Nuevas redes ayudan a los pescadores en Gaza a ser económicamente independientes

Pescadores recogen su pesca con las redes nuevas proporcionadas por el proyecto DEEP
Pescadores recogen su pesca con las redes nuevas proporcionadas por el proyecto DEEP. Foto: Tanya Habjouka/PNUD-PAPP

por Dania Darwish

La Aldea Sueca, una remota aldea de pescadores en el lejano sur de la Franja de Gaza, parte del Territorio Palestino Ocupado, está formada por 95 hogares que viven en extrema pobreza. Quienes visitan la aldea, construida por el Gobierno Sueco en los años 60, pueden ver inmediatamente la pobre infraestructura y las inadecuadas condiciones de vida que toleran sus 700 habitantes, que viven con menos de un dólar al día.

Como parte de la comunidad de pescadores más grande en la Franja de Gaza, los pescadores de esa zona han sufrido años de abandono en términos de actividades de desarrollo. Pero esa no es su única preocupación.

Aspectos Destacados

  • Dada la inseguridad alimentaria y las limitaciones para el crecimiento socioeconómico, tan solo en Gaza, más del 75% de la población recibe asistencia.
  • Hasta la fecha, el programa ha creado 12.000 oportunidades de empleo permanente mediante subvenciones para microempresas, y ha ayudado a más de 66.000 familias a salir de la pobreza y vivir con independencia económica.
  • El programa fue nominado para el Premio Internacional Palestino a la Excelencia y Creatividad en octubre de 2011.

“Nacimos pescadores. Mi padre era pescador y también mis abuelos. Antes, la pesca era más segura y productiva. Ahora, corremos muchos riesgos”, dijo Kamel Abu Odah, un pescador de 50 años de edad con una familia de ocho y antiguo residente de la Aldea Sueca.

“Nos hemos vuelto tan pobres que ya no puedo comprar redes de pesca. Son muy caras. Apenas puedo comprar comida, enviar a mis hijos a la escuela o recibir atención médica adecuada”, agregó.

Abu Odah, quien solía ganar entre 250 y 350 dólares mensuales, ahora se beneficia de un subsidio de 4.000 dólares en especie, que consiste en redes de pesca proporcionadas por el Programa de Empoderamiento para Familias (DEEP por sus siglas en inglés). Su hogar fue uno de los nueve de la aldea que recibieron estas redes en base a una cuidadosa evaluación de necesidades que indicó que su familia era extremadamente pobre y necesitaba un pequeño subsidio para recuperarse.

Con redes nuevas que le permiten pescar peces de diferentes tamaños y especies, y entrenado en nociones de contabilidad para llevar un registro de sus ingresos y gastos, Abu Odah y sus dos hijos han retomado su jornada diaria de pesca.

Su negocio se ha expandido, y su hermano y sobrino también se benefician de este proyecto. Sus registros muestran que sus ingresos han alcanzado entre 1.300 y 1.500 dólares mensuales.

“Ahora puedo ahorrar dinero, comprar el barco que siempre soñé y enviar a mi hija a la Universidad el próximo año”, dijo Abu Odah.

DEEP es un programa para la reducción de la pobreza, de 48 millones de dólares, financiado por el Banco Islámico de Desarrollo e implementado por el PNUD a lo largo de la Ribera Occidental y Gaza. Hasta la fecha, el programa ha creado 12.000 oportunidades de empleo permanente mediante subvenciones para microempresas, y ha ayudado a más de 66.000 familias a salir de la pobreza y vivir con independencia económica.

La estrategia del programa DEEP es ayudar a las personas a decidir sobre la mejor forma de abordar sus propias necesidades, encontrar sus propias soluciones y tener un sentido de propiedad de su nueva microempresa u otras iniciativas que les generen ingresos. Su enfoque participativo asegura que los proyectos estén diseña-dos específicamente para cada comunidad. La meta del programa es solucionar el antiguo problema de la dependencia producida por la prolongada crisis política en el Territorio Palestino Ocupado. Dada la inseguridad alimentaria y las limitaciones para el crecimiento socioeconómico, tan solo en Gaza, más del 75% de la población recibe asistencia.

El “enfoque de medios de vida sostenibles” del DEEP excede las intervenciones tradicionales, tales como el empleo a corto plazo. Se trata de un enfoque dinámico que ve el desarrollo de una familia como una unidad.

En Gaza en particular, la implementación del DEEP enfrenta muchos desafíos debido a la falta de materia prima, al rápido aumento de los precios y a una tasa de cambio inestable.

Ante todas estas limitantes, el PNUD y sus socios se esfuerzan para asegurar que el programa funcione sin contratiempos. Hasta la fecha, el programa DEEP en Gaza ha logrado prestar apoyo a más de 500 familias para mejorar sus medios de vida: desde las redes de pesca de Abu Odah hasta la ayuda prestada a una mujer joven en la Ribera Occidental para establecer su propio estudio de fotografía y video. El trabajo del PNUD cuenta con la ayuda de organizaciones no gubernamentales y socios locales.

A través del DEEP, las familias participantes han mejorado sus medios de vida y han cambiado la percepción de sí mismos; comienzan a verse como agentes y generadores de su propio bienestar en la medida que participan en las reuniones del DEEP y hablan de sus necesidades y experiencias.

“Mi vida ha cambiado. Ahora, estoy planeando construir un techo de hormigón”, dijo Abu Odah, cuya casa, como muchas en su comunidad, está cubierta con hojalata. “No se imaginan qué frío se siente en invierno por la cercanía de la playa. Mis nietos siempre se enferman”.

La historia de Abu Odah es uno de los muchos éxitos del DEEP. El programa fue nominado para el Premio Internacional Palestino a la Excelencia y Creatividad en octubre de 2011, por su enfoque pionero de desarrollo socioeconómico sostenible y por el establecimiento de un fondo fiduciario islámico mundial para combatir la pobreza en el Territorio Palestino Ocupado.

Los  métodos del DEEP son revisados continuamente; las mejoras y modificaciones deben permanecer relevantes y receptivas a las necesidades de las familias palestinas que se tienen que adaptar a las circunstancias cambiantes, impredecibles y difíciles de la vida en situación de ocupación. El éxito del programa en el Territorio Palestino Ocupado hace vislumbrar la posibilidad de extender el programa a nivel regional.

thumbnail

La primera edición de El Promotor del Desarrollo, contiene las 12 historias ganadoras del primer concurso anual de narración del PNUD, en formato de periódico, fácil de leer y económico.

Ver la publicación
¿Cómo contribuye este proyecto al desarrollo sostenible?

El proyecto forma parte de un programa más amplio dirigido a las familias palestinas más pobres en los Territorios Palestinos Ocupados (TPO) para  ayudarles a luchar contra la pobreza y conseguir unos medios de vida e ingresos sostenibles.

 

Este resulta ser un enfoque único, ya que utiliza herramientas como subvenciones, créditos, formación, educación, asistencia técnica, etc, y sustituye a la caridad y limosna tradicional que ha creado dependencia en los últimos años en los TPO

 

La historia de estos pescadores es una más de las miles de historias de éxito que demuestran claramente que si se da una oportunidad y las herramientas necesarias para ser productivos y creativos, estas familias son capaces de crear una vida sostenible con dignidad y seguridad social.

 

por Khaled Abdelshafi, Asesor Especial y Asesor del Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

Informe Anual 2013-2014
"Nuevas alianzas para el desarrollo"

Este informe describe cómo el PNUD obtiene resultados de alto impacto como aliado para el desarrollo, innovador y líder intelectual en todo el mundo.

ver más informes anuales