Día Mundial del Agua 2012

22 mar 2012

imageTanto la seguridad alimentaria como la seguridad humana dependen de la seguridad del agua. Aunque se está avanzando, 783 millones de personas siguen careciendo de acceso. Foto de Adam Rogers/PNUD

Gracias a un esfuerzo mundial concertado estamos avanzando, pero todavía son muchas las personas que luchan por tener acceso a agua potable y saneamiento 

El agua mantiene y salva vidas, pero cuando está sucia o contaminada, puede ser mortal: en algunos de los países más pobres del mundo, las enfermedades infecciosas transmitidas por el agua están retrasando la reducción de la pobreza y el crecimiento económico. Se estima que éstas representan aproximadamente el 4,1% de total de las enfermedades y causan alrededor de 1,8 millones de muertes humanas al año. 

A pesar de los desafíos, los avances realizados son enormes. Entre 1990 y 2010, se proporcionó acceso a agua potable a más de dos mil millones de personas, logrando así el Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso a agua de boca potable, cinco años antes de la fecha fijada para esa meta: 2015.  Esto significa que el 89% de la población del mundo tiene acceso a fuentes de agua mejoradas, frente al 76% registrado en 1990, año de referencia.

“Sin embargo, —apuntó Jean-Philippe Bayon, especialista en materia de agua del PNUD en Ginebra— también es cierto que  aunque ha mejorado, en muchos lugares la calidad del agua sigue sin ser la ideal.  Además, aproximadamente 780 millones de personas, principalmente en Asia y África subsahariana, siguen teniendo un acceso limitado al agua potable, mientras que 2.500 millones, es decir, la mitad de la población del mundo en desarrollo, carecen de un saneamiento adecuado”.

Según Alastair Morrison, coordinador del programa GoAL-WaSH del PNUD (Gobernabilidad, promoción y liderazgo en materia de agua, saneamiento e higiene, por sus siglas en inglés), para hacer frente a estos desafíos el PNUD está uniendo fuerzas con los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado y otros asociados para el desarrollo para realizar las mejoras necesarias en materia de gesti'on del agua y de esta manera extender los servicios de agua y saneamiento a los pobres. Asimismo, el PNUD participa activamente en la labor de ONU-Agua, un mecanismo interinstitucional que fomenta la coherencia y la coordinación entre las iniciativas del sistema de la ONU.

Gran parte de la labor del PNUD en el sector del agua se concentra en el Centro de la Gobernabilidad del Agua, situado en el International Water Institute (SIWI) de Estocolmo, una iniciativa conjunta del PNUD y la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional.  Morrison aseguró que, a través de este organismo implantado en más de 150 países, el PNUD coordina la asistencia a los países que facilita la ONU y otros asociados para el desarrollo y garantiza que el agua y el saneamiento se incorporan en la planificación del desarrollo nacional. 

“A través de nuestro trabajo, prestamos especial atención a los Estados frágiles, donde los desafíos del agua y el saneamiento son mayores y las organizaciones presentes escasas”, dijo.  “Todos nuestros proyectos están liderados por directores residentes y nacionales, sensibles a las necesidades locales y dispuestos a apoyar la implementación de políticas y la acción comunitaria a través de GoAL WASH y otros programas del PNUD, tales como la Community Water Initiative y Every Drop Matters”.

En esta última iniciativa, el PNUD se ha aliado con la Compañía Coca-Cola para identificar y apoyar soluciones a los desafíos de agua en toda Eurasia y el Oriente Medio.  La iniciativa Every Drop Matters se diseñó para incrementar el acceso al agua de boca potable, facilitar el uso de tecnologías industriales ambientalmente racionales, y promover la gestión responsable de los recursos hídricos mediante acciones de concienciación y promoción.  En Rusia, por ejemplo, la asociación está trabajando con las comunidades situadas alrededor del Lago Baikal, el lago de agua dulce más profundo del mundo, para concienciar y poner en marcha actividades destinadas a preservar esos frágiles ecosistemas.

En el reciente Foro Mundial del Agua celebrado en Marsella, el PNUD, en colaboración con los gobiernos de Francia y Suiza, y apoyado por 25 instituciones fundadoras de los sectores público, privado y sin ánimo de lucro, puso en marcha la Plataforma de Solidaridad Mundial para el Agua, que tiene por objeto establecer lazos de cooperación descentralizada entre gobiernos locales y autoridades del agua por los que al menos el 1% de los ingresos dedicados al agua en los países desarrollados se destine a la mejora del acceso al agua y al adecuado saneamiento en los países en desarrollo.  

“El 1% de contribución solidaria no es algo nuevo —dijo Bayon, el director de la Plataforma— pero está ganando más y más terreno. Nuestro objetivo es reforzar, aumentar y expandir el concepto en el sector del agua hasta colmar la brecha final y conseguir que el 100% de la población del planeta pueda beber un vaso de agua sin poner en riesgo su vida".

DÍA MUNDIAL DEL AGUA 2012

"El mundo tiene sed porque tenemos hambre" - Cuando mil millones de personas en el mundo ya viven en condiciones de  hambre crónica y los recursos hídricos sufren presiones, no se puede hacer como si el problema estuviera 'en otra parte'. Afrontar el crecimiento de la población y garantizar el acceso a alimentos nutritivos para todos exige una serie de medidas a las que todos podemos contribuir

SABER MÁS