Indonesia: la preparación es la clave para superar terremotos

26 ene 2012

image Los niños de una escuela primaria en Aceh aprenden cómo prepararse ante desastres, como parte del nuevo plan de estudios (Foto: PNUD)

Banda Aceh, Indonesia – El 10 de enero pasado, un terremoto de escala 7.6 azotó la provincia de Aceh, en el norte de Indonesia, sin provocar grandes daños ni víctimas; una situación muy diferente a la de siete años atrás, cuando más de 230 000 personas perdieron la vida en un terremoto y un tsunami devastadores que azotó la zona sudeste de Asia. Más del 70% de las victimas eran de Aceh.

Actualmente, la población de Aceh está mejor preparada ante desastres naturales.

A pesar del nerviosismo, en esta ocasión, más residentes supieron qué hacer y cómo reaccionar cuando el terremoto azotó con fuerza, siguiendo una efectiva campaña pública liderada por el gobierno, como parte de los programas de preparación ante desastres naturales financiado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Aún estaba en la oficina con mis amigos cuando sucedió el terremoto. Nos escondimos debajo de las mesas y esperamos a que se detuviera, antes de salir del edificio. Intenté recordar lo que había aprendido”, expresó Razi Gade, ciudadano de Aceh de 32 años.

Gade fue uno de los 2500 ciudadanos que participaron de una capacitación ante desastres naturales, financiada por el PNUD, en los últimos dos años. Maestros, periodistas, trabajadores, hombres y mujeres tuvieron la oportunidad de aprender conceptos básicos sobre cómo actuar frente a un terremoto, reconociendo señales de peligro, como la notable disminución del nivel del agua. A su vez, estas personas transmiten las enseñanzas de la sesión de capacitación a sus comunidades, a fin de ayudar a aumentar el alcance de la campaña de concientización.

Teuku Firsa, director de proyectos de riesgo de desastres del PNUD, declaró que la reacción de los residentes ante el terremoto de la semana pasada indicó un notable aumento de conocimientos entre la población de Aceh.

“No hubo pánico, a diferencia de lo que ocurrió hace tres o cuatro años. Incluso en la isla más remota de Aceh, Simeulue, las personas sabían qué hacer: corrieron a tierras más altas, pero no hubo conmoción”, afirmó Firsa.

El PNUD, además de desempeñar una función vital al ayudar al gobierno nacional y local a preparar e implementar la campaña de concientización pública, ha colaborado en el desarrollo de un mapa provincial de riesgo con las áreas clave de Aceh, respaldando al gobierno nacional y local a elaborar políticas estratégicas de reducción de riesgos de desastres.

El enfoque principal ha sido la educación. Un proyecto respaldado por el PNUD, en asociación con el Ministerio de Educación de Aceh, está dando forma al plan de estudios de las escuelas primarias y secundarias, para que los estudiantes estén mejor preparados ante desastres naturales. Con actividades simples, como dibujar un mapa y simular un desastre, los estudiantes de Aceh ahora cuentan con conocimientos de supervivencia básicos y con capacidades de respuesta ante emergencias.

El PNUD también ha ayudado a crear un programa de carreras de posgrado de gestión de desastres en la importante Universidad de Aceh y ha ofrecido asesoramiento técnico sobre cómo crear un centro de estudios para la ciencia y la mitigación de desastres en la provincia.

Asimismo, los medios locales mantienen a la población informada. Los miembros reconocidos de la comunidad, los funcionarios clave del gobierno y los especialistas del PNUD participan regularmente de programas de televisión y de radio para debatir sobre la importancia de estar preparados ante desastres y situaciones de emergencias.

En el futuro, como parte de la campaña del gobierno de reducción de riesgos de desastres, en asociación con el PNUD, se implementará este año un plan integral de gestión de desastres de cinco años, para garantizar que los indonesios no vuelvan a sufrir el horror y la devastación del tsunami de diciembre de 2004.