En Belice, los jóvenes se preparan para el futuro

Participantes de un programa de formación para jóvenes trabajan en equipo a través del deporte
Participantes de un programa de formación para jóvenes trabajan en equipo a través del deporte (Foto: PNUD en Belice)

Para Diángelo Ramos, un joven de Belice, sobrevivir después de que lo echasen de su casa cuando tenía 13 años de edad implicó determinación y valor. "Bebía alcohol cuando estaba en la escuela y faltaba a las clases. Mi maestra me decía que no se daría por vencida conmigo porque sabía que yo podía cambiar", recuerda.

Aspectos Destacados

  • Establecido en 2012, el proyecto para el Éxito de los Jóvenes de Southside es un sistema coordinado que orienta a los jóvenes vulnerables en la zona de Southside de la ciudad de Belice.
  • El proyecto va dirigido a los hombres jóvenes en situación de riesgo y no escolarizados y les da capacidades sociales y de vida para ayudar a reducir el crimen y la violencia.
  • 100 jóvenes consiguieron puestos de aprendices o empleos, y se ha puesto en contacto a los jóvenes exitosos con programas potenciales de microempresas y con cursos de especialización.

Diángelo participó en un programa de participación de los jóvenes implementado por el PNUD: el proyecto para el Éxito de los Jóvenes de Southside, establecido en 2012, es un sistema coordinado que ofrece orientación, conocimientos para la vida, formación y búsqueda de empleo para los jóvenes vulnerables de Southside en la ciudad de Belice, que es el área más violenta del país. El proyecto se centra en impedir que los jóvenes "que corren más riesgo", en especial los hombres jóvenes que vienen de los sectores más marginados de la sociedad, pasen a formar parte de pandillas, y se les dan los conocimientos para la vida y de base para poder entrar al mundo laboral. "Hoy creo que he cambiado", dice Diángelo, que completó el programa.

La orientación en materia de valores sociales y la creación de capacidades económicas de los jóvenes genera beneficios económicos y sociales para toda la comunidad, lo que es crucial para aliviar la pobreza que, a veces, puede ser la causa de la entrada a las pandillas.

Entre los años 2000 y 2008, el índice de homicidios pasó de 19 a 22 por 100.000 en Belice, y se estima que los jóvenes son cada vez más los culpables y las víctimas de la violencia. Además, los jóvenes están muy marginados en el sistema de justicia penal por una falta de conocimientos de sus derechos y, sobre todo, por la imposibilidad de acceder a los servicios jurídicos cuando tienen problemas con la justicia. Estos jóvenes marginados describen a la policía como la institución gubernamental que los decepciona más, y 88 por ciento de ellos describen a la policía como "deficiente", "horrible", "mala" o "no existente".

Para tratar de solucionar este problema, el programa creó centros de acogida para los jóvenes vulnerables de entre 14 y 18 años de edad que son los que corren más riesgo de unirse a las pandillas, y les dan orientación y formación para prepararlos para el mercado laboral. Muchos jóvenes de Southside de Belice no tienen los conocimientos básicos para encontrar un trabajo, pero a través de la capacitación en competencias para la vida, adquirieron autoestima y aprendieron a resolver conflictos, gestionar la ira y practicar deportes, todos conocimientos que reducen su vulnerabilidad al crimen y la violencia y que les permiten participar eficazmente en la sociedad.

A través de los diferentes cursos y de la atención prestada, el programa ha logrado hacer entrar a 100 jóvenes en puestos remunerados de aprendices o en empleos. La iniciativa será ampliada en el futuro, poniendo en contacto a los jóvenes exitosos con planes potenciales de microempresas y con cursos de especialización. "Hoy me he graduado del programa para el Éxito de los Jóvenes de Southside", dice Diángelo. "Me mantuvieron porque dicen que soy muy respetuoso. Mi sueño ahora es ser un soldado de las Fuerzas Armadas de Belice.”