Helen Clark visita la bolsa de comercio en Etiopía

17 jun 2009

Helen Clark toca la campana para abrir la jornada en la bolsa.

Addis Ababa- Cuando oyeron la campana de apertura de los mercados de la Bolsa de Comercio de Etiopía, los corredores de bolsa etíopes, vestidos con chaquetas verdes, inundaron la sala, gritando y empujando. La Administradora del PNUD, Helen Clark, que fue quien tocó la campana hoy en el mercado, sonrió.

“Esto es muy, pero muy emocionante”, dijo Clark. “Este mercado da a los agricultores pequeños y grandes, una oportunidad de obtener un precio justo que refleje los mercados mundiales. Cuando se piensa, una parte muy importante de los ingresos por exportaciones de Etiopía pasa por esta Bolsa de Comercio. Creo que puede tener un efecto catalizador.”

Inaugurada en abril de 2008, la Bolsa de Comercio de Etiopía (ECX por su nombre en inglés, Ethiopia Commodity Exchange) es la primera bolsa de productos básicos en el país y sirve de mercado donde los compradores y vendedores pueden reunirse a comerciar libremente productos como el café y otros granos, teniendo la seguridad de obtener calidad, suministro y pago.  El PNUD, trabajando estrechamente con el gobierno etíope, ha apoyado la fase inicial de la Bolsa de Comercio con ayuda financiera, formación y asesoría técnica.

Creo que puede haber mucho interés en otros países en desarrollo por este tipo de intercambio. Ofrece mucha transparencia al pequeño agricultor sobre los productos que recibirá. También ayuda a establecer los estándares de lo que hay que producir para poder obtener el mejor precio”, continuó Clark. “

En un país donde la agricultura es la espina dorsal de la economía, la bolsa del comercio pretende transformar el sistema obsoleto de mercadeo agrícola de Etiopía, que se caracteriza por costos y riesgos de transacción altos. En el sistema agrícola tradicional etíope, donde sólo un tercio de la producción llega al mercado, los compradores y vendedores de productos básicos tienden a comerciar sólo con las personas que conocen, para evitar correr el riesgo de que se les engañe. El comercio se hace sobre la base de la inspección visual porque no hay seguridad de la calidad o cantidad del producto, lo que hace aumentar los costos de mercadeo y se traduce en precios altos al consumidor. Por su parte, los agricultores pequeños, que producen el 95% de la producción de Etiopía, vienen al mercado con poca información y están a la merced de los comerciantes en el mercado más cercano y el único que conocen, sin poder negociar mejores precios o reducir los riesgos del mercado.