Turkmenistán: vivir de forma sostenible en el corazón del desierto

Hombre apunta al desierto
En Karakum, Turkmenistán, un proyecto piloto utiliza técnicas de adaptación al cambio climático para proteger a las comunidades del avance del desierto. Foto: PNUD Turkmenistán

En Turkmenistán el desierto no permanece quieto. Las dunas del desierto de Karakum se expanden entre 1 y 1,5 metros al año y devoran los terrenos de cultivo, bloquean las carreteras y obligan a los habitantes a desplazar sus hogares.

La razón, en parte, es el cambio climático, pero también el uso de prácticas insostenibles de gestión de la tierra. Muchos habitantes se ganan la vida como pastores y, dada la escasez de recursos hídricos, los pastos tienden a concentrarse en torno a los pozos existentes. Esto provoca un sobrepastoreo que despoja a la tierra de importantes plantas y nutrientes y la hace susceptible a la desertificación.

El movimiento de las arenas del desierto obliga a la gente a trasladar sus hogares para no quedar bajo las dunas. “Hace unos ocho años, la aldea se ubicaba a unos diez metros al sur de donde está ahora. Mi propia casa se encontraba más cerca del desierto”, dice Kakabay Baysahedov, representante del PNUD.

Aspectos destacados

  • Se implementaron medidas de fijación de dunas a en 10 hectáreas de terrenos comunales, lo que despejó los caminos de acceso y permitió a los habitantes locales permanecer en sus hogares.
  • Se construyeron siete nuevos pozos y se renovaron seis ya existentes. 15 sardobs proporcionan 125.310 m3 adicionales de agua para consumo humano y del ganado. La población de vacuno aumentó en 1.265 cabezas y se amplió la irrigación a otras 6.240 hectáreas de terreno para pastoreo.
  • Se construyó un invernadero que ha proporcionado 1,2 toneladas de pepino, generando un ahorro de alrededor de US$1,000 para la comunidad.
  • Desde su inicio en 2013, se han beneficiado unos 2.000 residentes.

En 2012, el PNUD en colaboración con el Fondo de Adaptación, se unió al Ministerio para la Protección de la Naturaleza de Turkmenistán y las comunidades afectadas en la región de Karakum para abordar los factores que contribuyen a la desertificación y ayudar a la población a adaptarse a los cambios del clima.

Esta nueva iniciativa se basó en una antigua tecnología: la fijación de dunas. El procedimiento consiste en sembrar carrizo y saxaul (un tipo de arbusto) en la arena, lo que ayuda a fijarla en el lugar. Se plantó saxaul en diez hectáreas de terrenos comunales y el éxito de la iniciativa fue evidente. Los caminos de acceso a la aldea se mantuvieron libres de la arena circundante y los residentes ya no se vieron forzados a marcharse.

 “[La fijación de dunas] es una antigua tradición de la nación turkmena”, asegura Kakabay.  

Con el fin de abordar la degradación de la tierra se construyeron siete nuevos pozos y se renovaron seis, lo que aumentó el agua disponible y contribuyó a ampliar los pastizales. Asimismo, se construyeron 15 sardobs (depósitos incrustados en la tierra, cubiertos y rodeados de cemento) para almacenar agua potable.

En conjunto, las mejoras en la gestión del agua han beneficiado a 632 familias, generando 125.310 m3 más de agua para el consumo humano y de ganado. La población de vacuno aumentó en 1.265 cabezas y se expandió la irrigación a 6.240 hectáreas de terrenos de pasto adicionales.

Con el propósito de mejorar las prácticas agrícolas resilientes al clima, el proyecto presentó a los miembros de la comunidad nuevos métodos para mantener la humedad del suelo y tipos de fertilizantes (como el biohumus y el compostaje) que mejoran la eficacia de la irrigación, la fertilidad del suelo y la productividad de los cultivos. Desde su inicio en 2013, se han beneficiado de estas iniciativas alrededor de 2.000 residentes.

 “Aprendimos técnicas de evaluación de necesidades locales”, dice Velmurat Akkoshekov, pastor que asistió a las capacitaciones. “Además, hemos identificado las medidas de adaptación más relevantes y adecuadas desde el punto de vista ambiental y económico que pueden implementarse en nuestra región.”

El proyecto también ha apoyado la construcción de un invernadero, que cuenta con la participación de los habitantes de la zona y donde aprenden técnicas de cultivo. Este año, la primera cosecha del invernadero generó 1,2 toneladas de pepino, lo que permitió a la comunidad el ahorro de unos US$1.000 en la compra de este producto. Pronto cultivarán tomates y pimientos verdes y compartirán las semillas con comunidades vecinas.

Debido al uso de técnicas especiales para “fijar” las dunas y crear “cinturones” de árboles y plantas, las aldeas están ahora protegidas del movimiento de las arenas, lo que permite a sus habitantes llevar vidas más estables.

 “Ahora hay más casas en las aldeas y los asentamientos son mayores”, dice Murat Ovezov, presidente de un sindicato local de agricultores en la región de Darvaza.

Turkmenistán es un 80 por ciento desierto y otras partes del país tienen problemas similares. Si bien la región piloto es Karakum, se espera ampliar el alcance a otras regiones a medida que el PNUD transfiera el manejo del proyecto a la población local.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe