Cuba: seguridad y producción alimentaria crecen gracias a las cooperativas de agricultores

granjero en Cuba
Yudiel Mojena Guerra ha sido capaz de aumentar la producción de su granja como parte de un proyecto para mejorar la seguridad alimentaria en Cuba (Foto: PNUD en Cuba)

Yudiel Mojena Guerra, un joven agricultor de la región oriental de Cuba, recibió un terreno de parte del gobierno en el marco de una estrategia dirigida a aumentar la producción alimentaria local. Así, comenzó a trabajar en una granja lechera que estaba en ruinas, la remodeló y compró algunas cabezas de ganado.

Pero al igual que la mayoría de los trabajadores del sector no estatal, pronto se dio cuenta de que no sólo necesitaba capital de riesgo para incorporar nueva tecnología, sino también capacidades técnicas y de gestión para lograr una producción eficiente.

Con el fin de apoyar a los agricultores como Mojena, y contribuir a la ambición de Cuba de apoyarse en la producción local de alimentos y aumentar la seguridad alimentaria, el PNUD y la Unión Europea crearon un partenariado junto con el Ministerio de Agricultura cubano.

Aspectos Destacados

  • Cuba importa una gran parte de sus alimentos – el 80% en 2009 – y un nuevo programa está ayudando a los agricultores locales a aumentar la producción local.
  • Más de 13.200 agricultores nuevos (el 14% mujeres) y 366 cooperativas (6% del total) en diferentes partes de Cuba han recibido equipamiento y capacitación agrícolas a través de este programa.
  • Las cooperativas han podido incrementar sus niveles de producción de productos alimenticios básicos de 25% a 80%. Tan sólo en 2011, la mayor producción alimentaria sustituyó importaciones de alimentos por más de USD 15 millones.

Mojena es uno de los 13.200 agricultores nuevos que participan de esta iniciativa denominada PALMA (Programa de Apoyo Local a la Modernización del sector Agropecuario en Cuba). Desde su inicio en 2009, el programa ha apoyado la modernización de la agricultura local en 37 municipios pilotos de Cuba.

“Me ha ayudado muchísimo, especialmente en cuanto a adquisición de conocimientos y capacitación”, dice Mojena.

El programa PALMA ha proporcionado herramientas y maquinaria agrícolas a agricultores y cooperativas, y ha proporcionado formación en agricultura moderna y sostenible y gestión empresarial y planificación de cooperativas.

Esto ha contribuido a optimizar las herramientas de gestión técnicas y económicas, desarrollar una cultura cooperativista entre más de 4.000 miembros e incorporar mayores herramientas relacionadas, como la planificación estratégica y participativa en alrededor de 300 cooperativas.

Por su parte, Mojena no sólo incrementó la producción de su granja gracias a la capacitación, sino que también ha podido ayudar a otros.

“Los productores locales vienen aquí a aprender de mi humilde experiencia, y yo visito sus establecimientos para intercambiar buenas prácticas", comenta Mojena. “La idea es seguir progresando”.

“Mi plan - indica - es continuar creciendo para así poder aumentar la producción lechera y vacuna para consumo local e industrial, y generar más ganancias para mí y para mi cooperativa”.

Informe Anual 2013-2014
"Nuevas alianzas para el desarrollo"

Este informe describe cómo el PNUD obtiene resultados de alto impacto como aliado para el desarrollo, innovador y líder intelectual en todo el mundo.

ver más informes anuales