En Níger, grupos de mujeres luchan contra el avance de las dunas

Women participating in an extensive nation-wide sand encroachment programme by growing mesquite.
Mujeres participan en un vasto programa nacional de eliminación de arena respaldado por el PNUD y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Foto: PLECO/PNUD Níger.

Arrodillada junto a unas 15 mujeres vestidas con bonitas telas coloridas, Bintou Bira, de más de 60 años de edad, recupera puñados de arena y los pone en bolsitas de plástico. Estos últimos meses, el grupo de 73 cultivadoras que trabajan con las autoridades de Mainé Soroa, en el sudeste de Níger, ha juntado miles de bolsitas.

Aspectos destacados

  • El programa ha contribuido a sacar la arena de 29.500 hectáreas de tierras y ha restablecido 58 oasis.
  • El programa ayudó a reconstruir 6.328 infraestructuras dañadas, como por ejemplo casas, escuelas y pozos de agua.

Ellas participan en un vasto programa nacional de eliminación de arena respaldado por el PNUD y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial; se dedican además a cultivar la prosopis, planta local que se utiliza luego para bloquear el avance de la arena gracias a sus profundas raíces. Las ciudades de Diffa y Zinder, situadas cerca de Korsorom donde vive Bintou, han hecho retroceder, por sí solas, 4219 hectáreas de dunas en 58 sitios diferentes.

Este programa remunera a las mujeres por planta, lo que las hace ganar alrededor de 800 dólares en cinco meses, dinero que utilizan para alimentar a sus familias y cuidar a sus hijos. Reciben igualmente comida, servida in situ por el Programa Mundial de Alimentos que copatrocina el proyecto. "Esta iniciativa nos hace vivir, gracias a ella tenemos comida y un poco de dinero. Ya no necesitamos ir a otra parte."

Las sequías sucesivas han diezmado los rebaños locales y Bintou y las demás mujeres de su aldea tuvieron que reconvertirse y dedicarse a la extracción de la pulpa de las palmeras que intercambiaban en la vecina Nigeria por algunos productos de primera necesidad. Con la insurrección islamista de Boko Haram y la inseguridad que ella creó en el norte de Nigeria, "ya no queremos cruzar la frontera; es muy peligroso", dicen.

En todo el territorio nacional el programa ha contribuido a sacar la arena de 29.500 hectáreas de tierras y ha restablecido 58 oasis. Desde 2011, debido a repetidas crisis alimentarias, el PNUD reforzó su apoyo al gobierno nigerino recientemente elegido, para permitirle fortalecer la seguridad alimentaria en todo el país.

En 2011, el PNUD había ayudado al gobierno de Níger a lanzar el Plan de aceleración de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), ambiciosa iniciativa que trató de eliminar los impedimentos que se presentaban para algunos objetivos específicos. El país había optado por la seguridad alimentaria y había dedicado 30 millones de dólares para ayudar a eliminar el hambre en el país.

Desde entonces, el apoyo del PNUD ha cubierto múltiples aspectos: apoyo a los pequeños agricultores y a la creación de infraestructuras, establecimiento de redes de seguridad en el seno de las comunidades, y apoyo a la planificación en el seno del gobierno.

En 2013, el PNUD ha asistido así a 17.094 beneficiarios en cuatro departamentos, muchos de los cuales son mujeres, ayudándoles a mejorar sus plantaciones con semillas mejoradas y dándoles animales, al tiempo que se ofrece capacitación. Después del déficit agrícola y de las inundaciones de 2013, el PNUD también ayudó a reconstruir 6.328 infraestructuras dañadas, como por ejemplo casas, escuelas y pozos de agua.