RD Congo: tracción animal al servicio de las agricultoras

mujer alimentando a una vaca
Una mujer en el centro de formación alimenta una vaca que se utilizará para el transporte. (Foto: Benoît Almeras-Martino/PNUD RDC)

En el camino hacia Kisuma, en la región de Kivu del Norte, Furaha (que significa “alegría”, en kiswahili) hace una breve pausa y se limpia el sudor de la frente sin remover la bolsa de género que lleva bien amarrada en la espalda. “De esta forma es menos agotador que apoyarla en tierra y volver a levantarla para continuar”, explica.

Aspectos Destacados

  • Esta experiencia piloto tiene como objetivo utilizar la tracción animal como medio de transporte rural para estimular la movilidad de los agricultores y reducir la carga laboral de las mujeres en Kivu del Norte.
  • A largo plazo, cerca de 4000 agricultores de la región, entre los cuales más del 50 por ciento son mujeres, se verán beneficiados por la tracción animal.
  • El proyecto de cerca de US$ 3 millones se encuentra financiado por el gobierno surcoreano, por tres años.

¿Cuánto pesa la bolsa? “Quince kilos y el molino se encuentra a 3 kilómetros”. El caso de Furaha no es el único, ya que en todos los caminos de Kivu del Norte se ven mujeres cargando bolsas pesadas de hasta varias decenas de kilos para llegar al mercado.

“En nuestra región, se considera a las mujeres como herramientas de trabajo. Ellas son las que cultivan los campos, se ocupan de la cosecha y transportan los productos a los mercados”, explica Christian Ndoole, encargado del centro de doma de bovinos en Kisuma. El centro ha iniciado recientemente sus actividades, incorporando a treinta agricultores, hombres y mujeres, provenientes de quince asociaciones comunitarias.

Gracias al respaldo del PNUD y de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), además de los fondos aportados por el gobierno surcoreano, este proyecto piloto intenta establecer la tracción animal como medio de transporte rural para estimular la movilidad de los agricultores y reducir la carga laboral de las mujeres en Kivu del Norte.

“Al facilitar las tareas de las mujeres, se podrán generar más oportunidades para incrementar sus recursos; de esta manera, las asociaciones podrán alquilar el ganado para otras actividades y mejorar el nivel de vida de las comunidades”, comenta Christian Ndoole.

Luego de cuarenta días de capacitación, los treinta aprendices volverán a sus respectivas asociaciones para aplicar lo aprendido y transmitir sus conocimientos a los otros miembros.

Alrededor de 4000 agricultores -miembros de asociaciones beneficiarias-, entre los cuales más del 50 por ciento son mujeres, se verían favorecidos con la tracción animal y el uso de vacas en yunta.

La idea de utilizar a los bueyes como animales de tracción impacta con las resistencias culturales de los ganaderos de la región. De acuerdo con un estudio antropológico realizado en 2013  y financiado por el PNUD, la cría de ganado se destina únicamente a la producción de leche y carne. Esto contiene un fuerte valor simbólico y social que se asocia, además, a los rebaños de vacas que son el orgullo de los ganaderos.

A pesar de las barreras culturales, hay un gran entusiasmo entre los aprendices ganaderos, entre ellos, Furaha: “Cada martes y viernes transporto entre 15 y 20 kilos de mercaderías entre Boabo y el centro de Masisi. El uso de vacas alivianará mis sufrimientos.”

Esta iniciativa se integra en el marco del proyecto “Desarrollo Comunitario y Consolidación de la Paz en Kivu del Norte”. Además de promover la tracción animal, el proyecto prevé la rehabilitación y la construcción de mercados rurales para fomentar las actividades económicas de Kivu del Norte y crear centros de capacitación profesional para jóvenes, ex combatientes y personas con VIH con el fin de generar nuevas oportunidades laborales.

Este proyecto de cerca de US$ 3 millones es financiado por los fondos fiduciarios del PNUD y de la República de Corea para llevar a cabo los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Su implementación está garantizada por el PNUD, en colaboración con la FAO y el gobierno de la República Democrática del Congo.

Informe Anual 2013
thumbnail

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más