Sudán del Sur: un nuevo mercado impulsa la economía de las mujeres

Varias de las mujeres comerciantes frente a sus huertos en Sudán del Sur
Las mujeres comerciantes aumentan sus ingresos mensuales, de US$15 a US$24- US$32. [Foto: PNUD]

Grace Poni, de 42 años y madre de 10 hijos, ya no necesita gastar su escaso dinero en llevar su producción agrícola al mercado.

En estos días, ella y otras cien mujeres venden sus productos directamente en un mercado de nueva construcción en su pueblo natal, Nyai-Wudabi, en el estado de Equatoria Central de Sudán del Sur.

Destacado

  • El PNUD apoya al Fondo de Recuperación de Sudán, quien concede subvenciones a las organizaciones de Sudán del Sur para ayudar a la autosuficiencia de las comunidades marginadas.
  • 69 organizaciones comunitarias recibieron subvenciones entre septiembre de 2009 y marzo de 2011: 43 en agricultura, 16 en educación y 10 en agua y saneamiento.
  • Las mujeres comerciantes aumentaron sus ingresos mensuales de 15 dólares a 24-32 dólares al mes.

El mercado cubierto de Nyai-Wudabi fue construido gracias a una pequeña donación de un fondo destinado a vincular la recuperación del nuevo país tras más de 20 años de conflicto con sus objetivos de desarrollo a largo plazo.

El Programa para el Desarrollo de la Educación y la Paz de Sudán fue una de las 69 organizaciones no gubernamentales del país con un sustento comunitario que recibieron donaciones del Fondo para la Recuperación de Sudán.

Construido en 2010 junto al camino principal, el nuevo mercado ahorra a los vendedores hasta tres horas de viaje, lo que reduce la pérdida de productos perecederos y permite ahorrar los gastos de transporte.

El mercado atrae a unos 100 compradores diarios, y los vendedores, que instalan sus 25 puestos todos los martes y viernes en orden de llegada, ven cómo sus ingresos se cuadriplican.

“Yo solía ganar cerca de 15 dólares al mes vendiendo verduras”, señaló Poni. “Ahora, llego a casa con 3 ó 4 dólares todos los días”.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), también entrega semillas, herramientas agrícolas y capacita a las comunidades en el condado de Morobo y en Equatoria Central.

La fuente de financiación de las subvenciones está dirigida por el Ministerio de Finanzas y Planificación Económica, administrada por el PNUD en Sudán del Sur y cuenta con el apoyo de Reino Unido y los Países Bajos.