Entender la pobreza y la desigualdad en Namibia


En Namibia, uno de cada cuatro hogares vive por debajo del umbral de la pobreza

Como país con ingresos medios y con una distribución de riqueza entre las más desiguales del mundo, Namibia se convierte en un pueblo pobre en medio de la abundancia.

Según una reciente encuesta sobre los ingresos y gastos de los hogares en Namibia, más de uno de cada cuatro hogares vive por debajo del umbral de la pobreza. Además, el 10% de los hogares más pobres sólo disponen del 1% de los ingresos totales del país, mientras que el 10% de los más ricos controlan más de la mitad de las riquezas.

Aspectos Destacados

  • En Namibia, más de uno de cada cuatro hogares vive por debajo del umbral de la pobreza
  • El 10% de los hogares más pobres sólo disponen del 1% de los ingresos totales del país
  • El 10% de los más ricos controlan más de la mitad de las riquezas

Estas estadísticas aparecen repetidamente en las frecuentes encuestas realizadas por el gobierno de Namibia, pero éstas son raramente analizadas  a fondo. Como consecuencia, entender la relación entre la pobreza, la desigualdad y el crecimiento económico, y la identificación de las soluciones disponibles para cerrar la brecha entre ricos y pobres se encuentran entre los principales retos de política pública de este país de sudafricano.

Para fortalecer la capacidad del país para analizar y abordar estos desafíos, el PNUD y la Oficina Central de Estadísticas de Namibia se han unido con la Universidad de Laval en Canadá con el objetivo de organizar un ambicioso programa de capacitación sobre la pobreza y análisis de la distribución de riqueza. Los instructores utilizan un software innovador, “Análisis Distributivo" (DAD), una herramienta sencilla desarrollada por la Universidad de Laval y concebida para ayudar a los países en desarrollo a llevar a cabo análisis de datos de calidad.

En el pasado, la capacidad para realizar cálculos complejos, como calcular el nivel de pobreza o del impacto de las reformas políticas sobre la pobreza, se limitaba a un pequeño grupo de organismos internacionales y académicos. Después de aprender a utilizar el DAD, los investigadores namibianos fueron capaces de realizar por primera vez análisis detallados de sus propios datos. "Este tipo de formación es esencial para fortalecer nuestra capacidad de producir el tipo de datos que las autoridades necesitan para fundamentar sus decisiones", dice Liina Kafidi, subdirectora de la Oficina Central de Estadística.

El objetivo final del programa consiste en ayudar a Namibia a optimizar el uso de los datos estadísticos que recoge. "Necesitamos un mejor equilibrio entre nuestros esfuerzos de recopilación de datos y de análisis de la aplicación de las políticas", declaró Sebastián Levine, economista senior de la oficina del PNUD en Namibia. "El DAD nos ayuda a hacerlo, y ahora nos toca fortalecer la comunidad de usuarios y proveedores de datos locales para adelantar el trabajo".