En Bhután, pequeñas becas permiten emprender negocios y cumplir sueños

Tashi Tshomo (mujer) en su tienda de informática
Gracias a una pequeña subvención, Tashi Tshomo ha sido capaz de abrir con éxito una tienda de informática y un cibercafé, consiguiendo mantenerse a sí misma y a su familia. (Foto: PNUD Bhután)

En Mongar (Bhután), Tashi Tshomo tiene muchas razones para estar contenta. Han pasado cuatro años desde que la joven de 25 años recibió una beca de alrededor de 1.750 dólares para emprender un pequeño negocio de servicios informáticos. Desde entonces, su empresa ha crecido sustancialmente.

Aspectos Destacados

  • Gracias al Programa de apoyo a la generación de ingresos se formaron a un total de 63 jóvenes, mayoritariamente del sector manufacturero, y surgieron 44 proyectos microempresariales.
  • En 2012, el Programa de apoyo a la generación de ingresos se implementó en otros distritos del país, y los 44 proyectos microempresariales generaron 67 puestos de trabajo.
  • El Programa de apoyo a la generación de ingresos es parte del Proyecto del fondo para la seguridad de los seres humanos, que cuenta con una dotación de 2 millones de dólares, y fue impulsado por el PNUD, UNICEF, el PMA y UNFPA, para incrementar el número de personas con educación básica y el índice de alfabetismo, así como las oportunidades de empleo para los colectivos vulnerables.

Actualmente, se dedica a la venta de ordenadores y hardware y a los servicios de informática y redes de comunicaciones. También es la encargada del único cibercafé de Mongar, donde acuden los estudiantes para conectarse a Internet.

Además de vender ordenadores y accesorios en su café, también ofrece servicios de escáner, impresión y actualizaciones de antivirus. Asimismo, se encarga del mantenimiento informático anual de las oficinas en Mongar de la compañía eléctrica nacional y del Banco Nacional de Bhután, así como del Centro de Recursos Naturales Renovables, en Wengkhar. Gracias a su negocio, Tashi Tshomo se ha podido comprar un coche y mantener a su familia (no solo costea los estudios de su marido en India, sino también los de seis de sus hermanos, quienes de otro modo no podrían haber accedido a la universidad).

A finales de 2008, la Oficina del Fondo Fiduciario de Socios Múltiples de las Naciones Unidas lanzó un Proyecto del fondo para la seguridad de los seres humanos en Bhután, con el objetivo de incrementar el número de personas con educación básica y el índice de alfabetismo, así como las oportunidades de empleo para los colectivos vulnerables, que incluyen a jóvenes y mujeres. Tashi Tshomo recibió su beca a través del Programa de apoyo a la generación de ingresos, lanzado en 2010, en el marco del Proyecto del fondo para la seguridad de los seres humanos.

Desde que fundó su negocio, Tashi Tshomo ha invertido en tres ordenadores más para su cibercafé y ha formado a dos miembros del personal. Los servicios que ofrece a través de su empresa, incluidos los contratos de mantenimiento del sistema informático de empresas locales y oficinas gubernamentales, generan ganancias de alrededor de 1.100 dólares mensuales. Tashi también ha solicitado un crédito para expandir su negocio y abrir una tienda de fotografía.

El Proyecto del fondo para la seguridad de los seres humanos, con una dotación de 2 millones de dólares, ha sido impulsado por el PNUD, UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos y el Fondo de Población de las Naciones Unidas. El Programa de apoyo a la generación de ingresos es una iniciativa del PNUD, en colaboración con el Ministerio del Trabajo y Recursos Humanos, para hacer frente a la creciente tasa de desempleo en Bhután, especialmente entre los jóvenes, ya que la tasa de desempleo juvenil llegó al 9,3% en 2011.

El objetivo del programa, que en una primera fase se implementó en tres de los distritos más pobres del país, fue capacitar a jóvenes emprendedores sobre cómo crear pequeñas y medianas empresas. Se formó a un total de 63 jóvenes, mayoritariamente del sector manufacturero, y surgieron 44 proyectos microempresariales, como panaderías, pequeñas tiendas de muebles, una granja de producción láctea, un local textil, tiendas de recuerdos, un restaurante, centros de producción de patatas fritas y papel, un salón de belleza, sastrerías, un centro de extracción de jugo de limón, además de proveedores de servicios informáticos.

En 2012, el Programa de apoyo a la generación de ingresos se implementó también en otros distritos del país. Además de permitir la apertura de pequeños negocios en los distritos más pobres de Bhután, el programa apoya a la juventud para que no abandone las zonas rurales y contribuye a la generación de empleo, puesto que los 44 proyectos microempresariales financiados por la primera fase del programa generaron 67 puestos de trabajo.

Iniciativas como el Programa de apoyo a la generación de ingresos contribuyeron a reducir la tasa de desempleo nacional hasta el 2,1% y la de desempleo juvenil hasta el 7,1% en 2012. El Gobierno de Bhután, con el apoyo del PNUD, espera continuar generando puestos de trabajo y reducir aún más las tasas de desempleo en el futuro.