Burundi : volviendo a una vida normal después de la guerra

Espérance Nibigira, 35, Burundo
Espérance Nibigira, 35 años hace parte de un proyecto de solidaridad comunitaria en Burundi.

Algunos días, Espérance Nibigira, de 35 años de edad, se pregunta de dónde sacar la energía para comenzar el día. Combatió en el Noroeste de Burundi durante la guerra civil que se extendió de 1993 a 2005 y que dejó a 300.000 burundeses muertos, y tuvo un accidente sobre el campo de batalla que la dejó con una minusvalía y con amnesia.

Volvió a Bwayi, su aldea en la provincia de Cibitoke, en 2009. Es viuda, madre de tres hijos, y trata de retomar lentamente una vida normal, pero sus capacidades físicas y mentales no son las de antes y el dinero que recibió cuando fue desmovilizada le permitió únicamente comprar los bienes de primera necesidad. No puede trabajar en el campo para cubrir las necesidades de su familia, así que Espérance se dirigió a un proyecto de solidaridad comunitaria creado con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y financiado por el Gobierno japonés.

Destacados

  • La comunidad de la provincia Citiboke en la frontera entre Burundi y Rwanda ha sido devastada por dos décadas de conflicto étnico y guerra civil
  • El PNUD ha facilitado el reintegro de ex - combatiente en la vida social y económica de Burundi
  • El proyecto a entrenado a 60 comunidades en materia de agricultura y ganadería

Con el propósito de facilitar su reintegración socioeconómica, 1200 mujeres que han sido reunidas en 60 asociaciones en las provincias de Cibitoke, Bubanza y Bujumbura recibirán ganado para criar de manera solidaria. Se distribuirán cabras, ovejas, cerdos y aves según un sistema rotativo basado en la tenencia conjunta del ganado entre los beneficiarios.

Espérance, que no tiene acceso a la tierra y no puede beneficiar de un microcrédito, espera con impaciencia junto con los demás participantes de este proyecto comunitario, la entrega de los animales. «Tenía la esperanza que, un día, un proyecto de este tipo me sacase de la miseria en la que me encuentro. Las cuatro cabras que puedo recibir serán una gran fortuna para mí », dijo con confianza.

El proyecto tiene el objetivo de mejorar el acceso a los alimentos, tanto en cantidad como en calidad, y también de estimular la cohesión social entre los ex combatientes y los habitantes de las aldeas, gracias a una formación sobre los enfoques y las técnicas de la cría de ganado, el cultivo de la huerta y talleres sobre la dinámica de grupo y la resolución de conflictos.

Las administraciones provinciales ayudarán a las asociaciones de mujeres cediéndoles un terreno para criar el ganado. Otras entidades, encargadas del servicio de desarrollo comunal, les harán el seguimiento en lo relativo al aumento de las cabezas de ganado. El representante provincial de los ex combatientes, Alphonse Zigaba, se alegra de la creación de este proyecto: «La mujer es el pilar del desarrollo de la familia. Si se le ayuda, se podrá garantizar el desarrollo familiar y toda la sociedad se verá beneficiada.»

Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Publicaciones de Interés
ver más