PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Angola: Una mejor gestión de los recursos hídricos aumenta el acceso al agua potable

20-jul-2012

Luanda, Angola - En los últimos tres años, unos 400.000 angoleños que viven en la capital del país, Luanda, y en la provincia occidental de Moxico han obtenido mejor acceso al agua potable y a los servicios de saneamiento mediante una iniciativa combinada de impulso a la construcción de infraestructura y a la capacidad de gestión del sector del agua.

La iniciativa forma parte del esfuerzo global de apoyo a las autoridades del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para poner en funcionamiento un sistema eficaz de agua y saneamiento, por medio de la legislación y descentralización de la prestación de servicios públicos, garantizando al mismo tiempo la participación comunitaria y la implicación local.

A fin de sentar las bases en este sector, el PNUD ha contribuido a la elaboración de un proyecto de política nacional de saneamiento, el primer documento legislativo en este ámbito, que se ha presentado al Parlamento para su aprobación.

Actualmente el PNUD también está prestando apoyo técnico a las autoridades para formular una estrategia nacional sobre desechos sólidos, uno de los problemas más apremiantes de la capital, así como un estudio de investigación sobre los precios del agua en el país que sirva de base para la primera política de reglamentación en este sector.

Con el objetivo de mejorar la capacidad de las autoridades locales de gestionar la prestación de servicios, se ha capacitado a más de 100 funcionarios de agua y saneamiento en materia de cuestiones relativas a la gobernanza de los recursos hídricos, incluidas la planificación y la recopilación de datos, y ya están trabajando con los municipios y comunidades para mejorar este sector.

Con el apoyo del PNUD, el municipio de Kilamba Kiaxi, en Luanda, que tiene más de 200.000 habitantes, es ahora uno de los primeros del país que ha establecido y que gestiona su propio sistema de base de datos sobre agua y saneamiento, una herramienta fundamental para planificar y fiscalizar los servicios hídricos. Se ha capacitado a funcionarios municipales en materia de herramientas y metodologías de planificación sectorial, y estos han podido establecer su primer Plan Maestro de Agua y Saneamiento.

A fin de que la política traiga aparejado el abastecimiento de servicios, el PNUD, junto con otros organismos de las Naciones Unidas, ha estado trabajando con las autoridades y otros asociados para establecer servicios pequeños y medianos de abastecimiento de agua de propiedad de las comunidades locales y administrados por estas, que también mantienen las instalaciones de tratamiento del agua para garantizar que sigan funcionando.

Anteriormente, las comunidades o bien extraían agua de ríos contaminados, lo cual las exponía a enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera, o pagaban precios elevados por agua de calidad deficiente suministrada por proveedores privados.

Como parte del programa, las actividades amplias de promoción de la higiene y el saneamiento a nivel de la comunidad, encabezadas por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), han creado una mayor concienciación acerca del mantenimiento de puntos de abastecimiento de agua no contaminada para que la comunidad recoja allí el agua, contribuyendo así a reducir el riesgo de las enfermedades transmitidas por el agua