PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Apoyo a Pakistán ante nuevas inundaciones en el sur del país

19-sep-2011

Mukhtaree Bibi cocinaalimento para sus hijos bajo una tienda de campaña (Foto: Hira Hashmey/UNDP Pakistan)

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ha anunciado planes para intensificar su apoyo a los 5,4 millones de pakistaníes afectados por las grandes inundaciones que azotan al país por segundo año consecutivo.

Las fuertes lluvias del monzón en Sindh y Balochistan, provincias del sur de Pakistán, han destruido, hasta el momento, un millón de hogares y el 72 % de los cultivos. Parte de las tierras de estas áreas, que se inundaron el año pasado, aún se están drenando.

Los trabajos del PNUD, que forman parte del plan de respuesta humanitaria de las Naciones Unidas de 357 millones de dólares, lanzado el domingo pasado, tienen por objetivo reconstruir los medios de subsistencia de las personas que viven en las áreas más afectadas. Asimismo, respaldarán al Gobierno y a las comunidades más necesitadas con 15 millones de dólares para invertir en nuevos proyectos, basados en una evaluación urgente que se realizó la semana pasada.

De acuerdo con esta evaluación, se estima un aumento del desempleo entre las personas más necesitadas, en los próximos 3 a 24 meses. Las comunidades de los cinco distritos más afectados de la provincia de Sindh solicitaron que se promuevan nuevas alternativas de subsistencia hasta que comience la nueva temporada de cultivos.

En respuesta, el PNUD lanzará nuevos proyectos de "dinero por trabajo" para crear oportunidades laborales a fin de que las comunidades participen en el proceso de reconstrucción de los servicios públicos y la infraestructura. Además, se ofrecerán subvenciones para que los empresarios locales creen pequeñas empresas. Estos proyectos también permitirán ofrecer refugio e implementar planes de reducción de riesgos de desastres naturales. 

Desde agosto del año pasado, más de 170.000 personas han participado en las iniciativas de “dinero por trabajo” del PNUD para reconstruir la infraestructura de las comunidades más necesitadas tras las inundaciones de 2010 que afectaron a las vidas de más de 18 millones de personas.

“A un año de las inundaciones más críticas del siglo, los pakistaníes necesitan desesperadamente nuestra ayuda. No podemos decepcionarlos”, afirmó Valerie Amos, Secretaria General Adjunta de Asuntos Humanitarios, en el lanzamiento del programa de las Naciones Unidas.