La lucha contra el VIH/SIDA progresa en El Salvador

28 jul 2011

San SalvadorCon una alta densidad demográfica y un sistema de salud que aún se recupera de la prolongada guerra civil, El Salvador está recibiendo un vital apoyo del PNUD y del Fondo Mundial para tratar miles de casos de VIH y evitar así la propagación generalizada del virus. 

En 2003, el PNUD empezó a gestionar una donación aportada por el Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria para gestionar el VIH en el Salvador. En la actualidad, el organismo, conjuntamente con el Ministerio de Salud Pública y Acción Social del país, administra tres donaciones de este Fondo por un total de casi 38 millones de dólares.

Gracias a esta asociación, unos 6.300 habitantes del país reciben terapia básica a base de antirretrovirales (ART) para controlar el VIH, al tiempo que se han detectado y tratado alrededor de 3.700 nuevos casos de tuberculosis.

“Hemos logrado integrar el apoyo del PNUD en el desarrollo de las capacidades institucionales del país, lo que ha permitido que esta iniciativa sea perdurable y siga adelante”, señaló Richard Barathe, Representante Residente Adjunto del PNUD. “Queremos continuar haciendo esto…  porque al final, son las instituciones nacionales las que garantizarán que estos esfuerzos continúen”

Capacidad nacional

Con 6,8 millones de habitantes, El Salvador ocupa el segundo lugar en cuanto al número de personas infectadas con VIH en América Central. No obstante, dada una prevalencia inferior al 1% entre los adultos, sigue siendo un país de baja incidencia de infección. De hecho, la epidemia se concentra principalmente en grupos demográficos con conductas de alto riesgo, como hombres homosexuales y trabajadores/as del sexo.

Sin embargo, los jóvenes de ambos sexos también corren el riesgo de infectarse, y educarlos forma parte  de las importantes tareas del programa nacional contra el VIH.

“Durante los últimos dos años, el 7% de los nuevos casos del virus se han dado entre adolescentes. Es motivo de preocupación en nuestro país”, dijo Ana Isabel Nieto, Directora del Programa Nacional contra el VIH del Ministerio de Salud.

“El PNUD nos ayuda a asegurar que toda la población tenga acceso a información y servicios”, constató. “Ha sido una gran experiencia, y considero que El Salvador es un ejemplo de cómo un país puede proporcionar tratamiento e información a toda su gente”.

“Todos juntos trabajamos por una meta común: velar porque los fondos lleguen a los destinatarios previstos”, declaró Celina de Miranda, Coordinadora del PNUD para los proyectos contra el VIH y la tuberculosos en este país.

El Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria es el principal canal internacional de asistencia financiera para combatir estas tres enfermedades, que afectan de manera desproporcionada a los países menos desarrollados del mundo.

Desde finales de 2009, el PNUD, como principal ejecutor o receptor del Fondo Mundial, ha proporcionado servicios de prevención a 28 millones de personas, distribuido 356 millones de condones, realizado pruebas de VIH y dado asesoramiento a 4,8 millones de habitantes y apoyado a otros 213.000 con tratamiento permanente con antirretrovirales.

Además, ha tratado 878.000 casos de infecciones de transmisión sexual, brindado servicios de prevención de transmisión madre-hijo a 36.000 mujeres que viven con el virus, detectado y tratado 700.000 casos de tuberculosis y 26 millones de casos de malaria y distribuido 11 millones de mosquiteros.