Las ONU y especialistas gubernamentales analizan en Brasil esfuerzos mundiales sobre la lucha contra la corrupción

05 nov 2012

Brasilia - El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) inició hoy una reunión de dos días con 90 expertos de la lucha contra la corrupción de 50 países en Brasilia, Brasil, para evaluar tendencias y desafíos mundiales, compartir las mejores prácticas sobre cómo prevenir y combatir la corrupción y fomentar la transparencia y la rendición de cuentas.

"La corrupción afecta desproporcionadamente a los pobres, y es uno de los mayores obstáculos para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)", aseguró Magdy Martínez-Solimán, Director Adjunto de la Dirección de Políticas de Desarrollo, quien agregó que "la corrupción desvía recursos e impide a las personas el acceso a servicios esenciales, como salud, educación, agua y saneamiento".

Según un estudio del PNUD, la corrupción hace que los países en desarrollo pierdan 10 veces más dinero del que reciben en forma de financiación oficial para el desarrollo. Por otra parte, se estima que la corrupción cuesta anualmente más de 5% del PIB mundial, equivalentes a US$ 2,6 billones.

Los participantes en la reunión mundial del PNUD sobre la lucha contra la corrupción destacaron que la construcción de sólidas alianzas entre los organismos gubernamentales independientes de lucha contra la corrupción y las organizaciones de la sociedad civil ha sido elemento primordial para vigilar y poner freno a la corrupción.

 "El control y la participación activa de los ciudadanos son fundamentales para prevenir la corrupción y luchar contra esta", afirmó el ministro Jorge Hage, de la Contraloría General de Brasil, que alberga el portal brasileño de Transparency.

En los últimos ocho años, los ciudadanos, las organizaciones de la sociedad civil y los periodistas han venido utilizando el portal brasileño de Transparency para vigilar el gasto público. La Contraloría General también se ha dedicado a introducir transparencia en el gasto público en torno a la Copa Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016, que tendrán lugar en Brasil.

Los participantes destacaron el uso de la tecnología como medio fundamental para fomentar la transparencia y la rendición de cuentas, al tiempo que señalaron a las redes sociales como instrumento clave para la participación ciudadana.

"Por ejemplo, el uso de la tecnología en los procesos de contratación ha mostrado efectos positivos en términos de transparencia, ayudando a prevenir la corrupción", señaló Huguette Labelle, Presidenta de International Transparency, quien añadió que "el segundo factor importante que la tecnología hace posible es el poder popular".

La reunión del PNUD precede a la Conferencia Internacional contra la Corrupción de International Transparency, que es la mayor conferencia mundial sobre la lucha contra la corrupción y que también tiene lugar en Brasilia entre los días 7 y 10 de noviembre.

En estas reuniones internacionales sobre la lucha contra la corrupción que tienen lugar en Brasilia esta semana también se analizará el modo en que los gobiernos, el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil pueden aplicar mejor la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción, que entró en vigor hace siete años. Hasta julio de 2012, 161 países habían ratificado el instrumento internacional a través del cual los gobiernos se comprometen a adoptar medidas para frenar las prácticas de corrupción pública y privada, aumentar la transparencia y la rendición de cuentas y participar con la sociedad civil en la vigilancia del gasto público.