33 000 seguidores del fútbol apoyan a Haití y Pakistán

14 dic 2010

imageEl Embajador de Buena Voluntad del PNUD Zinedine Zidane (izquierda) jugando fútbol en el Partido contra la Pobreza. Foto: Markos Chouzouris.

Atenas, Grecia —Esta noche, más de 33.000 seguidores del fútbol llenaron el Estadio Karaiskakis en Pireo, Grecia, en demostración de su apoyo a Paquistán y Haití, para ver a los mejores jugadores empatar 2 a 2 en el octavo Partido contra la Pobreza.

Como en los años anteriores, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y dos de sus embajadores de buena voluntad, Zinédine Zidane y Ronaldo, organizaron el partido en apoyo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los cuales están orientados a reducir la pobreza y mejorar el sustento a nivel mundial para el año 2015.

Este año, el club de fútbol anfitrión, Olympiacos, invitó a más de 50 jugadores de equipos de todo el mundo para competir en el partido que disputaron figuras estelares y que fue transmitido en vivo en más de 30 países.

“Es importante que seamos solidarios con aquellas personas afectadas por la pobreza extrema”, expresó Zidane durante una conferencia de prensa antes de comenzar el partido. “No podemos permitir que en Haití y Pakistán las personas sufran en silencio. Con este partido esperamos que en todo el mundo se tome conciencia que esta situación nos concierne a todos.”

“Me siento verdaderamente inspirado al ver que a pesar de la crisis económica en Grecia, los ciudadanos de este gran país se unen en solidaridad con los pobres del mundo”, agregó Ronaldo. “Estoy asombrado que, esta noche, las entradas al estadio se hayan agotado”.

El Director de Comunicaciones del PNUD, Stéphane Dujarric, dijo que los deportes pueden ser una ponderosa herramienta para causar un impacto positivo para millones de personas. “Mediante el deporte, podemos unir a las personas en pos de un objetivo común: un mundo sin pobreza donde todos sus habitantes puedan vivir con dignidad”.

La mitad de los fondos obtenidos por el partido de este año serán canalizados hacia los esfuerzos para ayudar a la recuperación de más de 20 millones de personas afectadas por el terremoto que azotó a Haití en enero, y por las inundaciones que han causado estragos en Pakistán desde julio.

El propietario de Olympiacos, Evangelos Marinakis, manifestó que su equipo donará su parte a Argo, el sindicato de la armada para padres de niños y niñas con necesidades especiales, así como a personas sin hogar y comunidades desfavorecidas en Pireo.

“A pesar que nuestro país se encuentra inmerso en una incertidumbre económica y estamos atravesando tiempos difíciles, todos nosotros trabajamos juntos para construir una visión de esperanza para nuestros niños y niñas. Esta es la visión y los valores de Olympiacos y la razón por la cual decidimos ser sede de este partido”, declaró Marinakis.

Videos relacionados
Ver el video en YouTube