Alertas por radio salvan miles de vidas en Bangladesh

Familia Bangladeshien bicicleta
Bangladesh ha reducido enormemente las muertes debidas a eventos extremos del clima como los ciclones al cambiar de la respuesta a los desastres a una reducción de riesgos de desastre y a alertas tempranas. Foto: PNUD Bangladesh.

Monu Mia está familiarizado con los ciclones. "He sobrevivido a muchos, pero el recuerdo de perder a mi familia en un ciclón perdura", dice el pescador. Mia es originario de una comunidad pobre de pescadores en Moheshkhali, Bangladesh.

Mia explica que los pescadores generalmente dependían de los métodos tradicionales de predicción para los ciclones o el mal tiempo antes de ir al mar. Estos estaban basados en la interpretación de los cambios en los fenómenos naturales y las alertas que el Gobierno difundía a través de los medios de comunicación o micrófonos, eran en su mayor parte ineficaces, ineficientes y no llegaban a todos.

Aspectos destacados

  • Más de 3,5 millones de personas fueron evacuadas a través de un sistema de alerta temprana y una red de 48.540 voluntarios capacitados.
  • Se otorgaron 1200 radios y pilas a las 14 estaciones de radio comunitarias para su distribución, inclusive 510 para la zona costera.
  • Se han capacitado a 28 instructores (2 por cada estación) para fortalecer la capacidad de las estaciones de radio comunitarias.
  • Se ha apoyado la creación y la transmisión de programas radiales locales de riesgos específicos.
  • Se ha permitido a 110 millones de usuarios de teléfonos móviles el acceso directo a la recepción de alertas tempranas de desastres hidro-meteorológicos inminentes.

"Cuando azotó el ciclón Gorky no pude alertar a mi familia y a los demás a nuestro alrededor para que hiciesen los preparativos necesarios", cuenta Mia sobre el ciclón de 1991 que causó más de 138.000 muertos.

Para millones de personas en Bangladesh, Myanmar e India que se encuentran en la trayectoria de los ciclones, la opción siempre había sido huir a un lugar seguro o arriesgar sus vidas quedándose en la casa para proteger el ganado y evitar el robo de los bienes.

Para ayudar a las comunidades a balancear esas dos prioridades, la clave es información certera. Con el Programa Completo de Gestión de los Desastres (CDMP II), Bangladesh estableció un enfoque de múltiples niveles en materia de prevención, resistencia y recuperación que pone al acceso a la información en primera línea. El programa respaldado por el PNUD tiene la capacidad de dar información precisa a través de las radios comunitarias y tecnologías de telefonía móvil, con el fin de ayudar a las personas a tomar las decisiones correctas.

El CDMP motivó a las estaciones de radio comunitarias a crear clubes de escuchas locales, haciendo participar a pescadores, amas de casa,  estudiantes y visitantes a los puestos de té para ampliar su campo de escucha y garantizar el máximo alcance.

En 2013, mientras el ciclón Mahasen se formaba en la Bahía de Bengal, el Gobierno informó a los comités de gestión de desastres en los distritos y sub-distritos que tenían la capacidad de alertar a las comunidades a través de los comunicados puerta a puerta o radios comunitarias. El CDMP II distribuyó 1200 radios de amplio ancho de banda y pilas a 14 presentadores de radios comunitarias, quienes a su vez las entregaron a sus clubes de escuchas.

gente escucha la radioMiembros de la comunidad escuchan la radio en Bangladesh. Foto: PNUD Bangladesh

Las estaciones de radio comunitarias de la zona costera también extendieron sus horas de transmisión, reconociendo su importancia luego de los talleres de sensibilización organizados por el CDMP.

"La situación es diferente desde que la radio comunitaria Naf transmite información actualizada regularmente, alertas y programas de concientización sobre los desastres", dice Mia. En un esfuerzo por ampliar la audiencia, parte de la programación se hizo en dialecto. El Gobierno evacuó a más de 1,15 millones de personas y probablemente salvó la vida de miles de personas.

La intervención del CDMP II ayuda también a los presentadores de las radios a producir programas de calidad en materia de reducción del riesgo de desastres y cambio climático. Se organizaron talleres para 28 instructores cubriendo aspectos teóricos y prácticos del desarrollo y la producción de programas radiales, incluyendo escritura de guiones, conocimientos sobre reducción del riesgo de desastre y adaptación al cambio climático, y cómo construir una audiencia.

Puji Pujiono, ex Director de Proyecto en el Programa Completo de Gestión de los Desastres, dice que la verdadera importancia de las radios comunitarias es "que ofrece un contexto local al proceso de gestión de los desastres. No hay una solución única en la gestión de los desastres... el proceso de la preparación no es una calle de una sola vía. La intervención es cuando las personas usan una herramienta de preparación para los desastres a su manera para acomodar sus necesidades. Eso es lo que ofrece la radio comunitaria."

El CDMP, junto con Bangladesh Teleltalk Ltd., el Departamento Meteorológico de Bangladesh, y el Centro de Pronóstico y Alerta para las Inundaciones, introdujo también un sistema interactivo de respuesta de voz de alerta temprana. Al marcar “10941”, 110 millones de usuarios de teléfonos móviles en Bangladesh tienen acceso directo a las alertas de desastres hidro-meteorológicos inminentes.

Las radios comunitarias y tecnologías de telefonía móvil son sólo un aspecto del trabajo del CDMP. Ellos cuentan con un equipo de voluntarios que también ayudan a las personas a ir a lugares seguros. El CDMP ha ayudado a cambiar los esfuerzos de respuesta en materia de desastres a una planificación y preparación para las emergencias, al tiempo que apoya la creación de infraestructura para asistir a las personas durante y después de un desastre.

El proyecto equivalente a US$ 76,3 millones está financiado conjuntamente por UKaid, la Unión Europea, SIDA, AusAid, Noruega, el PNUD y el Gobierno de Bangladesh.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe