Gaza: bote turístico leva anclas y da inicio a una vida mejor

Raed El-Shorafa en el barco que ha construido
Raed El-Shorafa en el barco que construyó para los viajes en el mar en Gaza con el apoyo del PNUD. Foto: Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

Al graduarse de arquitecto recientemente, Raed El-Shorafa, de 27 años, corría el riesgo de pasar a integrar las filas de desempleados cada vez más numerosas en Gaza.

Aspectos destacados

  • Se adjudicaron 25 pequeños subsidios a través del Programa Conjunto de los ODM para la Cultura y el Desarrollo, dirigidos a mujeres y jóvenes.
  • La cantidad de personas que visita la Franja de Gaza ha disminuido en un 90 por ciento desde 2000.
  • Según OCHA, el desempleo en la Franja de Gaza alcanzó un 41,5 por ciento el último trimestre de 2013.
  • El 57 por ciento de los hogares de Gaza sufren inseguridad alimentaria y alrededor del 80 por ciento de las poblaciones que allí habitan reciben asistencia para sobrellevar la inseguridad alimentaria y los impedimentos al crecimiento económico y social.

A pesar de su buen desempeño académico, las oportunidades de trabajo eran escasas.

“No tenía ingresos”, dice Raed. “Era una carga para mi familia.”

Con un futuro incierto y una familia de nueve personas a quienes ayudar, Raed decidió que era hora de tomar la iniciativa. Como su casa se ubica cerca de la playa, tuvo la ingeniosa idea de construir su propio barco para ofrecer paseos en el mar.

Raed recibió US$ 6.500 como parte del Programa Conjunto de Cultura y Desarrollo en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). El proyecto de US$ 3 millones fue implementado en la Ribera Occidental y la Franja de Gaza, en alianza con otras agencias de la ONU, incluidas UNESCO, UNIFEM y FAO.

Los componentes del programa incluyeron sesiones de capacitación; desarrollo de competencias relativas a la protección del patrimonio y temas afines; gestión y promoción; iniciativas comunitarias piloto sobre turismo en sitios históricos, y emprendimientos nuevos basados en subsidios para el desarrollo de negocios.

Los subsidios fueron dirigidos a hombres y mujeres quienes se beneficiaron de los cursos de desarrollo de habilidades ofrecidos para apoyar la cultura y el turismo dentro del Programa de los ODM. Otros negocios creados fueron una panadería, cafetería, talleres de bordado y servicios de fisioterapia, emtre otros.

Para su negocio, Raed diseñó y construyó su propio barco y él mismo lo opera. Visitantes palestinos y unos pocos internacionales ahora pueden disfrutar de un paseo de 15 a 60 minutos en el mar.

“Es una experiencia única, ya que promueve el turismo nacional dentro de Gaza sitiada”, expresa  Raed. “Estamos aprovechando la única fuente de alegría que tenemos: ¡el mar!”

Raed contó que encontró varios obstáculos para realizar su proyecto, empezando por la escasez de materiales para construir el barco. La falta de combustible también constituye un desafío que afecta las ganancias, pero Raed mantiene una actitud positiva.

“El barco también alentó a muchos a seguir mis pasos, lo que es bueno y competitivo”, explica.

Raed y sus dos asistentes se están preparando para la próxima temporada de verano. Con ingresos que promedian US$ 3.500 por temporada, los salarios que reciben ayudarán a comprar ropa escolar para sus hijos y aprontarse para la festividad musulmana Eid y el mes de Ramadán.

“Pintamos el barco con frecuencia, con diseños atractivos, y estamos pensando en incluir un bote banana que será el primero en Gaza,” cuenta Raed. “El subsidio me ayudó a creer que uno mismo puede iniciar y llevar un negocio. Puedo vislumbrar el futuro: ya construí mi propia casa y estoy pensando en casarme, tener hijos, un negocio más grande y una vida mejor.”