El PNUD ayuda a Líbano a construir escuelas con energía solar

24 may 2011

imageUn grupo de alumnos estudia la manera de construir edificios medioambientales. (Foto: PNUD)

Beirut — Maestros y alumnos de 25 escuelas públicas del sur del Líbano se van a beneficiar del suministro constante de electricidad para sus oficinas y aulas gracias a la instalación de paneles solares, una alternativa a los costosos y contaminantes generadores de diésel.

Este mes, tres escuelas en Kfour, Akkar y Bekaa, pusieron en marcha sistemas de paneles solares con ceremonias en las que participaron 900 alumnos, representantes del Gobierno de Líbano, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y del financiador del proyecto, el Gobierno de España.

Al igual que muchos edificios públicos y privados de Líbano, las escuelas experimentan apagones diarios que pueden durar seis horas o más. Los sistemas de energía solar permiten el uso constante de equipo, como fotocopiadoras, durante los días soleados que suman más de 300 al año.

“Nos hemos deshecho de los generadores de diésel”, afirma Maarouf Rahhal, director de una de las escuelas con energía solar. “Hemos dejado de usar electricidad procedente de la red de suministro, así que ahora sólo tenemos que cubrir los costos fijos”.   

El proyecto de US$ 10 millones denominado Demostración de Eficiencia Energética y Energía Renovable para la Recuperación del Líbano (CEDRO sigla en inglés), se inició en 2007 con el objetivo de aumentar el uso de fuentes de energía renovable y reducir el consumo de suministro eléctrico nacional.

“La instalación de estos sistemas ha de ir acompañada de una profunda sensibilización sobre la relación entre el cambio climático, la eficiencia energética y la energía renovable”, declaró Shombi Sharp, Director Adjunto para el País del PNUD, durante la inauguración celebrada en Kfour. 

Las ceremonias que han tenido lugar este mes han ofrecido actuaciones teatrales y sesiones pedagógicas para llamar la atención de los alumnos y sus padres sobre la importancia que tiene la energía solar para conservar las fuentes de energía.

CEDRO forma parte de un programa más amplio del PNUD para ayudar al país a recuperarse del conflicto bélico vivido con Israel que dejó a miles de personas sin su medio de vida, interrumpió la educación de muchos escolares y destruyó buena parte de la infraestructura del sur del país.   

El programa CEDRO prevé instalar sistemas solares en 36 emplazamientos distribuidos por todo Líbano, de los cuales siete son escuelas.