Agricultores libaneses luchan contra el cambio climático

agricultor libanés
La instalación de un sistema de riego que recoge agua de lluvia significa que agricultores como Mohammad ya no deben comprar agua para el riego durante los meses de sequía. Foto: PNUD Líbano.

Mohammad Tayy, Farid Abou Merhi y Souhail Awad siempre han utilizado agua de los pozos artesianos para regar sus granjas en el Líbano. Mohammad y Farid poseen granjas costeras en Choueifat y Damour, y Souhail en Kfarmashoun, en la cordillera del Monte Líbano. También utilizan el agua de los pozos para sus invernaderos, donde cultivan tomates, pepinos y fresas durante todo el año.

Sin embargo, el cambio climático ha hecho más difícil el cultivo. Diciembre, enero y febrero suelen ser los meses más lluviosos en el Líbano, y estas lluvias y nevadas renuevan los niveles de agua de los pozos.

Aspectos destacados

  • En respuesta al cambio climático y a la escasez de agua, el riego con agua de lluvia de los invernaderos se introdujo como estudio piloto en tres fincas.
  • Estas instalaciones recolectan más de 1.000.000 m3 de agua en una sola estación; los agricultores locales no necesitaron adquirir agua fresca para irrigación durante la temporada de sequía.
  • El proyecto piloto contribute a mejorar la calidad de vida al permitir un ahorro aproximado de US$ 6.500 al año en agua para irrigación.
  • La continuidad del proyecto se asegurará a través de la creación de una guía para los agricultores locales.

En las últimas décadas, estos meses han registrado marcados descensos en las precipitaciones y la capa de nieve. Antes de 1990, una zona promedio de 2.280 km2 de zonas montañosas quedaba cubierta por la nieve, cifra que ha disminuido desde entonces hasta 1.925 km2.

Los pozos no se recargan como antes, y obligan a los agricultores a bombear agua desde niveles cada vez más profundos. Es un procedimiento que tiene sus riesgos, ya que no sólo significa una explotación del agua subterránea más rápida que su renovación, sino que también se corre el riesgo, al excavar muy profundo, de provocar la entrada de agua salada en los pozos.

“Las cosas empeoran durante la estación seca veraniega”, dice Mohammad. “Durante los últimos tres o cuatro años, nos hemos visto obligados a comprar cisternas de agua dulce para el riego a precios exorbitantes debido a la escasez crónica de agua y la salinización”.

Para hacer frente a este escenario, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se asoció con el ministerio de Medio Ambiente libanés en un proyecto para aumentar la resiliencia de los agricultores ante el cambio climático. A partir de octubre de 2013 y con el financiamiento del Fondo de Recuperación del Líbano, el proyecto implementó sistemas de captación de agua de lluvia instalados en los invernaderos. El sistema consiste en estructuras de canalones semicirculares que recubren los techos de los invernaderos, recogen el agua de lluvia y la dirigen a tanques de almacenamiento.

Ahora Mohammad, Farid y Souhail pueden utilizar el agua recogida para regar sus cultivos en los meses secos.

Mientras que los invernaderos en la finca de Choueifat requieren 543,1 m3 de agua, el agua recogida por el nuevo sistema añade hasta 1,084.1 m3, casi el doble de lo necesario. Mohamed ahora puede utilizar el exceso de agua para regar sus campos, opción preferible al uso de agua subterránea salina.


“Estoy muy satisfecho”, afirma Mohamed. “El verano pasado no tuve necesidad de comprar tanques de agua dulce para el riego, gracias al agua de lluvia recogida”, quien planea utilizar esta tecnología en otro invernadero en el sur del país.

Souhail también ha conseguido impresionantes resultados: ha recogido 999,840 m3 de agua, cuando sólo necesita 1.204 m3 para los invernaderos. Los tres agricultores aseguran que el aumento en la disponibilidad de agua ha permitido mejorar la productividad de sus fincas y reducir los costos de operación, ahorrando un promedio total de US$ 6.500 por año.

“Hay muchos beneficios”, dice Vahakn Kabakian, gerente de proyecto del PNUD. “Los agricultores están ahorrando lo que utilizaban en la compra de agua para riego y bombeo. En segundo lugar, se protegerá la calidad del agua subterránea de la contaminación y salinización. Y en tercer lugar, se mantendrá la cantidad de agua ya que la recarga natural no sufrirá los efectos de un exceso de bombeo.”

Por último, Kabakian afirma que los agricultores están ayudando a combatir el cambio climático. “Esta iniciativa es una medida de adaptación que tiene un gran efecto benéfico paralelo de mitigación, ya que las emisiones de CO2 de la energía consumida para el bombeo de agua disminuirán”, asegura.

“Estamos contentos al ver indicios de solución de la crisis del agua, que ha puesto los medios de vida de tantos agricultores libaneses en riesgo”, dice Samar Malek, jefe del servicio de Tecnología Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente libanés.

El PNUD ha sintetizado las lecciones aprendidas y las convirtió en directrices destinadas a  iniciativas similares en todo el Líbano. El manual “Rainwater Harvesting from Greenhouse Tops” (captación del agua de lluvia a partir de los invernaderos) pronto será difundido entre los agricultores locales.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe