Honduras: Un moderno proyecto de riego incrementa la competitividad de los agricultores

30 jul 2012

image Alexis Cabrera, ex consultor del PNUD que prestó asistencia técnica al proyecto, sostiene un melón amargo. El proyecto beneficia directamente a cientos de familias que han recibido formación en mantenimiento y comercialización de los cultivos. (Foto: PNUD Honduras)

por Ana Elsy Mendoza
Familias campesinas de los departamentos de Comayagua y la Paz, en el centro de Honduras, han fortalecido su capacidad de producción y venta de alimentos gracias a las obras de ampliación y modernización de la infraestructura de las áreas de riego, y una mayor coordinación en la comercialización.

El Proyecto de Modernización del Riego en el Oeste del Valle de Comayagua, con una inversión de 8.96 millones de dólares, fue liderado por la Secretaría de Agricultura y Ganadería  con apoyo del Banco Centroamericano de Integración Económica y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El proyecto beneficia directamente mediante nuevas obras de infraestructura a más de 340 familias productoras, a las que se suman otras 1,290 familias que han recibido capacitación en técnicas de cultivo y comercialización de frijoles, arroz, maíz, cebolla, yuca, berenjenas y mangos, entre otros productos.

“Este proyecto no ha sido sólo un tema de irrigación, [el proyecto] ha establecido planes de negocio y brindado asistencia técnica y capacitación. Además vincula la producción a los mercados nacionales e internacionales en una visión más completa del desarrollo del agro” señaló el ministro de la Secretaria de Agricultura y Ganadería, Jacobo Regalado.

Un sistema de riego de más de cincuenta años de antigüedad con baja capacidad de conducción y graves problemas de filtración fue sustituido con tecnología de punta. El sistema de riego consta de un canal principal de 21km, con 12 canales secundarios y varios canales terciarios. Se han construido represas, instalado unidades de filtrado y válvulas de control.

Al éxito del proyecto de ingeniería también contribuyó a la dotación de personería jurídica a las comunidades campesinas—las que ahora asumen la responsabilidad de la administración de cada sistema de riego—, el otorgamiento del título de propiedad de la tierra a los productores, y la capacitación y coordinación en técnicas de mercadeo.

“Gracias a la modernización de las obras ahora se riega diez veces más con la misma agua que se irrigaba antes. Además, el proyecto logró cohesionar a los productores para la comercialización”, dijo Vicente Núñez en representación de las comunidades campesinas.

Tradicionalmente los agricultores de la zona cultivaron vegetales y hortalizas pero sin beneficiarse de la negociación en bloque para la compra de insumos y la venta de la producción. Actualmente las organizaciones operan de manera colectiva, y más del 90% de los agricultores coloca su producción en los mercados nacionales e internacionales. Además, por la maximización de los cultivos las familias beneficiadas contratan entre una y cinco personas por manzana. La incorporación de mujeres y jóvenes en la gerencia del proyecto potencia su sostenibilidad.

“[Esa] fue la primera iniciativa nacional para la modernización del riego, bajo un nuevo enfoque de ejecución y esquema de administración. Un proyecto que centro sus acciones en las personas. Una adecuada estructura organizativa garantizó el transparente y eficaz uso de los recursos, lo cual generó ahorros de más del 5.6% (más de 400 mil dólares) los que se utilizaron para comprar e instalar equipo adicional y construir obras adicionales que garantizaran la sostenibilidad de las mismas, todo ello para incrementar la producción agrícola”, dijo el Representante Residente del PNUD, José Manuel Hermida.

El ministro de la Secretaria de Agricultura y Ganadería anunció que para ampliar el éxito del proyecto, el Gobierno lanzará próximamente el Programa Nacional de Fomento de la Agricultura Irrigada, que en un inicio beneficiará directamente a  4,575 familias con un total de 13,950 hectáreas comprendidas en más de 150 sistemas de riego, micro, pequeños, medianos y grandes sistemas. Dentro de estas obras a construirse se incluyen los sistemas de  riego de los valles de tres importantes valles y dos distritos más.

Informe Anual 2012
“El futuro sostenible que queremos”

Nuestro futuro común depende del desarrollo basado en recursos eficientes y bajas emisiones, lo que puede ayudar a reducir la pobreza y combatir el cambio climático. Mirando hacia el futuro, el PNUD se compromete a promover el desarrollo sostenible, situando la equidad y la protección ambiental en un lugar primordial en todas nuestras actividades

ver más
Síguenos