De la siembra al mercado, cambios transformadores en el sector agrícola de Etiopía

agricultores en Etiopía
La cosecha agrícola se ha multiplicado por cuatro gracias a la contribución de cooperativas locales. Foto: ATA

Hurgessa Gutema es propietario de una pequeña granja de Wolisso, en Etiopía central.

Con la ayuda de una cooperativa agrícola local, su cosecha va en aumento año tras año.

Aspectos Destacados

  • La Agencia de transformación agrícola de Etiopía contribuye al incremento de las cosechas, mejora la productividad del sector agrícola y pone en contacto a pequeños agricultores con compradores internacionales.
  • Las nuevas técnicas de cultivo han permitido un incremento de las cosechas de, como mínimo, el 30% y, en algunos casos, por encima del 100%.
  • Se estima que, en 2013, 2,5 millones de agricultores se beneficiarán de este incremento de las cosechas.

“Ahora, gracias a las semillas y el abono de calidad que nos proporciona la asociación agrícola, cultivamos hasta 20 quintales por media hectárea. Antes solo cultivábamos tres o cuatro”, asegura Hurgessa.

El aumento de la cosecha le permite aportar más dinero para mantener a su familia y pagar los estudios de sus hijos.

Etiopía se encuentra ahora en plena revolución agrícola, y la forma de trabajar de los pequeños agricultores está cambiando. Una nueva organización, llamada Agencia de transformación agrícola (ATA), está introduciendo técnicas modernas de cultivo, mejorando las estrategias de marketing y revolucionando las prácticas asociativas de los 12,8 millones de pequeños agricultores del país.

“Nuestro trabajo consiste en garantizar que las asociaciones de agricultores del país funcionen como una empresa y no como una organización social. El objetivo es que alcancen la viabilidad financiera”, señaló Khalid Bomba, director de la ATA.

Las asociaciones locales de agricultores comercializan semillas y abono de mayor calidad y ofrecen cursos de formacaión. También trabajan con intermediarios clave para que los productos de los agricultores se vendan en los mercados. La ATA también se preocupa por el futuro del país y uno de sus objetivos es garantizar la seguridad alimentaria de la población a largo plazo.

“Tenemos que contemplar el sector desde una perspectiva holística, y trabajar para fortalecer los lazos con nuestros socios en el sector agrícola”, afirmó Khalid.

Con el apoyo del PNUD y otros socios, la ATA inició su actividad en 2011, con el objetivo de traspasar el proyecto al Gobierno dentro de 15 años.

“Estamos empezando. La transformación no llegará de un día para otro. Sin embargo, los indicadores sugieren resultados muy positivos y, en algunos casos, hasta son difíciles de creer”, contó Haddis Tadesse, Directora de la Oficina de Etiopía de la Fundación Gates, una de las organizaciones promotoras de la ATA.

El impacto de las nuevas técnicas de cultivo de teff, un cereal autóctono empleado para la producción de la injera, el pan blando que constituye la base de la dieta etíope, ejemplifica el éxito de la iniciativa.

“Hemos introducido una nueva técnica de cultivo de teff que permite reducir la dosis de siembra y cosechar nuevas variedades. Esta práctica ha generado un incremento de las cosechas de, como mínimo, el 30% y, en algunos casos, por encima del 100%. Empezamos con tan solo dos agricultores, pero este año llegaremos a los dos millones”, informó Khalid.

Trabajo en equipo
La ATA coordina iniciativas impulsadas por el Ministerio de Agricultura, a quien pone en contacto con países donantes interesados en colaborar con una región específica o con empresas interesadas en invertir en el sector agrícola.

Algunos de sus socios son la Fundación Bill y Melinda Gates, el Banco Mundial, la Fundación Nike, la Fundación Rockefeller, USAID, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional de Canadá, el Instituto Synergos, el Instituto de Investigación sobre Agricultura, Alimentación y Futuro de Etiopía, el PNUD y el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IIPA).

Las iniciativas coordinadas de forma eficiente por los gobiernos ilustran a la perfección el principio rector de Global Partnership for Effective Development Co-operation, una alianza mundial para el desarrollo que une a gobiernos, empresas y organizaciones para que trabajen conjuntamente en la lucha contra la pobreza.

Grandes resultados
Con una tasa de crecimiento del 10% de media anual y tras el descenso de la tasa de pobreza, del 40% al 29% en un lapso de siete años, Etiopía es un mercado muy atractivo para los inversores.

“Muchos de nuestros socios del sector privado, tanto nacionales como internacionales, se han dado cuenta de que generar valor añadido en Etiopía es una gran oportunidad”, comentó Khalid.

Eugene Owusu, Representante Residente del PNUD en Etiopía, cree que la ATA y el Ministerio de Agricultura desempeñan un papel esencial en la estrategia de desarrollo a largo plazo.

“Etiopía está preparada para una transformación industrial encabezada por el sector agrícola. Ahora estamos exportando materias primas, pero la intención es invertir en infraestructura industrial y exportar productos acabados con valor añadido”, explica Khalid.

Por su parte, Hurgessa, en Wolisso, está ahorrando para el futuro.

“Mi plan es dejar la agricultura y trabajar de comerciante. Me gustaría ser proveedor de todo tipo de granos para los mercados”, asegura.