Afganistán: las zonas rurales ya disfrutan de energía eléctrica

11 ago 2011

Una innovación tecnológica india apoyará los esfuerzos realizados en Afganistán para ampliar el alcance de la red eléctrica nacional más allá de su uso actual en la zona urbana.

El Instituto de Energía y Recursos (TERI), cuya sede se encuentra en Nueva Delhi, ha firmado un acuerdo con el Ministerio afgano de Desarrollo y Rehabilitación Rural para ofrecer servicios de asesoría sobre soluciones destinadas a aportar energía a la mayoría de la población rural.

El acuerdo entre el TERI y el Ministerio se firmó a principios de este año por iniciativa del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que recurrió a su red de expertos para encontrar a un colaborador que pudiese suministrar la asistencia necesaria.

"Cualquier avance debe estar dirigido por el suministro de energía", afirmó el Director General del TERI, Rajendra K. Pachauri, ganador del Premio Nobel de la Paz en 2007 junto al ex-Vicepresidente de Estados Unidos Al Gore por el trabajo realizado sobre temas medioambientales. "Todo lo que hagamos debe ser sostenible".

El TERI goza de una gran experiencia en proyectos energéticos, como por ejemplo en la India, donde más de 80 millones de personas han logrado acceso a la electricidad en los últimos cinco años.

Mientras que Afganistán nunca ha logrado proporcionar cobertura energética a más de la quinta parte de su población, las décadas de guerras y desastres naturales tan sólo dejaron a un 15% del país conectado a la red eléctrica. Cerca del 80% de la población reside en zonas rurales.

Los proyectos de desarrollo rural del PNUD, cuyos esfuerzos han favorecido la mejora de la productividad agrícola y del comercio mediante, por ejemplo, la reparación de las carreteras dañadas y de los canales de riego, ya han aportado electricidad a más de 10.000 hogares.

Los proyectos de energía alternativa, entre los cuales se incluyen micro-plantas de energía hidroeléctrica, han suministrado energía a 97.897 personas que la utilizan para el alumbrado, las comunicaciones y los negocios.

La colaboración entre el TERI y el PNUD también dará preferencia a los recursos renovables en el proyecto de planificación energética nacional.