Haití y representantes de ONGs, incluyendo Sean Penn, delinean una nueva hoja de ruta para el país

24 sep 2012

imageAsistentes al evento, prestan atención a los ponentes. Foto: PNUD


Nueva York
– El Primer Ministro de Haití, Laurent Lamothe, y más de 50 representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG) nacionales e internacionales, incluido el actor, director y activista Sean Penn, definieron hoy una nueva hoja de ruta que permitirá coordinar mejor, la transición en Haití de la fase humanitaria hacia una fase de desarrollo a largo plazo, con mayor rendición de cuentas y transparencia.

La reunión, organizada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se celebró durante la 67ª sesión de la Asamblea General para marcar los próximos pasos del gobierno en cuanto a la coordinación de organizaciones humanitarias, de desarrollo y beneficencia en el país.

“No queremos continuar siendo identificados como la “Nación-ONG”, afirmó el Primer Ministro haitiano Laurent Lamothe. “Por eso, esta hoja de ruta de participación llega en un momento crucial: necesitamos que el apoyo esté más canalizado bajo el liderazgo del Gobierno de Haití.”

Según las cifras oficiales, hay más de 500 ONG nacionales e internacionales trabajando en Haití. Sin embargo, el Gobierno reconoce que el número de ONG puede superar las 1000, dos años después del terremoto devastador que provocó la muerte de más de 200.000 personas y desplazó a más de 1,5 millones en enero de 2010.

Además, muchos de los grandes programas financiados por agencias de la ONU, fondos y programas en Haití son implementados por ONG: Más del 13% de más de 550 millones de dólares estadounidenses gastados en 2011 fueron destinados a ONG haitianas, mientras que un 9% fueron a ONG internacionales.

La operación de respuesta en Haití después del terremoto de 2010 también puso en relieve algunos de los desafíos que enfrentan la comunidad humanitaria y la del desarrollo, como ha sido el caso en otros contextos de emergencia.

“La experiencia ha demostrado que la coordinación eficaz entre múltiples actores es esencial para evitar que se convierta en una carga pesada para las instituciones nacionales ya sumamente exigidas, y para asegurar que se prioricen ciertos esfuerzos,” expresó la Secretaria General Adjunta de la ONU y Administradora Asociada, Rebeca Grynspan. “Para evitar la fragmentación en el terreno, la comunidad internacional necesita respaldar sólidamente las instituciones nacionales y sus estructuras de coordinación.”

Las ONG representadas en el evento de la Asamblea General aclamaron la nueva hoja de ruta, especialmente el compromiso del Gobierno de organizar una Foro Nacional de ONG, establecer un proceso de consulta para formular nueva legislación sobre ONG, y crear modalidades de representación para ONG que impulsen los mecanismos de ayuda actuales.

Sean Penn, fundador de la ONG J/P HRO también acogió con agrado el nuevo plan y resaltó la importancia del trabajo de las ONG en Haití.

Penn reconoció los múltiples desafíos que enfrentan los haitianos—incluso con anterioridad al devastador terremoto:

“Una prioridad para nosotros —especialmente para nuestra organización— es la reubicación de más de las 360.000 personas que aún viven en carpas, pero la tenencia de la tierra ha sido un gran obstáculo para ponerlo en práctica,” manifestó.

Sean Penn también destaca los importantes avances que se han logrado, especialmente al mirar hacia atrás, a la etapa inmediatamente posterior al terremoto, cuando visitó el país para ofrecer apoyo. El actor y activista humanitario hizo un llamado a los medios de comunicación internacionales “escépticos” para que ayuden a reconocer algunos logros importantes del gobierno actual y sus socios, colaborando con el avance de la población haitiana hacia un futuro más constructivo.

El PNUD en Haití
En Haití, el PNUD ha trabajado con más de 30 ONG nacionales e internacionales —con anterioridad al terremoto, inmediatamente después y, ahora, durante la fase de desarrollo a largo plazo. Por ejemplo, el PNUD y el Gobierno de Haití se han asociado con docenas de ONG en un proyecto para alentar a los haitianos a abandonar los campamentos y regresar a sus vecindarios originales (Proyecto 16/6). Como parte de esta iniciativa, el PNUD impulsa el empoderamiento de las mujeres haitianas, promoviendo microempresas dirigidas por mujeres, ofreciendo capacitación y apoyo financiero a alrededor de 800 mujeres de ingresos bajos. Esto abarca ocho iniciativas de creación de empleo a través de ocho ONG socias, entre ellas J/P HRO.