La actitud es la clave del éxito para jóvenes mexicanos

Slide
El programa tiene una cobertura de más de 4 mil escuelas públicas de bachillerato. Foto: Secretaría de Educación Media Superior (SEMS)
Slide
Docente del plantel COBAEV 18, Coatzacoalcos, Veracruz. Foto: PNUD México
Slide
Joven en el Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (CETMAR), Acapulco, Guerrero. Foto: Secretaría de Educación Media Superior (SEMS)
Slide
A través de Construye T, se busca formar jóvenes que sean capaces de enfrentar sus propios retos y sean gestores de sus emociones. Foto: PNUD México
Slide
Alumnos del Colegio de Bachilleres del Estado de Oaxaca Plantel 7, Tuxtepec.
Slide
Kevin recibe el premio tras haber obtenido el segundo lugar en el Concurso de Dibujo.
Slide
Ceremonia de premiación a los ganadores del Primer Concurso de Dibujo Construye T. Foto: PNUD México

"Una gotita puede romper rocas cuando en verdad se quieren hacer las cosas", asegura Frank Kevin González Torres (18), estudiante mexicano y uno de los ganadores del Concurso de Dibujo del programa Construye T, certamen que congregó a 4.000 estudiantes de todo el país.

Construye T es una iniciativa de la Subsecretaría de Educación Media Superior (SEMS) de México y el PNUD que contribuye al desarrollo de las habilidades socioemocionales de las y los jóvenes que cursan el nivel medio superior, a través de iniciativas de participación juvenil, talleres de formación para docentes y directivos, y materiales especializados.

Aspectos destacados

  • 25 mil docentes y directivos de 2.500 bachilleres fueron capacitados en habilidades socioemocionales.
  • La conformación de Comités Construye T en cada plantel movilizó a alrededor de 43 mil integrantes de las comunidades escolares.
  • Se realizaron cerca de 2.000 proyectos escolares y más de 9.000 proyectos juveniles, de los cuales el 80% y el 48.7%, respectivamente, estuvieron destinados a implementar acciones para mejorar la convivencia escolar.

A través de Construye T, el sistema educativo busca formar a jóvenes que sean capaces de enfrentar sus propios retos, puedan desarrollar su autoestima y talento, sean gestores de sus emociones y tengan buenas relaciones interpersonales.

Actualmente el programa tiene una cobertura de más de 4 mil escuelas públicas en beneficio de cerca de 3 millones de jóvenes para promover su bienestar y generar una sana convivencia en los espacios escolares. Esto lo posiciona como el programa más grande en el mundo relacionado con el desarrollo de habilidades socioemocionales.

A través del programa se capacitaron más de 25 mil docentes y directivos de 2.500 alumnos de bachillerato en habilidades socioemocionales y se desarrollaron materiales prácticos e informativos diseñados para estudiantes, docentes y directivos. Estos consisten en infografías, videos, documentos técnicos y más de 250 fichas de actividades para el desarrollo socioemocional.

Además, se conformaron Comités Construye T en cada plantel, lo cual movilizó a alrededor de 43 mil integrantes de las comunidades escolares. Se realizaron cerca de 2.000 proyectos escolares y más de 9.000 proyectos juveniles, de los cuales el 80% y el 48.7% respectivamente, estuvieron destinados a implementar acciones para mejorar la convivencia escolar. Estos abarcaron desde proyectos de radio, concursos de baile y expresiones artísticas, hasta murales y proyectos de reciclaje.

La mecánica de la vida

Kevin es estudiante de sexto semestre en un Colegio de Bachilleres en el estado de Tamaulipas, al noroeste del país. Haber sido reconocido por su trabajo en el concurso de dibujo es uno de los mayores logros de su vida. El joven estudia durante el día y trabaja por las noches en una fábrica manufacturera de piezas automotrices, con el fin de ahorrar para mudarse a una de las grandes ciudades del país a estudiar tecnología interactiva en animación digital.

“El programa es como un espejo que ayuda a conocerte y saber qué cambiar y qué mantener de ti”, asegura.

En México, estudios del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA 2015) señalan que sólo una sexta parte de los estudiantes del nivel medio superior reporta un alto nivel de perseverancia, dos de cada 10 señalan contar con habilidades para la toma de decisiones, uno de cada siete sabe manejar adecuadamente el estrés, y dos de cada 100 tienen un alto nivel de empatía.

Por ello, conocer el contexto de habilidades socioemocionales donde trabaja el programa es fundamental. Una encuesta en los planteles Construye T muestra que el 37.5% de los jóvenes tiene un nivel adecuado de autocontrol o manejo de emociones, mientras que el 33% se encuentra en un nivel no óptimo para su edad. Además, sólo un 36% de los jóvenes tiene un nivel adecuado de manejo de conflictos interpersonales, mientras que el 27% se encuentra en un nivel no óptimo para esta habilidad.

La Coordinadora Residente de la ONU en México y Representante del PNUD, Marcia de Castro, resalta “la importancia de las habilidades socioemocionales en el contexto de la educación de México para promover el bienestar y éxito de las y los jóvenes y generar una sana convivencia en los espacios escolares”.

Según Kevin, “muchas veces los jóvenes nos apartamos, no creemos en lo capaces que podemos ser. Nos limitamos porque la gente nos dice que somos muy jóvenes. Pero nosotros podemos tener voz y voto en las decisiones de la sociedad, la familia, o el país. No somos el futuro, sino el presente, aunque a veces nos digan lo contrario. Si nos toca construir al país, nos toca construirnos primero a nosotros mismos”.

Para el joven, las habilidades socioemocionales son parte de la actitud con la que se asumen las circunstancias y retos del día a día. “El éxito está en asumir la mejor actitud posible que nos permita llegar a donde nos proponemos, sin dejar de lado el valor de aquellos que forman parte de nuestra vida”, dice. Así es como funciona “la mecánica extraordinaria de la vida”.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe