todoterreno, sistemas de posicionamiento global y herramientas para acampar.

“El proyecto ya ha capacitado a un equipo básico del personal del parque y, junto con la provisión de equipamiento, hemos comenzado a coordinar los patrullajes por primera vez desde la guerra”, explica el Teniente Coronel John Maper, guarda del Parque Nacional del Sur.

Además de apoyar directamente al parque, el programa está ayudando al ministro de vida silvestre de Sudán del Sur a planificar iniciativas de conservación en todo el país. Se está planificando un relevamiento aéreo completo de los ecosistemas y las especies de Sudán del Sur, así como la captura y el seguimiento satelital de elefantes, eland y otros mamíferos de gran tamaño.

Asimismo, se someterá a análisis ministerial una Red de Áreas Protegidas que prevé cambios a los límites del parque.

“Nuestro objetivo es que cada vez más sudaneses ayuden a conservar estas maravillas naturales. Y que de esta manera, mujeres y hombres puedan obtener un ingreso adicional, desarrollen nuevas habilidades, envíen a sus hijos a la escuela y tengan acceso a una atención de salud adecuada”, explica Balázs Horváth, Director para el País del PNUD en Sudán del Sur.

Finalmente, se prevé que los fondos generados por las actividades de conservación beneficien a las comunidades. Para ello, la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre y el ministerio organizaron recientemente una serie de encuentros y consultas con grupos locales para concientizar acerca de las consecuencias de la conservación para los medios de subsistencia y entablar relaciones con empresas de turismo ecológico.

“Los tres componentes de este proyecto – desarrollar la capacidad del Ministerio de Conservación de Vida Silvestre y Turismo, mejorar la conservación de parques nacionales importantes y el financiamiento sostenible de los esfuerzos de conservación – contribuirán a preservar la excepcional vida silvestre y a asegurar los medios de subsistencia rurales del país”, afirma Paul Elkan, director de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre en Sudán del Sur.