Sudán del Sur: asistentes jurídicos ofrecen justicia a las mujeres

Alice formó una organización basada en la comunidad para vigilar y denunciar los casos de intento de venganza popular en Sudán del Sur
Alice formó una organización basada en la comunidad para vigilar y denunciar los casos de intento de venganza popular en Sudán del Sur.

En una democracia joven, como la de Sudán del Sur, la mayoría de las controversias se siguen resolviendo mediante las mismas estructuras e instituciones tradicionales y habituales.

Alice Adye fue testigo del modo en que la destrucción de las instituciones del estado, incluidas la policía y los tribunales institucionales y tradicionales, perjudican y victimizan a las mujeres en las zonas rurales de su comunidad.

Aspectos destacados

  • Con fondos del Gobierno de Japón, el programa ha formado a 40 asistentes legales, entre ellos, nueve mujeres, sobre el acceso a la justicia y los derechos humanos a nivel nacional y estatal.
  • El proyecto tiene como objetivo desarrollar las capacidades de las ONGs, las autoridades tradicionales y de las instituciones del estado de derecho para identificar y defender los derechos humanos.
  • En cada uno de los diez estados de Sudán del Sur, los funcionarios de estado de derecho y los asesores sobre el cumplimiento de la ley ofrecen apoyo técnico y político al sector de la justicia penal y a las organizaciones basadas en la comunidad.

"Cuando se sospecha o se acusa a una familia de asesinato en mi comunidad, se entrega a la niña de la familia acusada a la familia de la víctima como indemnización. En otros casos, las mujeres acusadas son lapidadas y golpeadas hasta la muerte", explica Alice, que vive en el estado de Ecuatoria Oriental.

Después de participar en un programa de capacitación para asistentes jurídicos patrocinado por el PNUD, Alice formó Women Empowerment for Prosperity (Empoderamiento de las Mujeres para la Prosperidad), una organización basada en la comunidad para vigilar y denunciar casos de intento de venganza popular ante el Departamento de Investigaciones Criminales del Servicio Nacional de Policía de Sudán del Sur. Women Empowerment for Prosperity contrató 20 voluntarios de distintos distritos y aldeas de Ecuatoria Oriental para ayudar a reunir información de lugares donde las mujeres están en riesgo.

"Para ser un buen asistente jurídico, hay que comprender cómo se pueden utilizar nuestras leyes en Sudán del Sur para proteger las vidas de las mujeres. Gracias a la capacitación del PNUD logré entender estos instrumentos y conectar con personas en el departamento de policía y otros activistas", señala Alice.

Con fondos del Gobierno de Japón, el programa del PNUD "Acceso a la Justicia e Imperio de la Ley", en colaboración con el Ministerio de Justicia y la Policía de las Naciones Unidas, han ofrecido una formación a 40 asistentes jurídicos, entre ellos, a nueve mujeres, sobre el acceso a la justicia y los derechos humanos a nivel nacional y estatal.

Los entrenamientos reúnen a jueces, abogados, policías y funcionarios de prisiones, custodios de las normas consuetudinarias y activistas de la comunidad, como Alice, para reforzar sus conocimientos sobre las leyes que autorizan a las comunidades a hacer valer sus derechos, las leyes relativas al comportamiento de los funcionarios públicos y el modo en que funciona el sistema judicial, entre otras cuestiones.

La práctica de los asistentes jurídicos permanece sin codificar en la legislación de Sudán del Sur; sin embargo, en un país con apenas unos 400 abogados en ejercicio, la formalización de asistentes legales o trabajadores legales comunitarios puede llenar un gran vacío en la prestación de servicios que permita a la gente el acceso a la justicia formal e informal. A los activistas comunitarios y asistentes jurídicos se les percibe cada vez más como agentes de cambio social y medio para fortalecer las voces de los ciudadanos.

El PNUD está trabajando con el sistema de justicia penal de Sudán del Sur, incluidas la judicatura, el Ministerio de Interior y el Ministerio de Justicia, para implementar un programa de desarrollo de capacidades en técnicas de promoción y comprensión de los instrumentos jurídicos. El PNUD ha designado funcionarios de estado de derecho y asesores de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en diez estados para que proporcionen apoyo técnico y de política al sector de la justicia penal y a las organizaciones basadas en la comunidad. 

 

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe