Haití: las mujeres son el pilar de la reconstrucción gracias a la creación de pequeñas empresas

Ninite Eltêbe, de 56 años, es una luchadora mujer haitiana que perdió su negocio después del devastador terremoto de 2010. Tres años más tarde, Ninite lidera una cooperativa de 25 mujeres que crían y venden pollos en el mercado local.

“Me inscribí en un programa de capacitación de tres meses dedicado a la cría de pollos que me ha permitido cuidar de mi familia, incluido mi marido, que sufre de una parálisis parcial, mis hijos y los hijos de mi hermano fallecido. Este proyecto nos ayudó a salir adelante”, afirma Ninite.

Aspectos Destacados

  • Más de 750 mujeres han completado programas de formación profesional
  • Se han creado más de 450 nuevos puestos de trabajo y se han establecido más 350 microempresas
  • Se han reforzado más de 400 empresas mediante formación, asesoramiento y acceso al crédito

Desempeñando un papel vital en la respuesta de su país a la catástrofe, las mujeres haitianas han vuelto al trabajo, retirando escombros y reconstruyendo sus casas. Representan el 52% de los 10 millones de habitantes de Haití, y casi el 50% de ellas tienen una actividad económica fuera del hogar. Las pequeñas empresas del país están principalmente en manos de mujeres que mantienen a una o más familias con sus ingresos.

Con el apoyo del Fondo Fiduciario Corea-PNUD para los ODM, más de 900 mujeres de los barrios más vulnerables de Puerto Príncipe se han beneficiado de una combinación de programas de empleo y de fomento del empresariado. Estas mujeres recibieron capacitación, asistencia técnica y acceso a microcréditos para iniciar o potenciar su negocio.

Partiendo de cero, el proyecto creó una red de asociados, entre otros los consejos comunales, las instituciones gubernamentales y la sociedad civil para desarrollar ocho proyectos de creación de empleo, en ámbitos como la artesanía, la sastrería, la cría de pollos y la construcción, a fin de que las lecciones aprendidas de estas iniciativas pudieran ser utilizadas para fomentar las iniciativas públicas nacionales que fomentan la integración económica de las mujeres.

Gracias a esta iniciativa, se han creado más de 450 nuevos puestos de trabajo; se han establecido 350 microempresas, atendiendo a las demandas del mercado; y se han reforzado más de 400 empresas mediante formación, asesoramiento y acceso al crédito.

El sueño de Ninite sueño es ampliar su negocio al tiempo que contribuye a la creación de nuevos puestos de trabajo para la gente de su barrio. Por el momento, emplea ya a dos jóvenes que la ayudan con las tareas diarias, como la alimentación de los pollos o la limpieza de las jaulas.

“Gracias al dinero que gano vendiendo pollos puedo enviar a mis hijos a la escuela”, dice.

Ya se han puesto en marcha medidas para ampliar el programa a otras partes del país. El éxito del Fondo Fiduciario Corea-PNUD para los ODM está siendo utilizado como modelo por el Gobierno haitiano para identificar mercados regionales, compartir conocimientos y crear centros de trabajo para llegar a las poblaciones más vulnerables a escala nacional.