En Uruguay, un programa ayuda a los padres a cuidar de la salud de sus hijos

dos niños jugando
(Foto: PNUD Uruguay)

Cecilia Correa esboza una sonrisa mientras observa a su hija durmiendo en sus brazos. A veces, le canta las mismas canciones que ella escuchó de niña. Le llena de orgullo saber que ahora está mejor preparada para cuidar de su hija y asegurarse de que crecerá y se convertirá en una joven saludable. Sin embargo, hace sólo unos pocos meses eso parecía una posibilidad remota.

Aspectos Destacados

  • Entre 2009 y 2010, Canelones Crece Contigo trabajó con 1.376 familias en el departamento que incluían mujeres embarazadas o niños.
  • El programa llegó a 1.447 niños y 313 mujeres embarazadas; durante el embarazo, cada madre recibió un promedio de cinco visitas de especialistas del programa, y otras cinco después de dar a luz.
  • En un año, la tasa de peso bajo en relación con la edad disminuyó del 21% al 9% entre los niños participantes, mientras que la tasa de bajo peso al nacer cayó del 10,5% al 8,6%. El porcentaje de nacimientos prematuros se redujo del 9% al 7%.
  • Además de todo esto, entre 2009 y 2010 el número de chequeos médicos infantiles aumentó del 50% al 82%.

Cecila, de 22 años, está entre los 35.000 uruguayos que crían a sus hijos en medio de una pobreza extrema, según el informe del Instituto Nacional de Estadística. Cecilia vive en Canelones, el segundo departamento más populoso de Uruguay.

Un estudio realizado por el PNUD en 2006 y 2007 reveló que los niños que viven en las zonas más pobres de Canelones sufrían de malnutrición severa y tenían un tamaño y peso menor que la media nacional. Es más, el desarrollo físico y cognitivo de los niños con edades comprendidas entre 0 y 4 años era un 11% menor que en el resto del país.

A la vista de estos resultados, el PNUD, UNICEF, el gobierno de Canelones y varios organismos gubernamentales y de la sociedad civil unieron sus fuerzas para crear “Canelones Crece Contigo”, un programa integral para el cuidado de la los niños más pequeños diseñado para ayudar a quienes más los necesitan.

"Canelones Crece Contigo" trabajó con las familias más vulnerables del departamento, prestando especial atención a las mujeres embarazadas y los niños de 0-3 años de edad. Equipos de especialistas en cuestiones sanitarias y sociales recorrieron las zonas más impactadas para hablar del programa a los padres y madres.

Las familias participantes recibieron alimentos para las mujeres embarazadas y sus bebés, además de un curso sobre hábitos alimentarios saludables para los bebés y sus madres. Los progenitores aprendieron a enriquecer la comida de sus bebés con suplementos especiales en forma de polvo fortificados con hierro; además, se animó a las madres a realizarse chequeos periódicos durante el embarazo y a llevar sus bebés al pediatra de forma regular tras el parto.

Para Silvana Corujo, una especialista en materia de salud participante en el programa, uno de los aspectos más valiosos de esta experiencia fue la reconstrucción de la comunidad y de los lazos cívicos que tuvo lugar con la apertura de recursos a las poblaciones afectadas. En el pasado, muchas de las familias más pobres no usaban las clínicas, escuelas y comedores disponibles en sus comunidades, bien porque carecían de información o porque creían que no tenían derecho a utilizarlas. Hoy eso ha cambiado.

El programa redujo las tasas de malnutrición, peso bajo, peso bajo al nacer y partos prematuros. Asimismo, el número de chequeos médicos para niños aumentó del 50% al 82%. Gracias a la espectacular mejora de la salud infantil, "Canelones Crece Contigo" se ha convertido en política oficial del Gobierno para todo el país mediante el programa "Uruguay Crece Contigo".