Eritrea: ayudan a las comunidades a reforzar su seguridad alimentaria

Los agricultores aumentan su seguridad alimentaria gracias a una nueva micro-presa, que forma parte de un proyecto de seguridad alimentaria del PNUD
Los agricultores aumentan su seguridad alimentaria gracias a una nueva micro represa que forma parte de un proyecto del PNUD. Foto: PNUD Eritrea

La aldea de Lamza, en las afueras de la capital de Eritrea, parece desierta excepto por un puñado de niños que juegan en un descampado. Esto se debe a que casi todos los habitantes de la aldea están trabajando en sus granjas en un valle cercano, donde dos micro represas facilitan el riego de sus cultivos.

Aspectos destacados

  • La micro represa fue construida como parte de un proyecto del PNUD de US$ 1.2 millones sobre seguridad alimentaria, implementado conjuntamente con el Ministerio de Agricultura de Eritrea.
  • Las micro represas suministran agua de riego todo el año para agricultura de pequeña escala.
  • 1.200 hogares y un total de 6.000 personas se benefician de esta iniciativa.

La más grande de estas represas fue construida con apoyo del PNUD. Si hay suficiente lluvia, su capacidad es de un millón de metros cúbicos de agua. Con la nueva represa, el Ministerio de Agricultura está planeando aumentar la tierra cultivable a 100 ha  e introducir nuevos métodos de agricultura, como el riego por goteo, para aumentar la producción.

“Hemos observado una mejora en la nutrición infantil debido a que, gracias al plan de riego, los niños y niñas pueden consumir vegetales muy nutritivos“, dice la Sra. Abrahazion, administradora de la aldea. “Además, pueden asistir a la escuela con regularidad porque están sanos y se enferman menos”.

Los miembros de la comunidad aportaron mano de obra para la construcción y la excavación se realizó con maquinaria y con supervisión del ministerio. Los agricultores reunieron sus ahorros para comprar el combustible para la bomba y se ocupan del mantenimiento mensual del equipo. Ahora la comunidad desea alimentar las bombas con energía solar.

Apenas a un año de su inauguración, la represa abastece a 1.200 hogares y la comunidad ha podido aumentar sus cultivos a 61 acres. Además, ahora pueden cultivar todo el año. Debido a que se producen más alimentos, el excedente se vende a minoristas en Asmara.

“He observado un aumento del nivel de vida de la población, en especial de las mujeres y niños, principales beneficiarios del proyecto. Tenemos el agua a la mano, sin necesidad de caminar grandes distancias para recogerla,” dice Abrahazion.

Desde que se inauguró el Proyecto se han entregado tierras a nuevos agricultores que pueden reunir más ahorros para financiar esta acción. Al crecer la población, los miembros de la comunidad han acordado y planificado mejoras de la infraestructura y la tierra.  

El sistema de tenencia de tierras de la aldea se basa en la distribución equitativa entre los hogares. Los hogares con jefatura femenina reciben la misma cantidad de tierra para asegurar la igualdad de género.

Además de las ventajas ambientales y ecológicas del proyecto, la micro represa ha favorecido la cría de ganado, ya que con el plan de riego los agricultores pueden disponer de alimento para los animales. También hay planes para construir 3 micro represas similares en el país e introducir la apicultura y avicultura.

Informe Anual 2013-2014
"Nuevas alianzas para el desarrollo"

Este informe describe cómo el PNUD obtiene resultados de alto impacto como aliado para el desarrollo, innovador y líder intelectual en todo el mundo.

ver más informes anuales
Informe Anual 2013-2014
"Nuevas alianzas para el desarrollo"

Este informe describe cómo el PNUD obtiene resultados de alto impacto como aliado para el desarrollo, innovador y líder intelectual en todo el mundo.

ver más informes anuales