En Myanmar, los jóvenes se unen para proteger los bosques

jóvenes regando plantas
La juventud de Naga siembra en el espacio habilitado para proveer plantas para los bosques de la comunidad. Foto: PNUD Myanmar/Decloitre

U Pay Ta Ru (22) se ha convertido en la voz para la conservación de los bosques. Su pueblo, situado en la cuenca del río Chindwin, es el hogar de unas 200 personas de la tribu Naga, en Myanmar.

Tradicionalmente, esta comunidad es conocida por quemar y desforestar los bosques. Después de la quema, cultivan la zona desforestada durante un año, luego se trasladan a una nueva localidad y empiezan nuevamente el proceso, práctica conocida como rotación de cultivos. Sin embargo, quemar y desforestar la tierra favorece su degradación.

Aspectos destacados

  • Más de 18.000 hectáreas de bosques fueron o serán conservadas.
  • 500 jóvenes de comunidades étnicas fueron capacitados en conservación de bosques.
  • 3 bosques están en proceso de ser establecidos a lo largo de un plan de gestión de 30 años.

“En nuestra cultura, las personas mayores son los líderes. Cuando comencé a formar parte de este proyecto [de conservación], estaban escépticos y pensaban que se vetaría la rotación de cultivos. Ahora, tras compartir mis conocimientos con ellos sobre los valores de nuestros bosques, están felices de apoyar a nuestro grupo juvenil”, dice U Pay Ta Ru, secretario del grupo juvenil del pueblo de Nar Tike.

El grupo, formado por siete hombres y cuatro mujeres, forma parte de una red de 45 grupos juveniles que participan en el programa de conservación de bosques. El PNUD ha implantado el Programa de las Naciones Unidas para Reducir las Emisiones de la Deforestación y la Degradación de Bosques en Myanmar (REDD+) en Khamti, Layshi y Lahe, tres municipios en el noroeste del país.

Aproximadamente el 47 % del territorio de Myanmar está cubierto por bosques. Las comunidades étnicas viven en un 0.19 % de esta superficie, que alberga aproximadamente a 100.000 personas de la tribu Naga, quienes viven de la caza y la agricultura de subsistencia.

“Elegimos a cinco movilizadores juveniles pertenecientes a organizaciones de la sociedad civil para que trabajen en cada municipio”, dice Khin Hnin Myint, jefe del proyecto del PNUD. “Nos aseguramos de elegir a jóvenes que hablaran la lengua local y conocieran la zona. Visitaron los pueblos con nuestros socios, explicaron el programa y participaron en la formación de los grupos juveniles. Algunos poblados se unieron enseguida, otros tardaron más”, asegura.

“El año pasado, un representante de las organizaciones de la sociedad civil vino a Khamti y explicó la importancia de conservar los bosques, ya que no solo protegen la vida de las plantas y animales, sino que también se pueden obtener ingresos del comercio del carbono. Si se talan los árboles es necesario plantar más. Animó a los grupos juveniles a empezar activamente a conservar los bosques”, dijo U Pay Ta Ru.

juventud con mapaU Pay Ta Ru y Monge Kho con un mapa del área de donde se planea plantar un bosque comunitario. Foto: PNUD Myanmar/Decloitre

Con la aprobación de los mayores, el grupo de Nar Tike desarrolló un plan de uso de la tierra para las 80 hectáreas que actualmente están en barbecho o cultivadas y que se convertirán nuevamente y de forma gradual en bosque. La idea es obtener madera de agar, teca y habas amargas, usando las semillas de un vivero establecido por el programa.

Los jóvenes han obtenido también conocimientos técnicos sobre diversos temas, incluyendo la medición del carbono almacenado y el establecimiento de bosques comunitarios, y capacitaciones en comercio de carbono.

El PNUD apoya la plantación de bosques comunitarios en tres de los 45 pueblos participantes. Un bosque comunitario aporta los beneficios de un bosque de forma sostenible. Los productos derivados, incluida la madera, pueden ser obtenidos si se asegura que los árboles serán replantados de forma sistemática. Ya se han plantado tres bosques para suplir las necesidades de la comunidad.

Los bosques comunitarios serán establecidos siguiendo un procedimiento de nueve pasos: desde establecer un comité de gestión e identificar el lugar, hasta identificar la propiedad de la tierra y desarrollar un plan de gestión de 30 años. Con el certificado de bosque comunitario otorgado por el Departamento de Bosques, los pobladores pueden establecer sus propios bosques.

Los pueblos también pueden participar en el comercio del carbono a través de REDD+, una solución de mitigación del cambio climático que incentiva a los países en desarrollo a mantener sus bosques. Estos países en desarrollo recibirán pagos por acciones que muestren resultados para reducir las emisiones de carbono provenientes de los bosques.

Además de conservar los bosques, el programa lleva a cabo diversas capacitaciones así como iniciativas en asuntos de género para fomentar una mayor participación de las mujeres.

Monge Kho (20) del pueblo de Nar Tike, es una de ellas: “He aprendido muchas cosas y personalmente mi confianza ha crecido y he ganado la capacidad de hablar en público”.

Nar Tike espera establecer su propio bosque comunitario en 2016 como parte del plan de uso de la tierra que han desarrollado.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe