Áreas de Acción

Toda labor del PNUD se centra esencialmente en la reducción de la pobreza y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM):

- Cooperación al Desarrollo y Finanzas
- Género y Reducción de la Pobreza
- Desarrollo Inclusivo
- Estrategias para el logro de los ODM
- Desarrollo Local Participativo
- Evaluación y seguimiento de la pobreza
- Sector Privado
- Comercio, Propiedad Intelectual y Migración

Cooperación al Desarrollo y Finanzas
La capacidad de un país para reducir la pobreza y aumentar su desarrollo depende de distintos factores: su geografía física, las opciones políticas, y los recursos, las instituciones y las capacidades a las que tiene acceso. Además algo fundamental y decisivo en la financiación económica, necesaria para que un país pueda invertir en infraestructuras o programas que apoyen el crecimiento económico y el desarrollo.

Así, la financiación es clave para seguir avanzando. Aunque lo más importante son los recursos internos, estos son insuficientes para atender la magnitud de las inversiones necesarias. Es por eso que, a menudo, éstos deben ser complementados con la ayuda exterior y el alivio de la deuda. El PNUD apoya a los donantes para aumentar la ayuda y la cooperación técnica en los países en desarrollo, a fin de acelerar el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Además, apoya a los gobiernos receptores para mejorar la gestión de la ayuda nacional y para asegurar una buena coordinación y los mecanismos de apoyo de vigilancia, que incluyen el sector privado y la sociedad civil. Hacer más eficaz la ayuda es una responsabilidad compartida por los países donantes y receptores.

Género y Reducción de la Pobreza
Seis de cada diez personas viviendo en extrema pobreza son mujeres que, como encargadas del cuidado del hogar y productoras de alimentos, deben soportar el duro trabajo de labrar sus tierras de cultivo, moler los granos recogidos, transportar el agua necesaria y cocinar la comida para sus familias. Este no es un trabajo fácil. En Kenya, las mujeres pueden llegar a quemar hasta un 85% de su consumo diario de calorías solamente por ir a buscar agua.

Las mujeres constituyen más del 50% de la población mundial, pero sólo poseen el 1% de la riqueza del mundo. La igualdad entre hombres y mujeres es más que una cuestión de justicia social: es un derecho humano fundamental y es clave para el logro de los ODM. Pero la igualdad de género también tiene sentido a nivel económico. Cuando las mujeres tienen igualdad en el acceso a la educación, y comienzan a participar plenamente en los negocios y la toma de decisiones económicas, son una fuerza impulsora clave contra la pobreza, es un factor es imprescindible para alcanzar un desarrollo sostenible incluyente, democrático y libre de violencia.

Desarrollo Inclusivo
Muchas personas quedan excluidas de los avances del desarrollo debido a su género, etnia, edad, orientación sexual, discapacidad o porque viven en la pobreza. Los efectos de esta exclusión son asombrosos, extendiendo la desigualdad por todo el mundo. El desarrollo puede ser inclusivo y ayudar a reducir la pobreza sólo si todos los grupos de personas contribuyen a crear oportunidades, se benefician del desarrollo y participan en la toma de decisiones.

Una vía clave a considerar de parte de las naciones para lograr el desarrollo incluyente es la creación de empleo productivo y remunerado. Esto debería ir acompañado por redes sociales de seguridad eficaces y eficientes para proteger a quienes no pueden trabajar o ganan muy poco. Para alcanzar los ODM, muchos países en desarrollo también tendrán que mejorar los servicios públicos mediante la construcción de escuelas y hospitales, la capacitación de maestros y médicos, y proporcionando acceso al agua, saneamiento y transporte, todo lo cual requiere un gasto público. Los gobiernos pueden jugar  un papel importante en estimular el crecimiento y reducir la pobreza.

El desarrollo inclusivo sigue el enfoque de desarrollo humano del PNUD e integra las normas y principios de los derechos humanos: la participación, no discriminación y la rendición de cuentas. El PNUD proporciona asesoramiento sobre políticas en áreas tales como las estrategias y creación de empleo y redes de seguridad social, además de ayudar a desarrollar la capacidad de los gobiernos para formular estrategias y políticas fiscales que estimulen el crecimiento de la población pobre, reducir la pobreza y alcanzar los ODM. Al mismo tiempo, el PNUD aboga por un papel más importante del estado, el aumento de la inversión pública y la gobernabilidad  económica para garantizar que todos tengan acceso a los servicios públicos esenciales.

Estrategias para el logro de los ODM
Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) representan las necesidades humanas y los derechos básicos que todos los individuos del planeta deberían poder disfrutar: ausencia de hambre y pobreza extrema; educación de buena calidad, empleo productivo y decente, buena salud y vivienda; el derecho de las mujeres a dar a luz sin correr peligro de muerte; y un mundo en el que la sostenibilidad del medio ambiente sea una prioridad, y en el que tanto mujeres como hombres vivan en igualdad.

Adoptados por los líderes mundiales en el año 2000 para alcanzarse en 2015, los ODM son a la vez metas globales y locales, adaptadas a cada país para atender las necesidades específicas de desarrollo. Proporcionan un marco para toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común - asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todos, en todas partes. Si estos objetivos se logran, la pobreza mundial se reducirá a la mitad y decenas de millones de vidas se salvarán.

Desarrollo Local Participativo
El logro de los ODM sólo puede lograrse a través de acciones a nivel local: en pueblos y ciudades, provincias y regiones. Los actores locales, líderes comunitarios, funcionarios de los gobiernos locales, activistas de la sociedad civil, agricultores y empresarios saben lo que mejor funciona y no funciona dentro de sus comunidades y deben contar con la voz y el apoyo que necesitan para construir su camino hacia una mejor calidad de vida. Al mismo tiempo, el desarrollo local debe estar integrado en el proceso de desarrollo nacional.

El PNUD reconoce el papel clave de los gobiernos sub-nacionales y locales para establecer los planes en relación a los ODM y para atender las necesidades, los progresos y los retos del futuro de los ciudadanos. Así, la organización ayuda a desarrollar las capacidades de los gobiernos locales para formular, planificar, supervisar y ejecutar planes participativos de desarrollo local, en colaboración con la sociedad civil y otras organizaciones locales. El PNUD también promueve esfuerzos para incluir a los grupos excluidos y las comunidades cuyas voces no son escuchadas muy a menudo.

Evaluación y seguimiento de la pobreza
Combatir la pobreza y avanzar en el logro de los ODM requiere políticas eficaces para reducir la pobreza y promover el desarrollo inclusivo. El diseño e implementación de políticas para la inclusión social requiere un buen sistema de información para comprender mejor el problema: qué es la pobreza, su origen, sus consecuencias afecta, cómo evolucionan en  el tiempo y qué impacto ejercen las políticas y programas de desarrollo. La creación de un sistema de seguimiento y evaluación de la pobreza para responder a estas preguntas es fundamental para el diseño de políticas eficaces. Estos sistemas también son necesarios para realizar un seguimiento del progreso de los ODM.

Sin embargo, muchos países en desarrollo carecen de datos consistentes, confiables o actualizados sobre la pobreza y la desigualdad, lo que dificulta establecer un seguimiento efectivo de la pobreza y los sistemas de evaluación.

El PNUD trabaja ayudando a los países en vías de desarrollo a establecer sistemas integrales de seguimiento de la pobreza. A su vez garantiza que, cuando los datos e información estén disponibles, se utilicen como prueba para implantar políticas de reducción de la pobreza e impulsar el desarrollo humano.

Sector Privado
El PNUD reconoce que el logro de los ODM depende de un crecimiento económico dinámico, impulsado por empresas privadas que crean puestos de trabajo y proporcionan bienes y servicios para la población pobre y que además generan ingresos fiscales para financiar la infraestructura social y económica.

El sector privado - desde grandes empresas multinacionales a pequeñas empresas y cooperativas de mercados locales - también tiene un papel esencial que desempeñar en el logro de los principales objetivos del PNUD en áreas como la energía y prestación de servicios ambientales, prevención de crisis, igualdad de género y gobernabilidad democrática.

Comercio, Propiedad Intelectual y Migración
La globalización ayuda a impulsar el desarrollo humano, el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo en todo el mundo. Puede ayudar a los países en desarrollo para acceder a nuevas tecnologías que mejoren su productividad. Sin embargo, para la gran mayoría de los países en desarrollo, la globalización no ha aumentado los ingresos tan rápido como se pensaba. Mientras los ingresos a nivel mundial aumentan, las desigualdades se profundizan en muchos países.

¿Qué impide a los países en desarrollo se beneficien de la globalización? Una combinación de las limitaciones internas y externas impide a los países más pobres a integrarse en la economía mundial. Internamente, se enfrentan a restricciones de la oferta, tales como la falta de infraestructura física, instituciones pobres de gobernabilidad económica, falta de acceso al estado de derecho y de mano de obra calificada. Externamente, la complejidad y la estructura del entorno de la política internacional, que comprende una banda de cuestiones y normas relacionadas con el comercio mundial, la inversión, la migración, la propiedad intelectual, la sostenibilidad de la deuda y la política de ayuda, les impide beneficiarse plenamente de la globalización.

El PNUD trabaja en varias áreas para apoyar a los países en desarrollo, como:

  • Abogar por la Alianza Mundial para el Desarrollo - un entorno internacional de políticas más favorables en áreas como el comercio internacional, la inversión extranjera directa, los derechos de propiedad intelectual, transferencia de tecnología y la migración;
  • Aumento de la capacidad de los países en desarrollo a integrarse mejor en el sistema económico mundial dando prioridad al desarrollo humano y a la reducción de la pobreza y la desigualdad.
Nuestro Trabajo: ODM
thumbnail

 

Con meta en 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporcionan un marco a toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común, asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todas partes.

 

Trabajamos con un amplio grupo de asociados en la creación de coaliciones para el cambio a fin de apoyar los objetivos a nivel global, nacional y regional, medir el progreso hacia su logro y ayudar a los países a establecer la capacidad institucional, las políticas y los programas necesarios para alcanzarlos.

 

SABER MÁS
Informe Anual 2013
"En Apoyo del Progreso Global"

Los avances en bienestar humano son el centro de la acción del PNUD como organización global de desarrollo dentro del sistema de las Naciones Unidas. Con nuestra presencia en 177 países y territorios prestamos apoyo a iniciativas encaminadas a elevar el nivel de vida, crear oportunidades y ayudar a las personas a gozar de vidas plenas

ver más
Síguenos